Google

miércoles, 28 de enero de 2009

Visite nuestras bostas

Ya no se repite tanto como antes, pero aún así, nunca dejó de ser común que algún lugar de veraneo se publicite mostrando imágenes de su éxito, vale decir, de mi imposibilidad de encontrar allí lo que busco. Fotos con playas atiborradas y peatonales ídem, me hacen imaginar los sonidos de la jauría humana, la lucha por el territorio, las exposiciones vanidosas de quienes fueron porque sí les atrajo saber que el resto va, el tener que cuidar la cartera (de otros que también fueron por eso)... en fin: la ausencia del rélax que preciso tras un año laboral.
Nuestra sociedad misma parece promover el valor de estar "pum! para arriba" las 24 hs. Un aviso de TV -por ejemplo- grita enfervorizadamente para que les compremos un bocado para niños y su slogan es "Energía para no parar"... ¡pero si estos chicos ya son un terremoto de vitalidad! Y aún si no fueran más que mustios pichones pálidos... los llevaría al pediatra. Es de aquél mismo modo que los lugares de veraneo no encuentran qué ofrecernos si ven que a su playa no va nadie (aunque esté libre de los restos de basura que hay que andar pateando en otras), si su "centro" es demasiado tranquilo para salir por E! Entertainment o su idioscincracia impide a uno pasearse en moto de agua entre los bañistas, en cuatriciclo entre la gente, impedir el descanso ajeno o arruinar monumentos naturales.
.
Gracias, pero no quiero. Ya dimos. No me interesa tener un Casino en una aldea rústica que aún no tiene un hospital como merece. Confórmense con los paraísos que ya antes sacrificamos a la depredación comercial. Los lugares hermosos deberían apenas informarse entre iguales, o incluso ser secretos, si los marginales que allí llegamos queremos evitar que esto pase a ser una invasión masiva de la especie que arruina todo cuanto toca. Los lugares "únicos" deberían proteger su acceso de los "emprendedores" que querrán convertirlo en otra imitación de sitios ya existentes.
Así como al fast food se le opuso el slow food, en Turismo tendría que haber un Organismo para Lugares Bodrio (OLuBod), al que no quiera consultar ningún "repiola" y sólo nos ofrezca a nosotros -los gilunes- lugares que, en vez de vender carcajadas prefabricadas, sólo pueden brindar... una pacífica sonrisa.
.
PD: Como se puede ver, las 4 fotos a las que vinculamos con trazo grueso en la nota, corresponden a páginas turísticas que promocionan lugares por Internet.

18 comentarios:

Sacerdote dijo...

Unser, esas fotos me ahogan!

Tiburina dijo...

Claaaro. Yo necesito mas que nada además de poca gente, si-len-cio. Me aguanto a todos los ruidos del edificio y de la calle todo el año y en vacaciones no quiero escuchar nada!

Pero claaaro, la que me alquilo teni aun perro en la terraza, que a las 4 de la mañana se ponia a correr cual caballo desbocado.

Bueno, gracias por la terapia Dr.

La candorosa dijo...

Odio las promociones mostrando estres vacacional!!! ajajaaa

Se lo dice una ciudadana marplatense, que sabe donde están las playas tranquilas, mientras otros se amontonan como "piojo en costura!!"

Abrazos!!!

guadis! dijo...

No te recomiendo Carlos Paz! Fui el miércoles a ver el Flaco Pailos y era un INFIERNO de veraneantes!!!

ENSUCORCEL dijo...

Hace muchos años leí en una Selecciones una anécdota de John Wayne. Decía que se iba ir de vacaciones en su auto e iba a poner sobre el capó un poster gigante de Marilyn Monroe. -¿Para qué?, le preguntaron.
-Voy a tomar la ruta desde Hollywood hacia New York, y cuando alguien me pregunte quién es la chica de la foto, ahí me quedo- contestó.
Yo voy tachando mentalmente los lugares que me resultan desagradables. Que son la gran mayoría. Lo peor es que están llenos de argentinos.

cerriwden dijo...

Unser
Le agradezco las fotos, son tan agobiantes algunas, que es como si hubiera estado allí.
el link está muy bueno. Encontré un libro de comidas tradicionales españolas, que está muy relacionado.
Pero estoy a dieta no estética. Así que tal vez el año que viene disfrute mejor de esa página.
muchos besos.
Mande fotos, que no fruta.

checly dijo...

La foto me recordó a Tribilín cuando iba a la playa y caminaba por las cabezas de la marea de gente. En unos años todos los lugares van a ser asi, como un chinatown...o todo lo contrario, y no va a quedar nadie.

Guty dijo...

Deberías ir donde yo fui, anotá este sitio: Villa Ciudad Parque, a 8 km de Villa Gral. Belgrano. Lo único que hay son árboles, cabañas y un río.
Por suerte, todavía no son tantos los que lo descubrieron.
Yo le esquivo a los centros turísticos, aunque paso por ahí como para chusmear, no puedo quedarme, me mareo, y los niños se me vuelven más locos.
Che, viste que locura las rutas? Por todas las sierras vas a paso de hombre por la cantidad de tráfico, especialmente entre La Falda-Cosquín.

Fla-q dijo...

Pero deje que se vayan todos, Servidor!
Buenos Aires en Enero es haaaarrrmoosssssaaaaaaa!

Rapote dijo...

¿Ésas fotos "promocionan"? ¿En serio?

Debe haber un error amigazo. Con esas fotos no podrían venderle unas vacaciones a nadie. Bueh, a 'nadie' como nosotros tal parece...

¡Aaarrrrrgggghhhhh!
;) Rapote

Almafuerte dijo...

Lugar de vacaciones es donde no hay ascensor (ni paradores, playas con sponsor, ni banderas al viento de Movistar y Pindongacard).

Esto es lógico para los que vivimos en grandes ciudades, y para los que ya estuvimos a los 17 años en esas playas donde estaban todos (todos los de nuestra misma edad y del sexo opuesto...). Hoy tengo un par de lugares bien gilunes para recomendar, tal vez podríamos hacer una lista?

Pero ojo, mi conyuge una vez me apuntó algo cierto: los lugares masivos tienen la ventaja de concentrar el turismo más depredador en un punto, dejando en paz al resto en beneficio de la naturaleza, y de nosotros los gilunes.

Esto sucede particularmente en playas y en las sierras: están los "balnearios" recomendados en las oficinas turísticas, lugares abominables en los que se pierde toda fe en la humanidad mientras uno va pateando mugre y pañales sucios. Y después está todo lo demás, discretamente y sin hacer ruido.

Zippo dijo...

Bueno, pero hay que señalar que la costumbre gregaria es bien porteña, eh.
Una vez, estando mojando mis pies en el dique Potrero de los Funes, San Luis,solo con el atardecer en el rostro y el ruido de la brisa en mis oídos, llegó una familia de porteños al lugar y, teniendo TODA LA COSTA del embalse para ellos solos, se acomodaron a escasos 3 metros de donde estaba yo.Todo eso en medio del griterío de los niños, improperios del señor y quejas de la señora, amén de la música del auto.Parecía que hasta disfrutaban escuchando el eco de sus voces en el lugar.
No hay caso, ven una persona y se le van al lado, quizás suponiendo que ése es el mejor lugar para estar. Bah, supongo.O a lo mejor le temen a la soledad.

Abrujandra dijo...

Uh..pero qué poca tolerancia,si se atiborran las playas todos los veranos debe ser que se "descansa".
Yo hice una semana de plaia y otra de montania como para no quedarme con las ganas.

Abrujandra dijo...

Debe ser relajante, miro la foto y creo que la tomó Mirta Legrand (¿Le Grand?) de la gente que la va a esperar para saludarla en Mardel...perdón, ya termino, me voy al patio, me suicido y vuelvo.

Vachi dijo...

Nunca entendí los llamadores de gente para los lugares turísticos en gral. Es muy fuerte. A mí me da como cierta fobia cada vez que escucho que no hay pasajes hasta dentro de 10 días para viajar a tal o cual ciudad, y que se acaban las provisiones de los almacenes y panaderíasa las 7 de la tarde o que hay que hacer 2 horas de cola para comprar una coca en algún super. Y cada vez los lugares se vuelven más así, es como una fiebre. Yo huyo :) Será que los bloggers nos entendemos por ser más solitarios y antisociales en la vida real?
Un beso enorme Unser!!!

Milenius dijo...

No sé... es un tema. A mi no me gustan los atiborramientos de gente, pero me gusta mucho el mar. Quizá por eso, si voy a Mar del Plata, no voy en enero. Somos muy invasivos... Mar de las Pampas era hermoso cuando no había nada ni nadie. Ahora es insoportable. Esa cosa de porteño que dice que sueña con vivir en un lugar así y después vuelve a Buenos Aires a pasarte por encima con el auto. No sé, lo siento muy hipócrita. Yo vivo sobre calle de tierra, y los cercos eran alambrados, un lugar tranqui, adonde mucho porteño eligió tener su quinta. Y como les molesta la tierra empiezan a hinchar con el asfalto y tapian las casas como si fueran fortalezas medievales. ¿En qué quedamos? pluff, hablo mucho. Será porque estuve en silencio muchos días...

Pazcual dijo...

Si allá llueve, aquí no escampa. Anda a ver Cartagena los días de enero..da es miedo la berraca!!

Saludos,

Paz

unServidor dijo...

Sacer: Es que la gente tapaba que la marea iba subiendo.
:P
Tibu: No soy el terapeuta; esto es un grupo de autoayuda.
XD
Cando: ¡Santos Peraltas-Ramos, Batichica! Si lo sabrás vos, entonces...
;)
Guadis: Dicen que el constructor del dique se mató por las críticas injustificadas... Para mí que soñó lo que sería eso en el futuro.
:P
Ensucorcel: Muy buena anécdota la del tal Juancito y esa Marilina...
;D
Cerri: Para las fotos habrá que esperar a marzo supongo, pero ya vendrán, ya vendrán.
:)
Checly: ¿Cómo que nadie? ¿Tampoco Tribilín?!
;P
Guty: Quiero distribuir la riqueza, sólo para que todos usen avión, y me dejen las rutas a mí.
;)
Fla-q: Con aire acondicionado, qué viva...
XD
Rapo: Habría que hacer un programa de verano llamado "Chivate conmigo"...
:P
Alma: Interesante reflexión la de su cónyuge, pero esa gente se reproduce tanto que van ganando nuevos sitios. Y es lógico: yo entre tanta gente volvería embarazado.
XD
Zippo: Como los perros abandonados de la playa, pero ni notan la metáfora.
=/
Abru: Si van a descansar, no sé porqué dejan tantas latas de "Speed" tiradas por ahí...
XD
Vachi: En la cola de la autopista el día en que vuelven de su veraneo, pierden todo el relax recargado en las vacaciones.
=/
Mile: Yo no paso por encima el auto a nadie en la ciudad. A lo sumo, pisé un sapo en la ruta.
;D
Paz: ¡Eso, eso! ¡Quiero ir a Cartagena, los días que vos digas!
XD