Google

lunes, 12 de octubre de 2009

La maldición de Malinche

Malintzin era una niña cuando el pueblo que gobernaba su padre fue vencido por los mayas, hace de esto cinco siglos. Ella hablaba el idioma náhuatl de los aztecas, y ahora -entregada como un tributo a los ganadores- debía aprender una nueva lengua. Pero también los mayas, unos años después, tendrán que ofrecerla como esclava a otros vencedores: unos pálidos centauros de armas con fuego, comandados por un tal Hernán Cortés, quien la bautizó en la fe católica con el nombre de Marina... para luego regalarla a uno de sus capitanes, casarla más adelante con otro hidalgo, y en el medio, preñarla él mismo.
La adolescente aprendió rápidamente el castellano, pasando entonces a ser trilingüe, razón por la que sus señores la llamaban "doña Marina la lengua" y sus compatriotas Malinalli Tenépatl, que -en definitiva- venía a significar más o menos lo mismo. Ella no sólo permitió la comunicación entre unos y otros, sino que al responder sus preguntas a los españoles debió dar importante información sobre los lugareños, información que los conquistadores aprovecharían.
Malinche presenció la gran Historia desde un lugar privilegiado... pero nada envidiable. Estuvo en Tenochtitlan entre Cortés y el emperador Moctezuma, al que aniquilaron las pedradas de su propia gente, al verlo junto al mismo invasor que realizó una reciente masacre en plena fiesta religiosa. Ella debió traducir lo que decía el capturado Cuauhtémoc, cuando éste puso la mano sobre el puñal de Cortés... pidiendo ser matado por no haber sabido defender a su gente. Pero el último líder mexica sería ahorcado más tarde, tras 4 años de torturas que incluyeron freírle -literalmente- manos y pies. ¿Dejarían huella, sus quejas, al pasar por la traductora?
La Malinche fue producto de un continente desunido, inmerso en enfrentamientos internos. De ello, también fue producto la victoria de Cortés. De ambos, el producto fue un mestizo que detenta antes que nadie el tener nuestra "raza" actual, si ésta existe. Lo llamaron Martín, como el dios de la guerra de una primitiva Europa politeísta. De toda esta historia surgió una nueva palabra: malinchismo. Malinche murió a los 27 años, de viruela, letal producto de ese viejo mundo al que ella servía entregada. Y de América fue producto la mayor parte del oro que las nuevas potencias prestarán luego a nuestros países, los cuales hoy siguen adeudando lo que alguna vez fue suyo.
Su soberanía.


20 comentarios:

Briks dijo...

FELIZ DIA DE LA RAZA !!


ah no...acá eso no...








(es un chiste. yo no lo festejo)

Nick dijo...

Como dice Barcelona, siempre tan atinados ellos en sus notas, "Esperemos que la gente de los pueblos originarios aproveche el fin de semana largo para hacer miniturismo".

De historias como esta está plagado nuestro pasado y nadie nunca pagó por esos crímenes, ni pagará. Gracias madre patria, les debemos una.

Fender Gebiet dijo...

Escuché esta canción en un cassette negro virgen (bueno, ya no tanto) que me regalaron con la música tomada del mismo festival, allá por el año 85 u 86. Quedé enamorado, obviamente, de la voz de Amparito Ochoa pero no sabía que existía un video y que estaba en Youtube.

Obviamente, siendo de la generación de "Las venas abiertas..." no tengo más que decir que ¡Gracias!

El Gaucho Santillán dijo...

Mi abuelo decìa que el mundo anda para el traste, porque hay "demasiados brutos con poder, demasiados ignorantes con plata, y demasiados gallegos con tìtulo".

El era gallego, asì que deberìa saber de que hablaba.

Saludos

La candorosa dijo...

Excelente post!!

La parte de la historia que nos cuenta lo que tantos se empeñan en ocultar, en olvidar!!!

Saludos!!

DeLocksley dijo...

soberanía, soberanía...
q´cazzo significaba eso?

ENSUCORCEL dijo...

Corto y pego:
""""...yo nomás recuerdo el castigo de moctezuma, o sea la diarrea
A que te refieres, porque que yo sepa, no hay maldición de Malinche, hay un "Castigo de Moctezuma", que se dice que sufren las personas que visitan México y no toleran la comida condimentada y sufren de diarrea, la cual era causada más bien por el mal estado de las aguas que había hace tiempo en las ciudades mexicanas.
A la Malinche, se le relaciona con las personas que traicionan a los suyos, porque la Malinche sirvió a Cortés como intérprete para hablar con los Aztecas, y con otros pueblos nahuas del Valle de México y le sirvió también cuando hizo su viaje a las Hibueras, o hacia lo que hoy es Centroamérica.
espero te sirva esta información.... en ningún caso es maldición...
Fuente(s):
México a través de los Siglos""""

Así me la acordaba yo, lo que le pasó a Passarella por lavarse los dientes con agua corriente y no de botella de agua mineral.

Malinche: persona non grata. Sinónimo de traidora.

unServidor dijo...

Bricks: No es cosa de festejar, aunque sí de "con-memorar".

Nick: Temo que si algunas dictaduras no vuelven, es porque -malinchismo mediante- ya no requieren de la fuerza bruta.

Fender: El disco estuvo en mis manos en aquél entonces, que parece no hace tanto... hasta que vemos cómo está Gabino HOY y ¡se me arruga el espejo!

Gaucho: A tu abuelo le gustaba una galleguita, que lo menospreció por otro con título... ¡a mí no me engaña!

Candorosa: Una historia que continúa, y seguimos negando. Oouh, yeah!

DeLocks: Ejercicio del derecho a la propia identidad, que se corrompe al valorar lo ajeno porque sí y buscar imitarlo. No, no lo dice el diccionario.

Ensucorcel: Malinche tampoco tuvo mucha patria que traicionar (Cortés llega cuando todos están contra todos) y hasta diría que sigue la tradición en la que creció: las esclavas obedecen a sus nuevos amos, a los que la entregaron los suyos siguiendo la costumbre...
Es una historia complicada, aunque interesante, por lo habitual que se hizo desde entonces hallar nativas fascinadas por gringos. Pero no debe olvidarse que Malinche era una púber cuando arrancan los acontecimientos.
La maldición no consiste en que los turistas tengan cagadera, sino que es otra que sufrimos los latinoamericanos: "el maleficio de brindar al extranjero nuestra fe, nuestra cultura, nuestro pan... nuestro dinero".

Fender Gebiet dijo...

Les recomiendo a todos la lectura de la Saga de los Confines, de Liliana Bodoc, una especie de historia paralela y épica sobre la llegada de los españoles a América, aunque no muy histórica que digamos.

Pazcual dijo...

Leyendote a ti y a William Ospina (escritor colombiano que ha escrito acerca de la conquista), me revuelve la crueldad del hombre. Y más que asquearme, me da impotencia porque no se pudo hacer nada y todavía, no hacemos nada.

Saludos,

Paz

Daniel Os dijo...

Cambiando algunos nombres bien podríamos contar esta historia como otra más reciente.

Lamentablemente, quinientos años después podemos hablar de orgullos nacionales americanos pero nuestro ADN sigue tan primitivo como el del que invade, corrompe, tortura, exilia y despoja.

De este tipo de anecdotarios se trata la especie humana… y el tiempo no nos termina de curar.
D.

Carugo dijo...

UnServidor:
Lamenmtablemente debemos aprender lo que la historia del hombre nos muestra.
El más fuerte sometge al más débil....
Un saludo

ElFlaco dijo...

Como decia un amigo que tenia en Rep. Dominicana "aca querido amigo no festejamos, sufrimos ser la patria donde todo comenzó"
La Maliche fue victima de la cruel "penetracion Cultural" literalmente hablando.
Exelente Post como siempre.

Yoni Bigud dijo...

Injusta definición la del malinchismo. Vivimos, sin duda, en un mundo injusto.

Un saludo.

unServidor dijo...

Fender: Se agradece la recomendación. Ahora falta que otro me ofrezca Tiempo...
:)

Paz: "Divide y reinarás" dijo alguno, no recuerdo quién. Y estamos divididos, así que alguien nos está reinando. Su fórmula es el "pan y circo" que dijo otro (no recuerdo quién), y se ve que existe, pues hay pan para algunos mucho circo para todos...
=/

Daniel Os: Pues sí. Y en un bando habrán varias Malinches por cada Cuauhtémoc, y en el otro, varios Cortés por cada De las Casas. No sé si "Venceremos", o si "No pasarán", pero de seguro... "Resistiré".
;)

Carugo: En mi humilde opinión, creo que todos tenemos distintas fuerzas y debilidades, y que se vence más bien por razones de táctica y estrategia (sostenidas en el conocimiento propio) y hasta por el azar, y que es después de los resultados que se dictamina quién es el fuerte y quién el débil. De todos modos, no estaría mal que me meta en un gimnasio...
;P

Flaco: Y en esa penetración (llámese violación, o hacer el amor) siempre hay más de un protagonista. Y los gritos, no siempre son de placer.
:|

Yoni: Muchos personajes históricos han sido estigmatizados por el simplismo de nuestras sentencias. Y este, está incluso avalado por la REAL academia ESPAÑOLA...
:0

Daniel Os dijo...

¿O sea que el problema de Passarela fue "Castigo de Moctezuma"? Yo creía que su problemita fue la dupla Maradona-Bilardo y que dos décadas después el castigo le cayó a toda la selección…

ENSUCORCEL dijo...

La versión de la historia del gran capitán Passarella es que podría haber jugado en los dos mundiales en que Argentina fue campeón.
Cito: En el ‘86 la selección Argentina tambien sufrió de la venganza de Moctezuma.
Daniel Passarella fue su victima.
Si bien nunca se aclaró lo suficiente el tema (había también un tema de capitania disputado con Maradona), lo cierto es que el central (que habia sido capitan en el ‘78) no pudo disputar un solo partido…
La otra maldición es la siguiente: en 1986 la selección que comandaba Bilardo pasó por casualidad por el santuario de la virgen de Tilcara antes del mundial y le prometieron volver si los ayudaba a ganar la copa. La virgencita cumplió pero no el conjunto albiceleste y es por eso que desde entonces no pegamos una en los mundiales.
Por más que tengamos a Palermo que parece un enviado del cielo el seleccionado de la AFA debería cumplir con la palabra empeñada y darse una vuelta por Tilcara antes de ir al continente negro y volver en la primera ronda.

Comentario a pedido del jefe del blog, arguyendo ignorancia del fóbal.

Daniel Os dijo...

Argüiré semejante o aún más potenciada ignorancia balompédica que la del jefecito y evitaré improvisar nuevas razones o tomar partido por alguna de las que se filtraron entre las barreras de silencio planteadas allá lejos y hace tiempo. Sólo sospecho, más por desconfiado de las supersticiones y cábalas, que aunque recomiendo cumplir con las promesas, con una buena estrategia deportiva debiera ser más o menos suficiente.
D.

ENSUCORCEL dijo...

Por Malinche fuimos a Moctezuma y de la ignorancia vamos al fútbol.

Toda carta tiene su contra. Y toda estrategia puede ser contrarrestada. A veces los mejores jugadores no hacen el mejor equipo. Y mosquitas muertas pueden hacer milagros. Bah, goles.
Y en el fútbol no siempre gana el mejor, gana el campeón.

unServidor dijo...

Gracias Ensucorcel y Daniel, por dejarme más claro de qué estaban hablando.
Y a mis compañeros de laburo, por informarme que hoy hay cierto partido de cierta importancia...
;P