Google

miércoles, 27 de octubre de 2010

De censos y ex-presidentes

El Censo de 1980 fue realizado bajo la dictadura militar, y no se recuerdan quejas masivas: el clima de inseguridad tenía prohibida su sensación térmica, aunque los secuestradores ya existían, sólo que entonces eran -en todo sentido- oficiales. Luego vendría la guerra de Malvinas, y la gente celebrando espontáneamente la locura un 2 de abril en Plaza de Mayo. Luego vendría la derrota, y la gente celebrando ¿espontáneamente? la caída de un Régimen cuyas miserias recién empezaban a descubrir pese a haberlas tenido frente a los ojos.
El Censo de 1990 no se hizo, hasta 1991. A aquél gobierno militar le había vuelto a seguir una experiencia democrática, esta vez consolidada en buena medida gracias a la gestión de un estadista como Alfonsín, y no tanto por la de quienes buscaron levantamientos desde regimientos -en casos de extremas- o pararon más de una docena de veces al país, en el caso de la media mediocre. La gente votó el discurso populista de Menem en 1989, y votó el discurso privatista de Menem en 1995.
El Censo del 2000 también se corrió al 2001. Otra vez debió realizarse al año de asumir un nuevo gobierno, esta vez el de Fernando de la Rúa, quien desde una alianza progresista y opositora intentó mantener la ficción neoliberal previa del "1 a 1". El mismo año en que nos censaban, cesaría su gobierno de mala manera. La gente se volcó a las calles en medio de una crisis de consecuencias imprevisibles. Cuando llegaron las elecciones, votaron a Menem (iniciador de la política económica que ahora se derrumbaba) y a Kirchner. Le pese a quien le pese, fue éste último quien sacó entonces el país adelante. Y posiblemente, haya sido el mejor presidente de los últimos 20 años.
El Censo 2010 es el de ahora mismo. Alguna gente se niega a colaborar. Es la gente que participó anónimamente de varios de aquellos errores históricos. Es la gente que no vota ni participa, para que llegue cualquiera y después poder quejarse escandalizada como inocentes. Es la gente que justifica sus miserias porque las ajenas son mayores. Es la gente que se oponía a los cortes hasta que los hicieron ellos mismos. Es la gente que no celebra la vida pues festeja la muerte de sus rivales.
Soy opositor, pero soy democrático. El Censo -como el Bicentenario- es del país, no de un gobierno. Soy argentino. Aunque tal vez, no soy gente.
En el mejor caso -ojalá- soy pueblo.

17 comentarios:

ENSU dijo...

"Soy opositor, pero soy democrático."
Yo, por mi parte, soy un montón de cosas santas, mezclado con cosas humanas... ¿cómo te explico? Cosas humanas.
Soy democrático y opositor. Sin peros.

unServidor dijo...

Soy opositor, pero TAMBIÉN soy democrático. Ese sería el sentido, y va dirigido a cierta... gente.

Sergio Berton dijo...

Sinceramente no puedo estar más de acuerdo con las reflexiones. Yo no soy opositor, tampoco oficialista aunque si hay que elegir entre las dos, me siento más cerca de la segunda en algunas cuestiones.

Quiero a mi País pero alguna gente, particularmente hoy, me muestra que todavía hay mucho garca dando vueltas...

Un abrazo!

gabrielaa. dijo...

voto
participo
me censo
te abrazo

Mu dijo...

Nada más lindo que votar
Nada más lindo que ser censado
Nada más lindo que ser parte de...
Nada más lindo que comprometerse

Aquí el CENSO 2010 era una fiesta (las fotos del face lo demuestran) hasta que el censista y yo vimos la noticia por la tele.

http://www.facebook.com/profile.php?id=100001342148502&src=fftb#!/album.php?aid=25903&id=100001342148502

Nada más lindo que leer este blog

Nick dijo...

Una gran reflexión unSer.

Al igual que Sergio no soy oficialista (en el sentido de que no voté a este gobierno, no acostumbro ir a sus marchas y no estoy totalmente de acuerdo con ellos) pero soy menos opositor.

Acá nos censamos todos, nadie se quejó ni tratamos mal al censista y el, por su parte, no nos robó ni maltrató, aunque se tomó nuestra agua.

Rapote dijo...

Suscribo al 99%. Sólo cambiaría "-Soy opositor" por "-Sería opositor..." si hubiese una oposición coherente, sólida, capaz, etc. etc. etc.

Me pongo de la vereda K porque en la de enfrente hay gente con la que no comulgo y porque en el medio me atropellan.

No puedo creer lo que pasó (y pasa) en distintas redes sociales hoy, con ¿gente? burlándose de la muerte de Néstor Kirchner. Festejándola en muchos casos...

Los mismos que mandaban el mail para imprimir y colgar en la puerta de casa diciendo "-No te atiendo censista, te mandan los K"

Dolor, mucho.
Rapote

unServidor dijo...

Sergio: Garcas que viven quejándose, cuando a veces tienen más de lo que merecen ellos.

Gabrielaa: Abrazo.

Mu: Felicitaciones por los 110 años de Camarones.

Nick: Y claro... "ahora vienen por el agua"...

Rapote: La oposición no es un partido, y en tanto no me cuadra el maniqueísmo (no creo en 2 veredas) no me molesta decirme opositor. Pero sin dudas, soy el primer opositor a muchos opositores.

El Gaucho Santillán dijo...

Yo soy contrera.

Y soy democràtico, si me conviene.

Si no, pongo un paredòn, y los fusilo a todos. (que se asombran? vos sos asì! y vos. Y vos tambien)

Pero todavìa no agarrè la manija. Esperen, ya va a llegar.

Al turco no lo votè en el 90, ni en el 95!! (Èse fuiste vos Unserv!)

Pero me dio pena, esta muerte. Pobre mujer.

Y tiene que seguir adelante. No hay otra.

Que porquerìa es que la gente se muera.

Un abrazo.

unServidor dijo...

Jamás contemplé siquiera votar al Turco. Aún así, pude haber votado mal. Pero nunca lo voté, y ya me oponía desde que era gobernador de La Rioja y en un reportaje dijo haber leído las obras completas de Sócrates. Aún sabiéndolo mentiroso, lo votó igual la mayoría.

Fray Mollo dijo...

¿Cómo que no se hizo el censo en los 90? Se hizo en el 91.

unServidor dijo...

Corregido, GRACIAS (un riesgo de la escritura repentista cuando uno es desmemoriado).

El blogudo dijo...

Gracias, macho, por aportar claridad en momentos tan turbios.

Abrazo,

Juan.

licha dijo...

soy opositor pero soy democrático está muy bien.... pero me gusta más el "soy democrático" a secas.... si todos somos democráticos no se necesitaría ser opositor! =)

Marisa dijo...

¡¡¡Graaaacias por este post!!!
Mientras leía a mis "amigos de facebook" que se negaban a atender al censista porque los iba a atacar o porque no tenían ganas de ir a abrirle la puerta a uno que iba a molestar con preguntas, y a los que decían idioteces como "por fin te moriste, ladrón hijo de puta", descubrí que hay mejores cosas que hacer que quejarse de todo porque sí, y que es el momento de empezar a tirar para adelante con lo que queremos para nosotros, para nuestros hijos, para nuestros coterráneos. Y fui a la plaza, enojadísima con todo el mundo -sin ser kirchnerista, odiando la idea del peronismo de multiplicar la pobreza con cajas pan para que siempre haya alguien que los vote- por hacer verdad la no memoria de los argentinos... y me sorprendí, y disfruté, durante tres día, de mi pueblo, al que pertenezco -también soy la gente-, aprovechando el tiempo antes y después del trabajo para unirse con otros en el calor de ser argentinos, de reconocer que algunas cosas buenas nos pasaron, de reconocernos latinoamericanos que vamos para adelante de a poco... y claro, como vivo en Barrio Norte, los europeos de mis vecinos que aún extrañar ir a Disney cada verano tenían la tele en otro canal y pasaban por calles cortadas por culpa de negros que no quieren laburar y punteros políticos con panchos y cocas.

Marisa dijo...

Y perdón por haber dicho que soy parte del pueblo y de la gente, pero es así... vamos a seguir siendo gobernados por quienes vote la gente, vamos a seguir tragándonos lo que la gente dice en el noticiero, vamos a tener que seguir no sintiéndonos la gente cuando no amamos a Tinelli o decidimos, como nosotros, no tener televisión en casa... pero sí, somos parte de la gente. Ese sentirse afuera fue el que, en el caso de mi amado reciente esposo y yo, nos cubrió las espaldas discursivamente y nos hizo autoengañarnos en un "no te metás, total la gente". Y no está bueno, y no queremos. ¡Cuántas cosas, cuántas!

unServidor dijo...

Blogudo: Gracias a vos, por tanto.

PARA QUIEN NO LO SEPA, Juan es un gran autor y para estas fiestas ya pueden ir comprando su excelente libro de humor.

Licha: Bueno, tal vez no soy -literalmente- opositor. Digamos entonces... ¿amigo crítico?
Pasa que a veces el amigo crítico es visto como un opositor por el papista ortodoxo.

Marisa: Flor de catarsis, eh... jaja Me alegra ayudar en eso. Intenté contrarrestar la vergüenza que tiene "la gente" de sentirse parte del pueblo.
Saludos.