Google

lunes, 26 de septiembre de 2011

Se lee en la calle

Primero creí que le pasaron el nombre por teléfono al que hizo el afiche, pero Google me confirmó que así es como tratan al idioma estos músicos, así que zafé de ir este fin de semana a confirmarlo en vivo. O a explicarles que, en un mundo decadente, escribir mal es funcional a la decadencia. Sobre todo si lo que se destruye es la rebelión.
.
Pero además de ese afiche descubierto por el amigo Fender, hay otro empapelando toda la ciudad de Buenos Aires del que no puedo culpar a la alta pasta base gente de la obra promocionada sino a su difusor: además de los nombres de la película y su elenco, quien hizo este aviso debía escribir solamente UNA frase... ¿le costaba tanto releerla al final? ¿o se le enredó el final con la maravillosa historiaL real? Y bueno, total...
.
Como se observa con ambos casos, aquí no es un tema de presupuesto. El mechupaunhuevismo es general, y no precisamente retirado. Todavía podemos salir a la calle y comprobarlo.

3 comentarios:

El Gaucho Santillán dijo...

Sinceramente, uno no sabe que pensar.

Porque es imposible que lo hayan revisado y nadie se diera cuenta.

Podrìa ser probable que los hayan encargado en China y los chinos para traducir al castellano son un desastre.

Eso podrìa ser. Vinieron 50 millones de afiches asì, y ya estàn pagados y no los van a tirar.

Podrìa ser.

Saludos

Zoquett dijo...

Se habrán dado cuenta cuando ya tenían unos cuantos impresos, y ni habrán querido perder guita... andá a saber.
Ni que tuviera tanto texto el poster, que algo se les pueda escapar en la revisada :-/

Anónimo dijo...

Cuando leí el cartel de la película del delfín por primera vez no me dí cuenta del error. Parece una de esas ilusiones ópticas que no te podés dar cuenta del error de un texto.