Google

lunes, 10 de mayo de 2010

El don de agradecer

Ya lo cantaba Silvio Rodríguez: "Cuando Pedro salió a su ventana, no sabía... que la luz de esa clara mañana era luz de su último día". Así fue siempre (como decía en otra canción) "a pesar de la gente que crecía y olvidaba el don de agradecer". El don de agradecer... el don.

Semanas atrás, el marido de una amiga amaneció hablando dificultosamente. Averiguando la razón, descubrieron que tenía un cáncer en el cerebro. De pronto, le quedaban tres meses de vida. Urgentemente, había que operar. Lo más probable era que muera en la operación, o en todo caso, que sobreviva con secuelas tremendas. Sólo en caso de milagro, saldría vivo y en buen estado. Es lo que ocurrió la semana pasada.

En mis viajes por el país, siempre me llamaron la atención las devociones populares. Distintos centros de culto parecen recibir más visitas que cualquier templo, y allí, la gente con FE, pide y agradece. Siempre me conmovió verlos comunicarse con otra parte a la que uno no ve, y hasta podría despertarme algo de envidia saberlos vivir en plena maravilla... si no fuera que la ternura que me inspiran es mayor. Por eso este post no tiene humor. Aunque tenga gracia. Es mi homenaje a esa gente modesta de riqueza invisible. La gente agradecida que tiene nuestro país.


23 comentarios:

El Gaucho Santillán dijo...

Siempre creì que el poder emana de Dios, y que solo hay que pedirle a Èl.

Respeto la Fe de los demàs, pero no acepto intermediarios.

Saludos

El Mostro dijo...

Los mostros somos ateos, no le pedimos nada a nadie, pero de no ser así, recurriríamos solo al Efebo Impoluto y su Pelusa Virginal, harem.

Es increible que aún persistan estas creencias. Lo que nunca vi fue un cartel tipo "Me cago en vos Gauchito forro por no concederme una mierda"

Besos.

Pazcual dijo...

En Colombia existen muchos santuarios en donde existen todo tipo de placas de agradecimiento o peticiones. Así como a ti, me producen ternura y a veces, envidia de saber que ellos no le ponen tanta sal a un asunto.

Saludos,

Paz

El Gaucho Santillán dijo...

Cierto. No hay placas que digan "Che, San Bolainas, andate al carajo, que igual me remataron la casa"!

unServidor dijo...

Gaucho: Comparto. Está en uno si quiere o no que el trámite lo haga algún gestor.

Mostro: Lo que decís me recuerda a Mamá Cora en "Esperando la carroza", que dejó de rezarle a una virgen porque no le cumplía y la cambió por... otra virgen.
De todos modos, acá, más que pedidos hay agradecimientos.

Pazcual: Parece ser un fenómeno continental, curioso y admirable.

Santillán: Será que los terrícolas defraudan más que San Bolainas?

El Mostro dijo...

De hecho, en el panteón latino era así, uno elegía un santo patrono o dios tutelar y lo cambiaba a piacere...

Cuando veo un cartel "Gracias San Soretito", pienso en los vendedores de paco...

Fla-q dijo...

Me pasa lo mismo Servi, a pesar de no compartir ninguna de las creencias me provoca una enorme ternura la devoción.
Yo tenía una abuela tipo Mama Cora. Más vale que el santito le cumpliera porque sinó era capaz de ahogar la estampita en un vaso de agua (con los dientes postizos dentro).
Mi hermano y yo sabíamos que algo andaba mal cuando la espiguita de San Cayetano aparecía, solitaria, en la heladera...

Me alegro mucho mucho por el esposo de su amiga. No creo en santos, pero sí en milagros.

;)

ElFlaco dijo...

Simplemente algo que aprendi aun cuando me lo repitieron durante toda mi adolescencia, juventud y lo que llevo de adulto:
1)Es cuestion de Fé.
2)Hay que ser agradecido.

Si le buscas explicacion no la tiene, te pasa y listo.

Tierras de Georgelott dijo...

es cierto

somos un país con mucho sincretismo religioso..

en fin
buen blog
saludos.

unServidor dijo...

Mostro: El opio es la religión de los pueblos.
(Ah ¿no era así la frase?)

Fla-q: "No creo en santos, pero sí en milagros". En cualquier momento empiezo a coleccionar tus frases...

Flaco: Tenemos tanto para agradecer, aunque no sepamos a quién... ¡tanto!

Tierras de Georgelott: Bienvenida, y -por supuesto- GRACIAS.

licha dijo...

chee!!!! la Difunta Correa es lo más!! no me curó un cáncer, pero la probabilidad de que haga lo que yo le pedía versus lo q iba a pasar eran técnicamente nulas, y "lo hizo"!!! jojojo!

asique adhiero a la frase de fla-q

Fernando Tognis dijo...

Esto me hace acordar a un caso opuesto: la selección de fútbol argentina campeona del 86 le pidió ayuda a la Virgen de Punta corral, en Tilcara. Salieron campeones y nunca agradecieron. Por eso rumorean que nunca más vamos a tener buenos resultados...

Almafuerte dijo...

José Gabriel Brochero tendría que ser el santo patrono de los ingenieros de caminos y puentes, y del senderismo.

Su historia tiene muchos aspectos muy interesantes. Y la impronta que dejó en el oeste cordobés es fuertísima. Cuando lo canonicen, explota Traslasierra.

Any dijo...

Concuerdo con El Flaco.
A mi también me conmueve, y no está mal agradecer a quien cada uno sienta, el poder quedarse un ratito mas por aca y tantas cosas mas.

Opin dijo...

Como agnóstico no me produce ternura sino algún tipo de sana envidia al ver gente que en su simplicidad puede depositar la responsabilidad de los actos naturales en una imaginería magico-mística que los contiene.
Deben ser muy dichosos.

.:. chirusa .:. dijo...

Para algunos siempre hay "algo" a qué atribuirle la suerte, la desgracia, el destino o lo que fuera...
Una vez me llamó la atención en un reportaje que vi en la caja boba, en el que un chorro le agradecía al gauchito gil de haber zafado de una balacera con la yuta

Ahora que lo pienso... era al gauchito gil???, Bueno, era a uno de esos "santos" no reconocidos por la religión, pero sí por la cultura popular.
Dije cultura? bueno sí, es una forma de decir, que viene a ser parecido a eso de la opinión pública

Que el marido de tu amiga se recupere y que pueda agradecerle a la ciencia (aunque sé que en momentos límites de desesperación, uno se aferra a los conjuros mágicos porque calma la ansiedad... yo tengo por ahí unos Darumas con ambos ojos pintados también)
salutes!

unServidor dijo...

Licha: Y claro... ¿a quién iba a alentar "sinó" una sanjuanina?
XD

Fernando: ¡Sonamos! Me contaron que el DT estuvo en aquél mundial...
XD

Almafuerte: La vida de Brochero, aún sin ningún milagro, es por demás admirable (salvando las distancias, uno de esos "Chébez" inquietos por una buena causa).
;)

Any: Hasta el más ateo sabe que la vida es una bendición. Después, si es depresivo... eso ya es una enfermedad (y para eso, los laboratorios hacen milagros)
;D

Opin: A veces, el que crean quitarse tanta carga para depositarla en esa invisible estantería "inexistente"... también forma parte del supuesto milagro subsecuente. Ante el mismo veredicto médico, muchos otros bajaríamos los brazos. O si tomo el ejemplo del que hizo regia placa por un examen aprobado, tal vez se quitó el stress que a otros nos tara frente a la mesa examinadora.
(Bien: esta gente sólo acepta la evaluación de los catedráticos impalpables... Eso también es admirable).
:)

Chirusa: Si en la cultura egipcia estaba Osiris, en la nuestra no falta el Gauchito... así que sí: se llama "Cultura".
Mi conocido todavía no cae del "estado de gracia", como para saber si agradecer al médico que le dijo que le agradezca al cielo, o viceversa. Lo seguro, es que en esa familia ya nadie se ahoga en un vaso de agua ante la menor pelotudez.
:)

Carugo dijo...

Dichosos aquellos que poseen la Fe necesaria para creer en ayudas extraterrenales.
Confieso que aunque creo en Dios, no creo que Él esté demasiado interesado en lo que le pasa a los mortales.
Tengo por ahí escrito una entrada que nunca subí que habla de eso.
Dios es el CEO de una gran compañía y como tal, está abocado a lo macro, a que su estructura avance y crezca y por eso no
puede pensar en lo que le está pasando al señor de la limpieza...

Tal vez también para Él se aplique la letra de "Causas y Azares":


"y las causas lo fueron cercando
cotidianas, invisibles,
y el azar se le iba enredando
poderoso, invencible..."

Hermosa canción (como casi todas las de Silvio Rodríguez)
Un saludo!

Nicolás Aimetti dijo...

Me alegro por la buena noticia!
"Gracias" es una de mis frases de cabecera en la vida.

unServidor dijo...

Carugo: Encima el tipo no tiene nadie a quien pedirle que su salud no se deteriore. Al fin y al cabo... ¿qué tan seguro puede estar de ser eterno?

Nicolás: Agradezcamos el poder decir "gracias".

Zippo dijo...

Bueno, yo soy un agradecido de la vida. No me cuesta para nada explicar ese tipo de devociones, ya que si sirven para agradecer a "algo", aunque su existencia se discuta, es suficiente para mí.
Los símbolos se cargan de mística con la fuerza espiritual de la gente, son como antenas de energía.
Que el marido de su amiga se recupere, pero lo más importante: que pueda agradecerlo.

Sandra. dijo...

Mi nihilismo, solo me permite expresar mi respeto por las creencias de los demás y esperar, tal vez inutilmente, por que sean igual de agradecidos con quienes no tienen superpoderes...

unServidor dijo...

Zippo: "Los símbolos se cargan de mística con la fuerza espiritual de la gente, son como antenas de energía." Atinada observación. La fuerza espiritual de tanta gente apuntando hacia un mismo punto ¿no podrá generar allí un nuevo espíritu, exterior, tal como se reproducen las células? Porque los hombres precisan de los dioses, como los dioses de los hombres.
Me parece. Bah. Digo. Qué se yo.

Sandra: Atinada observación II. En mi caso, me importa menos exigirle a ellos ser agradecidos que reclamármelo a mí. Puede ser como decís (sólo los conozco a través de sus placas) pero siempre me pareció que el tema pasa por si somos agradecidos o no, si está en nuestra escencia, y siempre creí que esa gente -que parece conocer en carne propia todos los dolores- sí lo es pese a todo y en la medida de sus capacidades.
Me parece. Bah. Digo. Qué se yo. II.