Google

domingo, 15 de julio de 2012

Por un Zoo Lógico


Los talibanes de la buena intención, sin más conocimiento de zoología que el necesario para servir Eukanuba a sus caniches de departamento, ahora arremeten contra el Zoológico de Buenos Aires despreciando la voz de los expertos locales, o a lo sumo buscando alguno en el mundo que diga lo que quieren hacer oír. Un lugar donde algunos biólogos hallaron de niños su vocación, niños que ahora conocerían a los antílopes por la cabeza decapitada sobre algún hogar, para que su vocación tienda a la caza. Un lugar que enseñó a generaciones, que educó como una escuela a quienes no pueden pagarse un viaje transatlántico, y que con cuya presencia evitó una mayor proliferación de zoológicos clandestinos. Porque ese es el "beneficio" de quitarlo: favorecer el tráfico de fauna en pos de ver lo que ya no se podría. Políticos que pueden entender el argumento uruguayo para que el Estado plante cannabis en detrimento del comerciante narco, no ven que un zoológico en blanco y funcionando como corresponde evita los juntaderos clandestinos de animales enjaulados. 

Al Zoo se le puede criticar mucho, pero todas son cosas mejorables: el espacio para cada animal puede ampliarse por ejemplo, pero es falso creer que puedan regresar a su hábitat natural especies aquí mantenidas, no sólo porque ellas ya no sabrían sobrevivir allí por sus propios medios, sino porque esos hábitats ya no existen. Incluso en los parques nacionales de Africa (donde la corrupción no está menos a la orden del día que acá) existe la caza. Nuestra burguesía bien intencionada sueña que un día podrá pagarse el pasaje a verlos en la reserva privada de los gringos a quienes quieren favorecer con estas ocurrencias de peluquería, pero ¿por qué al niño pobre debe vedársele poder asombrarse ante un elefante? Curiosamente, su fundamentalismo no los hace pensar si ellos mismos no apoyan costumbres retrógradas cuando sostienen la compraventa de seres vivos: un mercado de mascotas similar al mercado de esclavos que había cuando nadie pensaba que un negro podía ser un humano. Ahora nadie pensaría que un perro lo sea, pero... ¡oh sí, ellos visten a sus perros como humanos! ¿Satisfacen con perros castrados su necesidad de tener criados eunucos? ¿No notan que les quitan al perro su derecho a la identidad como tal?

Como vemos, cerrarnos en razonamientos de su estilo no es tan difícil. Y es que nada es más fácil que ser ignorante. "¡En pleno siglo XXI!" exclaman, con un concepto de la evolución más hinduísta que darwiniano. Y quienes hemos estudiado ciencias naturales, quienes consideramos que las soluciones de slogans son nuevos problemas, debemos interrumpir la vida normal para defendernos de los poderosos con tiempo libre y sus huestes del pulgar en el "me gusta", para explicar cómo se trabaja y cómo se debe trabajar en un zoológico en serio y cuánto bien le hace a la gente y a la fauna, intentando a duras penas contrarrestar el desastre que ocurre allá afuera, lejos de la ciudad, donde los leopardos libres ya son menos que los salvados por estas instituciones que ellos quieren destruir, porque el dirigente que se preocupa porque su perro pueda compartirnos en el colectivo sus fecas y pulgas, no atiende al avance de la agricultura sobre la naturaleza silvestre en tanto deje dinero. ¿Tema menor?

Algo bueno incluye su propuesta sin embargo: quieren que allí se junte la fauna de los decomisos. Sin embargo, no ven que para todo nuestro enorme país, apenas tenemos media docena de inspectores de Fauna. Sí, lo que leen. Por algo este tráfico está en el podio, aunque nadie le preste atención. Cuando se quiere obrar bien y rápido, la urgencia hace que se obre mal, pues lo hace el que puede y no el que sabe. "Las buenas intenciones adoquinan el camino al infierno", decían las abuelas, y por algo lo aprendieron. Alguien no come carne en nombre de la vida (casi todo lo que comemos estuvo vivo en verdad, y así comen ellos también) y para dejar limpia su conciencia de crímenes, barre un campo ganadero donde convivían vacas con perdices o vizcachas con la maquinaria agrícola que le servirá verdura: no verá un cadáver (animal, sí vegetal) en el plato, pero las especies nativas perdieron su hábitat, principal causa de su extinción invisible. Y donde algunas apenas pueden protegerse, una jauría de perros cimarrones matará las crías de nuestros venados, porque si el guardaparque llega a disparar para salvar a la especie, aparecerán los defiendemascotas (que no atacan el mascotismo, razón por la que hay tantas abandonadas) a censurarlo con su inquisición moderna pero sin ofrecer una solución concreta y realista. Y volviendo a la vaca... menos mal que existió la ganadería, o ahora estaría extinguida. Lo mismo pasa con las pieles: la caza se resolvió con los criaderos porque la prohibición crea un mercado negro que revitaliza la caza. El yacaré estaba desapareciendo cuando los criaderos recompusieron su población; algunos van a la marroquinería, otros se devuelven al estero, pero si nadie compra una cartera (de origen legal) la superpoblación vuelve a hacer desastres, el paisano cambia de rubro, y la demanda paga al cazador furtivo. Todo esto, dicho para mostrar que las cosas no son tan simples para que baste la buena intención. Está en su derecho quien no quiere comer carne ni lucir pieles para actuar de acuerdo a sus gustos, pero avasalla el ajeno cuando lo quiere imponer a los demás. La gente bienpensante no piensa bien necesariamente.

Volvamos entonces a los animales. Un Zoo defectuoso es malo, pero un buen Zoo los ayuda más que un Zoo ausente. Y el Zoo bueno existe y sirve. Al de Buenos Aires, sólo por dar un ejemplo, los cóndores le deben su regreso a paisajes del continente donde ya no existían. Y si todo esto que escribí de corrido con la furia propia de un mamífero molestó, perdonen: no puedo disimular el animal que soy.

43 comentarios:

@ElTopoErudito dijo...

Para la lógica, piensa bien quien puede justificar el pasaje de sus premisas a su conclusión. Cuando las premisas inconexas no llegan a conclusión alguna, no se está pensando, ni bien ni mal: el cerebro también puede balbucear. Las "razones morales" para ser vegetariano o anti-zoológicos son tan categorialmente absurdas como las que se esgrimieran para ser paracaidista pretendiendo apoyarse (valga la figura) en argumentos principistas. Mucha de la culpa de estos dislates la tiene, seguramente, la gente del propio Zoo, que no difunde los fines conservacion/exhibicionistas del proyecto.

Zoquett dijo...

Respecto a todo lo que pones puntualmente sobre zoológicos, estamos de acuerdo. Pienso lo mismo, esos animales que si bien en un mundo de felicidad y de utopías rosadas deberían vivir en libertad como merecen, actualmente no sobrevivirían luego de haber pasado por cautiverio. Y si no fuera por el cautiverio, probablemente ni habrían sobrevivido, así nunca lo hubieran conocido.
Hay que decir que el zoo de Buenos Aires, si bien es una buena chance tanto para estudiosos como para darle oportunidad como vos decís a un nene pobre de ver un elefante, está en pésimas condiciones. Y eso es algo que se puede (y debería) mejorar. No podés tener animales tan grandes en condiciones de higiene tan inmundas. Esas lagunas llenas de mugre, las jaulas super pequeñas donde las aves no pueden ni levantar vuelo. Esas cosas están muy mal.
Ahora, me quedé con otra cosa que dijiste, algo de los perros castrados y su identidad. No estoy de acuerdo con vestir a los animales porque es una estupidez. Sin embargo, y corregime si interpreté mal tu texto, castrar a los animales domésticos es algo que todos deberían hacer. Así se evita tener semejante cantidad de animales tirados en la calle (y niños también, no jodamos), intentando sobrevivir. ¿Cuántos animales siguen esperando que alguien los adopte? ¿Para qué más?
Y respondiendo al Topo Erudito, no me parece mal que la gente vegetariana lo haga por razones morales. Yo soy vegetariana, en parte porque quiero comer cosas sanas que no estén infectadas de las porquerías que trae la carne (como la E. Coli por criar las vacas en su propia inmundicia, o el amoníaco de las hamburguesas), en parte porque realmente la carne no me gusta, y en parte porque me da asco y vergüenza ajena la forma que tienen las grandes industrias de alimentos de criar a sus animales de consumo. Los pollos criados como sardinas en una lata, engordando hasta morir sin poder moverse, los cerdos, las vacas en su mugre. No me parece mal que algo moral nos lleve a tomar decisiones como esas, aunque en mi caso fueron también otros factores.
Volviendo...
El zoo tiene que existir como herramienta anti-matanza indiscriminada de animales. Pero brindándole a los pobres bichos, por lo menos, una parte de la comodidad que podrían tener siendo libres. Igualar en cautiverio lo que tendrían en la realidad es imposible, pero tampoco la pavada de la jaula de 3 x 3 para 20 loros.

Any dijo...

Sí, la verdad, buenísimo el zoológico. Buenísimo que un animal que debería estar en la Sabana esté en una plataforma de 2x2 de tierra y cemento, con voces, gritos, bocinas y el caos de la ciudad como fondo. Muy entretenido ver animales con la cabeza entre los barrotes soñando una libertada que jamás van a conocer. Y todo gracias a gente egoísta como ustedes que prefieren que sus hijos vean en vivo y en directo lo que deberían conocer a través de un documental. A los chicos ricos, o pobres, se les enseña que todo animal merece ser libre. Dan asco.

Zoquett dijo...

Any me parece que leíste el artículo hasta lo de los nenes pobres y te quedaste con eso, no lo leíste completo. En ningún lado nadie está aplaudiendo el uso de una jaula de 2x2.

unServidor dijo...

Topo: Muy bien expresado. Respecto a la gente del Zoo... es un problema el que vaya variando. Debería trabajarse (como cualquier municipio o nación) a largo plazo. El actual director es un experto con trayectoria en conservación pero llegó hace poco con la intención de trabajar "como si acá fuéramos a morir de viejos. La institución tiene objetivos que no pueden postergarse por los avatares de la política y la gestión pública". Mientras, los únicos que están siempre son los empleados, cuya voz nunca llega.

Zoquett: Estoy 200% a favor de la castración en esos casos; gracias por permitirme aclararlo. Mi intención fue provocar al fanático reprochador mostrando su misma lógica desde otro ángulo: si no trata a su perro como perro, una de dos, o le está negando su derecho a la identidad (ya ni hablamos de género sino de especie), o bien está disfrutando de lo más parecido a la esclavitud que permite esta época y por eso lo humaniza (o ambas cosas, pero todas reprochables).
Tema aparte: Por suerte no soy de los que creen que los talibanes representen a los 1.200 millones de musulmanes del mundo, por eso no combato al vegetariano, sino al que atosiga a la vecina con gallinero como a un criminal. Y desde luego que ataco al capitalismo en su desvirtuación de la granja originaria (proceso bastante reciente, históricamente hablando) pues también es algo a corregirse semejante método, pero no como para eliminarle su antiquísima dieta al resto.
(lo aclaro no por vos, obviamente, sino para algún lector distraído).

Any: Gracias por ejemplificarme lo que diría un fundamentalista motivado por el asco y no por el conocimiento. La imagen del animal sufriente mirala luego en los zoos clandestinos que genere la ausencia de uno oficial bien cuidado. Así pasa con el aborto no legalizado: alguien debe estar creyendo que no se aborta a falta de clínicas legales. Lamentablemente, si algo no te gusta, no se arregla porque lo retires de tu vista; sólo lo dejás a tus espaldas en manos del traficante que genera -en complicidad con el mascotismo- las imágenes que no queremos ver. De todos modos, aunque te opongas a que el Zoo mejore su trabajo para la educación y la conservación de especies, y quieras que lo termine cuanto antes, no me das asco sino pena.

Zoquett: Usted sabe leer, pero hay gente que ni eso. Lamentablemente, a falta de razón tienen fuerza. Y powerpoint y comic sans. O algún futuro interés inmobiliario en Palermo, andá a saber.

@ToroDeFalaris dijo...

De acuerdo en casi todo, pero me gustaría señalar que un zoológico debe cumplir otras funciones más allá del mero entretenimiento (la arista principal y la más cuestionable). Un zoológico puede, y personalmente creo que debería estar obligado a cumplir un rol que ayude a la conservación, a la educación y a la investigación. La gente parece ignorar que el modelo actual del Zoológico porteño está virando, lentamente y en medio de la tormenta, hacia ese camino. La llegada de Claudio Bertonatti como director (para mí una de las personas más valiosas que tiene este país; para un vegano que estuvo protestando hoy, "un hijo de puta") da cuenta de ello. Lamentablemente, aún personas brillantes del ámbito naturalista parecen ignorar esto. Ojalá que lo dejen.

A forma de post-scriptum quisiera aclararle a Zoquett que la Escherichia coli también puede venir de regalo en una lechuga mal lavada, así como hortalizas sembradas en suelos contaminados pueden contener arsénico o metales pesados.

Guri dijo...

China cría Pandas en cautiverio para que no se extinga. Y la gente por eso no pone el grito en el cielo. Y creo que es el caso testigo que todos deberíamos seguir. Ellos están repatriando pandas de los zoo de todo el mundo.
Ojalá los gobiernos de Africa tuvieran la posibilidad de realizar algo semejante con la "re inserción" de leones a la sabana.
Los Zoo han cambiado bastante su rol. Y pueden seguir cambiando. Incluso, existen en Argentina reservas ecológicas privadas que solo los diferencian de un zoo por ser espacios más grandes.
El ideal es que cada animal vuelva a su entorno natural. Y en esto estoy de acuerdo. Pero también hay que ver la foto completa. ¿Dónde liberamos todos los leones en cautiverio a sabiendas que son territoriales? Una cosa es decir, y otra muy diferente hacer.
A resumidas cuentas, nos topamos con la realidad que nos muestra UnSer: menos territorio debido a mayor agricultura.
¿La solución más rápida y coherente que veo al respecto? Disminuir la población mundial. Así hacen falta menos alimentos y por ende, menos territorio dedicado a la producción de esos alimentos.

El tráfico ilegal de animales también es una realidad, pero con media docena de inspectores de fauna no hacemos nada. Falta educación y compromiso de la gente en denunciar los casos de venta ilegal de estos animales.

Son temas que pone a prueba algo que hoy nos está faltando: la tolerancia. Hay gente que se pone con los pelos de punta porque alguien piensa y tiene gustos diferentes. No se puede ser homofóbico, pero sí se puede condenar a alguien porque le gusta comer carne.
Tengo amigos con los que discrepo en varias cosas, como por ejemplo pretender un cambio CULTURAL de la noche a la mañana, cuando deben ser con pasitos de un bebé.
¿Se puede cambiar la forma de criar animales para consumo humano? Sí, ¡por supuesto! De hecho, la comunidad europea lo está haciendo. Incluso en Australia hay cámaras en los frigoríficos para que todos vean cómo se tratan ahí a los animales.
Lamentablemente, hay grupos que estas cosas no las muestran porque se ciegan en querer el cambio radical ya. Y te ponen en el Facebook fotos de quién sabe qué lugar para que vos te convenzas de que es en tu país que está sucediendo eso. Si una empresa asesina pollitos machos porque no ponen huevos, ¡denunciala! ¡Hay una ley que los protege!

No queremos más circos con animales, ¿dónde los dejamos? Porque no podemos mandarlos a Africa (por ejemplo) y que se arreglen. ¡NO! Vivieron demasiado tiempo en cautiverio y devolverlos así como así a la naturaleza es casi lo mismo que enviarlos al matadero. Nos queda el Zoo, que no será el ideal en estos casos, pero después de varios años de vivir en una jaula de 2x2 o atado de una pata, es el paraíso para esos animales.
Responsabilidad es lo que hace falta. ¿No te gusta algo? Proponé entonces la solución (concienzuda, realista y con argumentos científicos) además de denunciar.

En cuanto a la castración, es algo que apoyo pero hasta cierto punto: la biodiversidad de felinos y caninos domésticos debe resguardarse. Si han visto los programas sobre perros de razas y cómo tienen enfermedades que un perro de la calle NO TIENE, entenderán mi postura.

En fin, no sé si se termina de entender mi postura porque esto ha sido como una catarsis de pensamientos que se agolparon todos juntos.

Como seres racionales debemos debatir y actuar con responsabilidad. Si el planeta está así es porque nosotros dejamos que llegara a este punto. Y nunca debemos olvidar que es en equilibrio como se debe vivir. Porque así lo haría la naturaleza sin los humanos.

unServidor dijo...

Toro: Estoy en un todo de acuerdo, creí poner (¿o lo di por obvio?) que esas son las funciones (al menos en mi respuesta a Any lo puse: educación y conservación). Y tengo tu mismo juicio sobre Bertonatti, que es compartido también por la mayoría de los ecófilos que defendemos la conservación del ambiente en el país: un profesional con una vida dedicada a salvar especies desde la obra, la acción, la difusión y el estudio. Espero que la política (siempre tan necia) lo escuche por lo que sabe y no ande mirando si lo puso este o aquel. A propósito, quiero compartir uno de sus afiches recientes, que dice:
Nacieron el el zoológico pero nuestro verdadero esfuerzo está puesto en que puedan nacer en libertad. Para eso investigamos, rescatamos y rehabilitamos, criamos y fundamentalmente educamos para la conservación. Estamos gestando un cambio. Firma: ZOO.

Gurisa: Cuando un "dueño de la verdad" sube a FB una foto de maltrato animal sucedido en EEUU queriendo hacer creer que es acá, ya está manipulando, mintiendo, alejándose de la verdad de la que quiere ser representante; ya justifica por el fin cualquier medio, y así han sido todas las inquisiciones. Si vieran la historia y tuvieran modestia, al menos podrían soltar sus antorchas.
Muchos problemas ambientales no se resuelven, culpa de proteccionistas amigos de las plagas "simpáticas"; ellos no extrañarán el ambiente fueguino cuando los castores terminen de destruirlo, se sentirán bien porque hay castores (que no son de aquí, que fueron introducidos por la especie que debería solucionar el problema que generó) olvidando las extinciones causadas por su necedad. Necedad que es el principal enemigo.

@latostadaok dijo...

Si vamos a cerrar los zoológicos, propongo también cerrar los hogares para ancianos y los hospitales. Ahí tampoco se vive bien.

Zoquett dijo...

Toro, sí, estoy al tanto de que los vegetales también traen problemas. El exceso de químicos en la agricultura tampoco es bueno, pero por suerte hay mucha gente -y negocios independientes- que recurren a la agricultura orgánica y venden un producto sin contaminantes :)
¡Y siempre se puede cultivar un poco en casa, sin muchos requerimientos! Pero para esto último me falta pilas y tiempo.

@franalverja dijo...

Zoquett:
También está la cría orgánica de pollos en pequeños establecimientos. Pollos de campo que se venden a través de cooperativas.
Por ejemplo:
http://www.iriarteverde.com.ar/

Anónimo dijo...

Usted no debería calificar de esa manera a la gente que asistió a la protesta porque de hecho no las conoce.
Tampoco debería justificar al zoo con las falencias que nuestra Nación tiene en la coservación. El yacaré no vive gracias a los criaderos . Hay mucha gente que se dedica a la coservación directa, que va al grano, que crea resevas y dedica la mitad de su vida (guardias a campo) a la coservación. Que estudios poblacionales hacen para saber cuanto devolver al ecosistema? quien los avala? es ético usar una cartera de yacaré? Es ético insentivar la compra de pieles como usted lo esta haciendo? cuanto sabe y cuanto merece saber alguien con su criterio? qué es lo que usted está justificando? educación ambiental se da en reservas, en aulas y no hay necesidad de tener un elefante en frente... lo siento amigo pero usted se ha perdido parte de la historia... por más zoo que tenga en sus cabeza. Guardaparque Julián Eduardo Rosso

Carina Garabato dijo...

No es ignorancia velar por la libertad de TODOS los animales, incluyendo a los humanos. Libertad a todos por igual. Si los animales pudieran hablar, creo que preferirían morir en su hábitat natural que vivir encerrados en un zoo. ¿Un elefante en Buenos Aires?
¿Tener un zoo para que un niño pueda ver una jirafa? Que la busque en google.
Hay especialistas que evalúan y realizan la transición para que los animales se liberen. Sino viven en lugares más dignos que el zoo de Bs As.
Por favor, seamos concientes de la libertad que merecen todos los seres de este planeta.

El Gaucho Santillán dijo...

No sabìa que querìan sacar los zoo.

Cuanta tolerancia falta en este mundo.


Ya mismo los agrego a mi lista de gente para fusilar cuando sea el amo del mundo!


Saludos indignados.

unServidor dijo...

Anónimo: Interesante detalle el que se diga guardaparque y no sepa escribir ni reserva ni conservación. También es curioso que desconozca los resultados de las varias inciativas con el yacaré, cómo se hacen los estudios poblacionales, cómo se avalan los trabajos, cómo redujo su caza en parques nacionales (no así la de especies sin criadero), etc. Así, puedo perdonar igualmente la no comprensión del texto, dado que en lo personal me disgustan las pieles, pese a su lectura. Siento que usted, como empleado público, haya perdido parte de la historia. No es el caso de otros guardaparques, conservacionistas, biólogos, ecologistas, docentes, ambientalistas y naturalistas que estudiamos y nos dedicamos a lo mismo. Eso sí: al tema de la ética no le respondo; siempre termina en manos de los inquisidores.

Carina: Si los animales pudieran hablar estaríamos en una película de Disney. Y las cebras les dirían a los leones que sean vegetarianos. Ah no, porque competirían por la hierba, así que pelearían por el sustento hasta que gane el más apto. Lo cierto es que si el barco se hunde querremos estar en tierra firme, pero la solución no es caminar sino nadar en ese mar que nos disgusta. Se llama realismo, y de a poco, brazada a brazada, lleva al lugar donde queremos estar todos. Pero si de toda la nota sólo entendiste que hay que tener Zoo para que un chico vea una jirafa, insisto en remarcar el tema de la ignorancia.
Los "especialistas que evalúan y realizan la transición para que los animales se liberen" son justamente los que estarían trabajando en un buen Zoo: la cosa es que sea bueno. Y eso está queriendo hacer el de Buenos Aires, al menos HOY. Los enfermos del geriátrico están mal, pero no los ayuda soltarlos a la calle, apenas podemos mejorar su estado. Igual me alegra que ames la libertad y te opongas entonces al mascotismo: es muy triste ver tantos cogotes atados para volver a un departamento.

@torodefalaris dijo...

Seleccione: no había leído la respuesta entera, pido disculpas por el overlap. De acuerdo en todo.

Julián: conozco a muchas de las personas que se manifestaron en contra de los animales en el Zoo, aunque naturalmente no conozco a la mayoría, pero pienso que prácticamente todos los reclamos que escuché fueron desde la ignorancia y la comodidad de no investigar qué se reclama, cómo se reclama, por qué se lo reclama y para qué se lo reclama. En una clase del viernes nos preguntábamos qué postura hay que tomar, si estamos absolutamente en contra del encierro animal (lo cual es, en mi opinión, utópico e impracticable), o si estamos dispuestos a reconocer que los Zoos existen y que pueden ser organismos útiles para los aspectos antes mencionados, más allá del mero entretenimiento. Insisto, todas las personas que estuvieron protestando ahí afuera no tienen ni la menor idea de quién es Claudio Bertonatti, al que estigmatizan y ponen al nivel de P.T. Barnum por el mero hecho de ser director del Zoológico, lo cual es algo muy injusto, y producto de la ignorancia. Estoy convencido que la utilización respetuosa y sustentable de los recursos de la fauna y flora locales es la única salida que tenemos. Y estoy convencido que el Zoológico es el mejor lugar para educar a la gente común, indiferente, en estas cuestiones que no les importan y que por eso estamos como estamos... cuando "la gente" quiere ver animales, no va a RECS ni al Iberá, va al Zoológico... el objetivo que deberíamos perseguir es que salgan del Zoo con el interés suficiente como para que luego visiten RECS o el Iberá, ¿no?.

Carina: no creo que estés en condiciones de discutir nada serio si vas a arrobarte el derecho de adivinar lo que dirían los animales si pudieran pensar; después de todo, un animal en el Zoológico zafa de que se lo coman vivo en la selva. Nadie duda la libertad es importante, pero los animales de cautiverio no pueden ponerse en libertad. Pero pueden utilizarse, por ejemplo, para tener crías que sí puedan introducirse en el ámbito natural.

Anónimo dijo...

Yo no entiendo muchos hablan y critican pero no saben nada!.Saben de dónde viene el elefante?, saben cuantos años tiene el león?(porque obviamente tambien critican que esta muy flaco), saben que es MONUMENTO HISTÓRICO NACIONAL? y no poder reformar recintos?.
Me parece que la gente peca de ignorate, creo que seria genial que los animales estén en su hábitat..pero no podemos descartar que por culpa del hombre este animal no sobrevive en la naturaleza,
Educo frente al elefante y me gusta hacerlo, no me gusta que el animal este ahí pero rescatada de un CIRCO no queda otra, pero me siento satisfecha de saber que los nenes se van sabiendo y entendiendo(y les puedo asegurar que comprenden y aman la naturaleza mas que muchos de ustedes)lo malo que es el ser humano para con el ambiente y animales....
Hay proyectos de conservación in-situ y ex-situ, y difusion de la problematica en las provincias, proyecto yacaré (crias se liberan), cóndor (jovenes se liberan), aguará guazú, tapir.... saben de que estoy hablando cunado les pongo estos nombres no? son los proyectos que estan funcionando.......
Por qué en vez de criticar sin saber, no investigan?,no educan?, no compran mas TORTUGAS, al fin de cuentas el el ser humano "tan racional e inteligente" es quien ocasionó todo esto....

Claudia N. dijo...

Hola, te entiendo, muy buenos tus argumentos, igualmente se me ocurre que detras de esto también hay intereses inmobiliarios, !Te imaginás a cuanto se pagaría un piso en cada uno de los edificios que se podrían construir en ese predio!!!! nada mejor que defenestrarlo el zoo, para lograr sus objetivos, recordemos de paso lo que me comentaba ayer un amigo, que las construcciones del zoo están declaradas patrimonio arquitectónico de la ciudad, lástima que se olvidaron de declarar como patrimonio las funciones de este lugar. Y así se siguen "cagando" en todo y perdón el exabrupto, pero es lo que hacen lo mimso para la Reserva Costanera Sur "no hay presupuesto!!" si no hay presupuesto no se puden llenar las lagunas, tener más personal idóneo para este tipo de áreas, ni hacer mejoras, ni mantenimiento, ni nada!!! y cuándo ya no "sirva" se la vendemos al mejor postor. Lo comparto, te mando un abrazo!

Malena Blanco dijo...

Esto que paso es rarísimo. Hace ya unos días que había dejado de escribir, como que se me fueron las ganas. Después de pensar bastante en cuales podrían haber sido las causas me di cuenta que ya nada me conmovía. Ya no me conmueven los que lastiman a los animales, los que no les importa nada del mundo, los que pasan por acá sin dejar nada o peor aun los que se llevan todo. Ante el pedido de un estimulo creativo, o mejor dicho de un estimulo conmocional, me llega un mail de Francisco sobre la acción directa de la que participe ayer en el zoo de buenos aires, pidiéndome, que lea tu nota. Y no sabes las ganas de escribir que me vinieron, así que ante todo, empiezo con un gracias.

Por un Zoo Lógico

Los talibanes de la buena intención, sin más conocimiento de zoología que el necesario para servir Eukanuba a sus caniches de departamento, ahora arremeten contra el Zoológico de Buenos Aires despreciando la voz de los expertos locales, o a lo sumo buscando alguno en el mundo que diga lo que quieren hacer oír.

Falacias. La mayoría de la gente que se esta movilizando por el cierre del zoo viene de organizaciones abolicionistas. O sea, que creen en el fin de la esclavitud de los animales como único medio. Algunos los llaman utópicos, pero ellos creen que no sirve el bienestarismo sino para propagar el sufrimiento de los animales explotados. Esto es por creer que la gente que esta en contra de este lugar es gente canichera, sin conocimientos, pedante, que vive en la zona de Palermo. Cada dia creo mas que el gran enemigo del siglo es la educación institucionalizada.
Algunas de las fundaciones y personalidades que apoyaron la movilización fueron: la Dra. Ana María Aboglio (http://www.anima.org.ar/), la Dra. Susana Dascalakys (www.cpca.org.ar), Hernán Salatta (La revolución de la cuchara), http://www.especismocero.org/, entre otros.

Malena Blanco dijo...

Un lugar donde algunos biólogos hallaron de niños su vocación, niños que ahora conocerían a los antílopes por la cabeza decapitada sobre algún hogar, para que su vocación tienda a la caza. Un lugar que enseñó a generaciones, que educó como una escuela a quienes no pueden pagarse un viaje transatlántico, y que con cuya presencia evitó una mayor proliferación de zoológicos clandestinos. Porque ese es el "beneficio" de quitarlo: favorecer el tráfico de fauna en pos de ver lo que ya no se podría. Políticos que pueden entender el argumento uruguayo para que el Estado plante cannabis en detrimento del comerciante narco, no ven que un zoológico en blanco y funcionando como corresponde evita los juntaderos clandestinos de animales enjaulados.

Suposiciones. En primer lugar es una suposición creer que una misma persona se convierta en biólogo por conocer el zoológico, y que en caso contrario de no existir el zoo, esa misma persona hubiera sido un cazador. Es una forma exagerada e improbable, por no decir imposible, de ser comprobada. Mi abuela vivía a 3 cuadras del zoo, fui de chica. Nunca pude entender como podían estar esos animales encerrados solo para que me hagan feliz (aunque nunca lo lograron conmigo). En ese momento me ponía a llorar y no quería entrar, no creo haber estado tan errada. Y eso del viaje trasatlántico, blasfemias. Pareciera que con alguna frase zurda soy el pensador estudiado con doctorado en mano, mientras que la realidad es que en este siglo donde ya hay naves espaciales que viajan a otros planetas, tener animales encerrados fuera de su hábitat natural me suena tan obsceno que me dan un poco de ganas de reírme y un poco de llorar como cuando era chica. O acaso para conocer mas de las galaxias tenemos que viajar a ellas? Natural? Si esos pobres animales que mantienen encerrados lo ultimo que tienen es algo de natural. Todos sus instintos muertos tanto como su alma. Y por ultimo, en vez de hablar de la fauna clandestina que se puede llegar a originar a través del cierre del zoo, porque no hablamos de educar para que se modifiquen nuestros intereses sobre las demás especies que habitan la tierra con nosotros. Porque no hablamos de los shows ilegales que hacen dentro del zoológico con animales. Porque no hablamos de la fauna ilegal que hay ahora, no que suponemos habrá? Si a pocas cuadras de casa venden en veterinarias con grandes carteles luminosos lagartos, tortugas y toda clase de pájaros ilegales. Eso es real.

Malena Blanco dijo...

Al Zoo se le puede criticar mucho, pero todas son cosas mejorables: el espacio para cada animal puede ampliarse por ejemplo, pero es falso creer que puedan regresar a su hábitat natural especies aquí mantenidas, no sólo porque ellas ya no sabrían sobrevivir allí por sus propios medios, sino porque esos hábitats ya no existen. Incluso en los parques nacionales de Africa (donde la corrupción no está menos a la orden del día que acá) existe la caza.

Ampliarse los espacios. No me parece. Esos animales no nos pertenecen. Egoísmo es lo que nos hace creer que vale mas nuestro entretenimiento que su libertad.
Se sabe que el hombre es cruel sin distinción de raza ni nacionalidad. En el proyecto no se habla de devolver a todos los animales a su hábitat natural, lamentablemente eso no se puede.
Si queres informarte sobre que se plantea:
http://centroargentinoderechoanimal.blogspot.com.ar/

Malena Blanco dijo...

Nuestra burguesía bien intencionada sueña que un día podrá pagarse el pasaje a verlos en la reserva privada de los gringos a quienes quieren favorecer con estas ocurrencias de peluquería, pero ¿por qué al niño pobre debe vedársele poder asombrarse ante un elefante? Curiosamente, su fundamentalismo no los hace pensar si ellos mismos no apoyan costumbres retrógradas cuando sostienen la compraventa de seres vivos: un mercado de mascotas similar al mercado de esclavos que había cuando nadie pensaba que un negro podía ser un humano. Ahora nadie pensaría que un perro lo sea, pero... ¡oh sí, ellos visten a sus perros como humanos! ¿Satisfacen con perros castrados su necesidad de tener criados eunucos? ¿No notan que les quitan al perro su derecho a la identidad como tal?

El que pueda pagarse el pasaje para verlos en su hábitat natural buenísimo, el que no pueda que lo vea en la tele, y el que no tenga tele no lo vera y usara su imaginación, que por suerte o por gracia del señor, tenemos los humanos. Quien nos da el derecho a tener animales de África en el medio de Palermo? Lo hacemos porque podemos. Triste primar nuestra gula visual ante una vida.
Y acá otra vez lo de creer que el tipo de personas que luchan en contra del zoo son las que tienen mascotas. Palabras como compra venta? De que, en mi vida compre un animal. Visten a sus perros como humanos? Pero de quien estas hablando acá? De un gueto minúsculo que vive en capital federal seguramente, de los mismos que hacen los cacerolazos, porque de la gente común no estas hablando y menos de los que fueron el domingo al zoo.
Nota: tema castraciones… se proliferan porque a los animales se los trata como cosa y dan status, obvio uno cualunque, pero status social de este sistema de mierda. La superpoblacion esta en los criaderos de perros de raza.

Malena Blanco dijo...

Como vemos, cerrarnos en razonamientos de su estilo no es tan difícil. Y es que nada es más fácil que ser ignorante. "¡En pleno siglo XXI!" exclaman, con un concepto de la evolución más hinduísta que darwiniano. Y quienes hemos estudiado ciencias naturales, quienes consideramos que las soluciones de slogans son nuevos problemas, debemos interrumpir la vida normal para defendernos de los poderosos con tiempo libre y sus huestes del pulgar en el "me gusta", para explicar cómo se trabaja y cómo se debe trabajar en un zoológico en serio y cuánto bien le hace a la gente y a la fauna, intentando a duras penas contrarrestar el desastre que ocurre allá afuera, lejos de la ciudad, donde los leopardos libres ya son menos que los salvados por estas instituciones que ellos quieren destruir, porque el dirigente que se preocupa porque su perro pueda compartirnos en el colectivo sus fecas y pulgas, no atiende al avance de la agricultura sobre la naturaleza silvestre en tanto deje dinero. ¿Tema menor?

No, claro que no es un tema menor. En este caso empiezo por el final. Vayamos a los números: el 90% de la soja que se cosecha en Argentina es destinada a la cría de ganado. Hace falta 10 Kg. de proteína vegetal para generar 1 Kg. de proteína animal. La industria ganadera es la madre del grano. Se deforesta para alimentar ganado. Si se destinara el grano con el que se alimenta al ganado a la gente, se termina el hambre del mundo. Que loco no?
Evolución hinduista por la no violencia. Claro, estoy a favor. Y de la Darwiniana también, venimos de los simios, les debemos las gracias mínimamente.
En cuanto a lo de ignorante opino igual, es lo mas fácil de todo. Pero no hace mayor mal que el que se cree que sabe, eso te lo aseguro.
Quienes hemos sentido que no somos los únicos seres que sienten dolor y placer, sin ninguna institución de por medio, creemos que no existe un zoológico en serio, porque los animales tienen un derecho básico, el de ser libres. No nos creemos con el poder de criar animales, que ellos saben bien como se hace. Y si se extinguen naturalmente es porque así tenia que ser. Que raza prepotente la nuestra que cree tener el control sobre todo.
Me siento en la obligación de responder al ver tanta desinformación. Cultura antropocéntrica, poco objetiva, arraigada y con acceso a Internet. Falsamente comprometida, con la queja en mano. El cambio se genera desde uno. Ojala toda la información y tiempo que comparto genere un cambio. Aprendamos a aprender.
“Está a la vista que los pájaros migratorios con sus conocimientos de navegación aérea, controlados por sus relojes biológicos que funcionan con el sol, las estrellas y las mareas, no pueden ser inferiores. ¿Cómo pueden ser inferiores estos seres que sabían antes que el hombre que el mundo era redondo, y que dan la vuelta a través de los océanos sin valerse de mapas, compases y brújulas como lo hacen sus detractores?. De más está decir que la "superioridad humana" es incapaz de realizar semejante esfuerzo físico.” (Jorge Ledesma)

Malena Blanco dijo...

Algo bueno incluye su propuesta sin embargo: quieren que allí se junte la fauna de los decomisos. Sin embargo, no ven que para todo nuestro enorme país, apenas tenemos media docena de inspectores de Fauna. Sí, lo que leen. Por algo este tráfico está en el podio, aunque nadie le preste atención. Cuando se quiere obrar bien y rápido, la urgencia hace que se obre mal, pues lo hace el que puede y no el que sabe. "Las buenas intenciones adoquinan el camino al infierno", decían las abuelas, y por algo lo aprendieron. Alguien no come carne en nombre de la vida (casi todo lo que comemos estuvo vivo en verdad, y así comen ellos también) y para dejar limpia su conciencia de crímenes, barre un campo ganadero donde convivían vacas con perdices o vizcachas con la maquinaria agrícola que le servirá verdura: no verá un cadáver (animal, sí vegetal) en el plato, pero las especies nativas perdieron su hábitat, principal causa de su extinción invisible. Y donde algunas apenas pueden protegerse, una jauría de perros cimarrones matará las crías de nuestros venados, porque si el guardaparque llega a disparar para salvar a la especie, aparecerán los defiendemascotas (que no atacan el mascotismo, razón por la que hay tantas abandonadas) a censurarlo con su inquisición moderna pero sin ofrecer una solución concreta y realista. Y volviendo a la vaca... menos mal que existió la ganadería, o ahora estaría extinguida.

El año pasado me junte con el ex director de fauna, para aprender un poco. Fue una charla interesantísima. El estaba informado. Nos contó que hay poca, muy poca mejor dicho, gente trabajando y que esta todo bastante mal. Pero que cuando el empezó estaba todo peor. Eso me da esperanzas.
Lo de alguien que come carne o que no come, de “nosotros” como nos llamas, como si fuéramos un grupo raro mientras que no somos mas que personas sensibles a la vida, los números están arriba pero para refrescar, se talan hectáreas de bosques autóctonos para criar ganado y para cultivar soja para alimentar a ese ganado. Se entiende? Mas allá que la bosta de las vacas genera gas metano que contamina mas que todos los medios de transporte del mundo. No se trata de consciencia, se trata de razón y sentido común. Mas allá de eso las plantas no tienen sistema nervioso central, que es lo que hace que la información de dolor llegue al cerebro.
A quien te referís con los mascotistas? Hay varios grupos de defensores de animales. En el movimiento animalista existen diferentes corrientes. Ellas son:
Bienestarismo: Plantea que es moralmente aceptable para los humanos el poseer y usar animales para comida, experimentación, vestimenta y entretenimiento, siempre y cuando el sufrimiento innecesario sea evitado. Entran en esta categoría organizaciones como PETA, WSPCA.
Abolicionismo: Plantea que todo ser capacitado para experimentar sentimientos como el dolor, o el sufrimiento, es un “ser sintiente” y por lo tanto un derecho fundamental: el de no ser tratado como propiedad de otros. Figuras referentes abolicionistas y contemporáneas son Gary Francione, Gary Yourosfky y Oscar Horta, entre otros.
Utilitarismo: El utilitarismo es un marco teórico para la moralidad, basado en una maximización cuantitativa de consecuencias buenas para una población. Si algo es bueno para la mayoría, es avalado por este movimiento. Peter Singer es un referente del utilitarismo.
Que bueno hubiese sido que la vaca se hubiera extinguido, por lo menos para la vaca que esta ahora encerrada en los feedlots modernos.

Malena Blanco dijo...

Lo mismo pasa con las pieles: la caza se resolvió con los criaderos porque la prohibición crea un mercado negro que revitaliza la caza. El yacaré estaba desapareciendo cuando los criaderos recompusieron su población; algunos van a la marroquinería, otros se devuelven al estero, pero si nadie compra una cartera (de origen legal) la superpoblación vuelve a hacer desastres, el paisano cambia de rubro, y la demanda paga al cazador furtivo. Todo esto, dicho para mostrar que las cosas no son tan simples para que baste la buena intención. Está en su derecho quien no quiere comer carne ni lucir pieles para actuar de acuerdo a sus gustos, pero avasalla el ajeno cuando lo quiere imponer a los demás. La gente bienpensante no piensa bien necesariamente.

El tema es educación. Ese es “el tema”. No se habla de mercado negro de pieles en un mundo en el que no deben existir las pieles. Matar animales para sacarles la piel es tan ignorante como la gente que las compra. Otra vez sentido común, nada mas.
No somos dueños de los animales, ellos tienen derechos repito una vez mas, deja a los yacares y lo que crees que les va a pasar si los dioses de los hombres no los cuidan.

Volvamos entonces a los animales. Un Zoo defectuoso es malo, pero un buen Zoo los ayuda más que un Zoo ausente. Y el Zoo bueno existe y sirve. Al de Buenos Aires, sólo por dar un ejemplo, los cóndores le deben su regreso a paisajes del continente donde ya no existían. Y si todo esto que escribí de corrido con la furia propia de un mamífero molestó, perdonen: no puedo disimular el animal que soy.

No al zoológico, es una cárcel de animales. No necesitas tener encerrados a gente de Bolivia, de Francia, de Australia o de África, para saber como son, en que idioma hablan, entonces porque si a los animales?
Los cóndores no existían porque el hombre los cazaba, educa para que no cace y respete a las demás especies y vas a ver como aparece la naturaleza en su máximo esplendor.

@torodefalaris dijo...

Malena, las cosas que decís suenan re lindas en un mundo utópico donde, por ejemplo, todas las personas van a dejar de cazar animales por su piel. Los que estamos del otro lado intentamos buscar soluciones reales. Igual tus argumentos están tan llenos de sinsentidos, como citar como autoridades al líder de una agrupación vegana o la afirmación de que los animales tienen alma, que no se te puede responder. Saludos.

Anónimo dijo...

"Unservidor" espero que sepas perdonar mis errores ortográficos ya que mi teclado no anda bien y pienso usarlo hasta que explote.
Por otra parte me llama Técnico Universitario Guardaparques la Universidad Nacional de Misiones. Te invito a que dejes tu nombre ya que no estoy acostumbrado a hablar con fantasmas (la foto no ayuda; también invito a que subas los trabajos realizados por biólogos y ecólogos de dichos criaderos, se que existen pero quisiera escuchar una opinión al menos de algún biólogo o ecólogo ageno a estos proyectos con principales intereses ECONOMICOS.
Por otra parte te espero en la Reserva Natural del Pilar en donde realizamos educación ambiental todas las semanas con colegios, en donde hablamos de contaminación ambiental, contaminación doméstica (tan presente en el Río Lujan el cual limita con el área) el mascotismo, la diferencia entre especies Nativas y exóticas, el placer de verlas libres en su ábitat en un encuentro con la naturaleza.

Por otra parte "torodefalaris" agradezco la forma cordial en la que me has respondido, con la sutileza que le corresponde a un mayor sin complejo alguno. Apasar de nuestras diferencias invitado tambien a compartir un mate en el campo. Por otra parte gente que asistió a dicha protesta me ha hablado muy bien del director del zoo, la protesta no es contra su persona está claro.
Julián Eduardo Rosso

Anónimo dijo...

Que artículo tan PEDORRO. Da risa que el autor (un engreído que pretende descalificar a los demás hablando desde "la ciencia") defienda a los zoos con argumentos tan rídiculos. Si gracias a los zoos el tráfico ilegal es menor, habría que probarlo empíricamente. Es probable que lo contrario sea lo cierto: que los zoos enseñan que sacar animales silvestres de sus habitats es aceptable. La hipótesis para justificar lo injustificable se parece a las que defienden "que los políticos ganen 100 veces más que un trabajador para que no se corompan"!!!
Los supuestos "efectos educativos" de estos lugares ya fueron refutados por la investigación científica.
Se nota que defendés los intereses de las empresas que emplean "biólogos" pedorros en luagres horribles como los zoos.

malena blanco dijo...

Toro de Safaris, me llama mucho la atención que no respondas a ninguna de las preguntas que planteo a través de la nota de este blog. En cambio, te preguntas como puedo tomar en referencia a un vegano. Quien mejor que alguien que deja sus intereses de lado para tomar como referente. Y por otro lado viene el alma: Etimológicamente la palabra viene del latín anima que se usaba para designar el principio por el cual los seres animados estaban dotados de movimiento propio. En ese sentido originario, las plantas, los animales y los seres humanos estarían dotados de alma (wikipedia).

Minuto el Bufon dijo...

Existieron zoológicos de humanos una vez hace tiempo. Por la misma mediocre excusa, por el mismo tonto capricho de querer ver algo o alguien desconocido, creyendo que así podría tenerse conocimiento de ello/s.
En mi ciudad existe un zoológico, que es una mera exposición de animales que sobreviven a condiciones que apenas les sirven para eso, para sobrevivir. Un "Profesional" local dijo que no hacen falta profesionales sino gente con vocación, y minutos más tarde nos contaba que trabajando para el zoo local, tuvo que dormir a un león 2porque era malo, rompía la jaula, después supe que lo vendieron a un coto de caza." Me recordó tanto a lo que leo ahora!

Minuto el Bufon dijo...

La superpoblación de yacarés se controla con la marroquinería... y cuando ésta no existía, ni la ganadería... Qué sería del mundo en la época en que no se procesaban industrialmente los productos derivados de animales!!!

Minuto el Bufon dijo...

Y si castrando a los animales se los priva de su naturaleza entonces, imagino que no usarás profilácticos verdad? es contra natura tanto como la castración, verdad?

unServidor dijo...

Mal ena: Quisiera decir (aunque sea mentira) que a mí tampoco me conmueven los que no quieren cuidar a los animales en desgracia sino sacarlos de su vista, ni los que sienten que deben pasar por acá haciendo "algo" pero arremetiendo con los ojos cerrados para no ver alguna consecuencia negativa de sus angelicales actos (ya los veré nuevamente cuando el aborto se legalice y salgan a quemar clínicas convencidos de que sin ellas no hay aborto, y explicando lo malo de esta práctica a quienes eso ya lo saben pero intentan solucionar el problema desde el mundo real y no el de la fantasía).
Ya conozco la táctica española de descuartizar al indio para mostrar cada trozo diciendo "¿Ven que no vive?"; aún así y conociéndola te leí toda la cháchara. Puedo resumirla para demostrarlo.

Para empezar, digo que cierta gente hace tal cosa y vos leés que los que hacen tal cosa son cierta gente. No me sorprende que te declares acto seguido enemiga de la educación institucionalizada. Y que luego te apoyes en lo institucional de ciertos sellos, entre los que faltan las principales organizaciones que están salvando especies de hecho (Vida Silvestre, Aves Argentinas, etc). Después dejás claro que tu postura parte de una fobia infantil, justificás el interés extranjero de llevarse animales a sus parques privados diciendo que hay viajes interestelares, hablás del alma, dictás sobre qué debe hablar el otro en su blog (del que también viniste a apropiarte), negás el comercio clandestino que aumentaría pero diciendo a la vez que existe, metés (vos) la palabra entretenimiento cuando yo pienso en cuidado, pedís que no estén ahí pero reconociendo que no pueden estar donde deberían, declarás a la humanidad hermanada en una congénita crueldad (dicho por alguien cruel o de otra especie), creés que si hoy vemos animales africanos en Palermo es por gula nuestra y no porque YA están ahí (y a los que defendés gracias a que allí los viste), negás egocéntricamente ser vos la persona que señalo (será porque le hablaba a ella y no a vos; Lubertino por ejemplo), aceptás simpatía por el credo que mantuvo en la miseria a la India por milenios, demostrás tener de Darwin la misma información errada que el común de sus no-lectores (con monos que son nuestos padres en vez de primos, evolución lineal progresiva en vez de selección natural, etc), creés que la extinción es karmática "porque así debía ser", actuás para decidir el destino de los animales criticando a esa especie ajena a vos que decide el destino de los animales, rechazás ser incluída en un grupo pero decís las características del grupo que te incluye, copipasteás definiciones por el placer de ver que podés escribir sin límites en el espacio de otro, pedís eutanasia para una especie que el hombre cría desde antes de los feedlots (a los que me opongo y que en la historia de la ganadería ocupan el último minuto, pero en él naciste y allí comienza tu universo) mostrando que apoyás el fin del paciente en vez de cambiarlo de hospital. Y es que ese es el panorama con los zoos: es como un hospital que maltrata a sus huéspedes y que entonces debe torcer su rumbo, no cerrarse porque sean "cárceles" (espero que apoyes la libertad de todos los presos humanos entonces y hagas pasteles con limas para ellos) sino modificar su atención. Pero aquí veo gente que si hubiera estado cuando se descubrió que los astrónomos venían equivocándose con que el sol gire alrededor de la Tierra, hubieran reclamado el fin de la astronomía. Si no es tu caso, no te hagas cargo. Si lo es, ya dejaste en claro tu credo, no hace falta seguir evangelizándome en mi casa. Leer tanto me deja lastimoso como los cóndores que el Zoo está reintroduciendo allí donde se extinguió. O sea, muy mal ante tanta crueldad humana.

unServidor dijo...

Hablé del Big Bang, me acosté, y amanecí con una desconocida Testigo de Jehová en mi casa obligándome a tragar una Biblia entera sin pudor alguno. O para seguir con el ejemplo religioso, ahora tengo que atender a los musulmanes que entendieron mi ataque a los talibanes como un insulto al Islam, por no saber leer español. O bien, critiqué a los antisemitas en mi terraza y entonces alguien de afuera me pregunta mi apellido... Perdón, mejor no lo doy, aunque esa persona sea un rabino y yo no lo sepa.

El Zoo requiere cambios profundos. De visión, misión, objetivos, programas, proyectos y actividades. Eso creo, y sé que desde la reciente gestión ya se ha iniciado ese camino, pero demanda tiempo. Casualmente, cuando queda a cargo una persona conocedora, honesta, activa y de trayectoria, el gobierno por un lado quiere venderlo al mejor postor (y no al que presente un mejor programa) mientras por otra saltan los lúmpenes de la hoguera fácil para que se froten las manos los intereses inmobiliarios y los traficantes de fauna. Ante esta situación, y tras ver a una dirigente política criticar la existencia -en vez del estado- del Zoo, estallé y escribí en mi blog un post de corrido, en caliente (tal como fue aclarado). Así de simple.

unServidor dijo...

JULIÁN: Conozco la reserva y recuerdo sus orígenes, tiempos en los que veía a sus gestadoras en la Escuela Argentina de Naturalistas donde aprendí a enseñar esas mismas cosas que loablemente hacen allí, donde algunos egresados ayudaron también... como también en el Zoo, con aves rescatadas. No vamos a convencernos en lo que nos diferencia, no importa, prefiero las coincidencias.
Obvio que el que cría un yacaré tiene intereses económicos: también lo tiene el excazador correntino que ahora cobra un sueldo por cuidar esa misma fauna que antes mataba, mi referencia ilustraba modos de encarar realidades duras que tienen más éxito que los extremismos.
Por ejemplo: Conocés el problema de la acacia negra en Pilar. Sabrás que hay que sacarlas, o que sería bueno que no estén pero que es un trabajo hercúleo. Sabés que, si cuando agarramos la soñada motosierra apareciese una "sociedad protectora de troncos", sólo logrará entorpecer una acción ecológica en nombre de la ecología. Y podrás intuir también que algún interés inmobiliario en la zona esperará años alguna "causa justa" (algún incendio como los que provocan en la RECS, que se perdieron Hansel y Gretel adentro... no importa la noticia en sí) para intentar terminar con el sitio para que parezca un basural y hallan vecinos prefiriendo un country.
Perdón si no tengo la educación del Toro: él puede decir lo que siento menos ásperamente. A mí me basta con lo último que dijiste: que sepas quién está dirigiendo ahora el Zoo, su trabajo e intenciones. Tu ataque no será hacia él, pero el de muchos sí, sin conocerlo claro, sólo porque está ahí. Permitime sospechar de varios de los demás y sobre todo de los pastores invisibles que arrían a esos, y al contenido zorruno de algunas pieles de cordero, pieles que nunca desaparecerán del mercado...
Saludos.

unServidor dijo...

Anónimo "pedorro": También tu comentario es pedorro y da risa, así que suponiendo que hablás de vos mismo, queda claro que representás a los intereses inmobiliarios que hay detrás de este ataque al patrimonio de la ciudad. La idea del actual Zoo es enseñar a devolver al hábitat, no lo contrario, porque un lugar es malo hasta que es bueno. Sin embargo, en los tiempos del menemismo nadie atacaba su existencia. Oh casualidad, ahora sí.

Minuto bufón: Los zoológicos humanos siguen existiendo. Ya que los críticos de su existencia insisten en compararlos con cárceles, veamos que no es lo mismo una en las peores condiciones, o una como en Halden. Aún así, ni siquiera es lo mismo, pero el maniqueísmo (que ve todo o blanco o negro) necesita explicar los colores por semejanza a uno de ambos.
El mundo previo al hombre pudo ser hermoso. Pero qué va: nos tocó este donde ya hay montones de cosas horribles. O ponemos una bomba atómica, o intentamos modificarlo paso a paso, lo cual tarda mucho más. Pero lo prefiero.

@ElTopoErudito dijo...

¿Dónde está el emoticono de los aplausos de pie?

Pablo (yo) dijo...

qué kilombo se armó!!

Un saludo a mi mamá que me está mirando!

Minuto el Bufon dijo...

Sí, se los compara con cárceles, porque en ambas se trata de la privación de libertad, pero nunca dejando de notar que los animales en ni un caso lo están por haber cometido un delito. Seamos realistas una prisión en pésimas condiciones y una como halden... una jaula pequeña o una de oro... todas te privan de libertad.

"...niños que ahora conocerían a los antílopes por la cabeza decapitada sobre algún hogar..." Ni hablar de leer libros, ver documentales de animales actuando como tales, Ezoos, no?

Insisto en saber si no usa profilácticos para no ir contra su naturaleza =)

unServidor dijo...

Minuto el Bufon: Cuando vos y yo llegamos, esa cárcel (que no es un ejemplo realista) ya estaba. Y el mundo del que fueron privados, ya no está. El barco se hundió y queremos pisar tierra firme, pero mientras, habrá que nadar en el mar que detestamos y mojarnos en él. Por ejemplo, mejorando la situación de esos pocos ejemplares y protegiendo los hábitats de los muchos más que están desapareciendo de sus ambientes o mejor dicho CON sus ambientes. El Zoo debería ser la oficina urbana de aquellos trabajos alejados de las torres en las que se encarcela la burguesía bienpensante a mirar la naturaleza en una TV; un lugar que forme a los que salvarán animales, su hospital, el albergue de los rescatados sin futuro, el empollador de futuros para especies al borde de la extinción, la embajada metropolitana de la naturaleza que combate allá afuera, donde no existen los abrazos simbólicos, y apenas estamos algunas fundaciones combatiendo la devastación que generan la ignorancia y corrupción de privados y dirigentes. Devolver América a los indios es un lindo sueño, pero hoy la mayoría del continente es mestizo, incluyéndome, y no puedo partirme en dos: habrá que pensar otras soluciones.
(Y respecto a tu obsesión con que si es "contra natura" la castración... nunca hablé de eso, así que ni sé a qué viene).

Malena Blanco dijo...

"Sr no se como" porque ni nombre pones. Yo malena blanco, te digo. Es obvio que evadis el 100% de las preguntas que hago, que respondes fruta, como diria cualquier adolescente, que no te interesa aprender, que no hablas nada de nada de toda la data, que pones palabras que buscas en wikipedia y que haces comparaciones que despues de tantas me parecen graciosas. Pero no me interesa ofenderte ni meterme en tu blog, me lo paso un amigo y lo lei de compromiso, al ver tantas tonterias use parte de mi tiempo y respondi, porque esto de la tecnologia es complicado, cualquiera arma un blog para expresar ideas de las cuales no tiene la menor idea. Pero no te quito mas tu tiempo, ya los que lean pueden ver las posturas, como se responde punto por punto y como se evade con un titulo de papel en la mano. (Mas que el origen de las especies prefiero el gen egoista, que opinas?).

unServidor dijo...

Malena: No te violentes que así da miedo dar datos personales a fundamentalistas. Suficiente con los insultos y amenazas que estoy borrando de otra buena gente sensible como vos, con similar capacidad de lectura y exigencia de que uno desarrolle lo que ellos exijan, y que desaparezca todo lo que no les guste ver, sean zoológicos, escuelas, ideas distintas a su fe, mesas examinadoras que nos deschaven si realmente entendimos a Dawkins cuando lo leímos, etc. Por suerte, borrar las cosas feas que podrían mejorarse es una idea suya, así que disfrutan su medicina.
"Cualquiera arma un blog" y por eso hay otros con la verdad revelada y todas las respuestas que buscás de la vida dichas como es lindo oírlas; incluso ahí mismo se objeta cariñosamente entre todos al despistado que caiga no compartiendo el veganazismo, así que no hace falta seguirlos a la casa. Y no creas que no aprendí nada: entendí que el menú está regido por el dolor que sienta la comida (decisión moral, no biológica) así que anestesiaré a mis gallinas. Quizás hasta nos veamos en la próxima marcha para que las hormigas no esclavicen pulgones, salvo que aún esté en el error de proteger especies en ambientes atacados por alguna exótica que liberó un "piadoso". Mientras tanto, aprovechemos ambos para ver cuántos errores achacados al otro compartimos, e intentar corregir el propio antes que salir con el índice a cazar brujas por la calle.

Posdata al amenazador anónimo: Mi última marcha por el Zoo fue contra su privatización, varios años ha, y sigo bregando por un ZOO 100% estatal. (Y acá también podemos discutir si debe dejar de existir el Estado o si debe cumplir mejor sus funciones, y así hasta el infinito...)

Guri dijo...

Vengo leyendo todos y cada uno de los comentarios y concluyo lo siguiente:

- Por un lado, veo que cada uno lee lo que quiere leer en vez de tomarse un minuto y pensar desde qué lado está escrito este post. Muchos son comentaristas "golondrinas" así que paso a explicarles que UnSer tiene este modo de escribir tan particular donde, lo que se puede leer entre líneas es: seamos ecológicamente responsables de lo que pedimos. Soltar porque sí animales que no son fauna autóctona es terriblemente irresponsable de parte de un ser humano. Ya cometimos el error de sacarlo de su hábitad natural. Liberarlos en un lugar diferente tiene sus repercusiones. Así como también tiene su repercusión liberar a un animal que vivió toda su vida en cautiverio.
¿Se acuerdan de Keico, la orca de "Liberen a Willy"? ¿Saben cómo terminó su liberación?
Si lo que se quiere es terminar con el confinamiento de animales en zoológicos, deberíamos empezar atacando el tráfico ilegal, la compra de animales exóticos que vemos DIARIAMENTE en cualquier veterinaria. Ataquemos la fuente de provisión de animales en cautiverio.
¿Cuándo los voy a ver frente a una tienda de mascotas protestando por la venta de animales que, encima, la mayoría de las veces están en jaulas de 1x1?

- Los "talibanes" que solo responden con agresiones lo único que logran es quitarle crédito a lo que defienden. Uno no puede tomar seriamente a gente que te maltrata porque no puede argumentar como corresponde su posición. Ese es el problema de muchos de los defensores de animales: en vez de sumar, restan. Incluso pueden llegar a hacer que los que estaban ayudando, aunque sea en lo mínimo, dejen de hacerlo completamente. Y los únicos que pierden son los animales.