Google

sábado, 16 de febrero de 2008

Feliz San Cobardín

Hace tiempo que soy de esos amargos que no se adaptan a la importación de alegrías agendadas, como ser Jálogüen o este tal San Valentín. Incluso me cuesta digerir el verano mismo, no sólo porque la murga del barrio me agúa la siesta, o el carnaval me de ganas de destripar a quien tire algo a mis hijas, sino también porque ya empieza con todos obligados a comprar cosas a medio mundo, para celebrar una fiesta que antes era sólo para los niños (y más antes, para los católicos... siendo en Reyes cuando aparecían regalos).
Todavía no tenemos en el sector apícola ninguna mafia de los pavos, si no, hasta encontraban motivos para celebrar el día de acción de gracias en estas pampas. Y es que el aumento de festividades tiene que ver con la necesidad del Mercado de moverse cada vez más: día del niño/a, del amigo/a (conmemorando la fecha en que la bandera yankie desvirgó a la luna), de la secretaria/o, de la madre/o/a, del padre/o/a/es, abuelo/a/os/as... y no tardarán en imponerse los del jefe, esclavo, amante, vecino de la misma vereda, del conocido políticamente correcto, etc.
Para peor, veo que fechas como este San Valentín, que hace no mucho intentaba entrar tímidamente (alguna propaganda en cable, justificable ante la prole como “eso es pauta publicitaria para Panamá”) ya es rotundamente un hecho establecido que pinta como insensible a quien le duela la cabeza esa noche, y miserable a quien no le gaste en algo.
.
Bien: estoy exhibiendo demasiado mi cascarrabismo y no quiero atentar contra la moral y el pum para arriba, así que voy a doblarles la apuesta. Festejen nomás, impongan esos días y otros, desde la conocida semana de la dulzura a nuevos decenios del heladito de soja, todo en beneficio del comercio. Yo les propongo otro más: el Día del despecho. Es simple, pues: para amigos y enamorados ya se compran determinadas cosas, desde golosinas a flores o de productos electrónicos a un departamento y no jodas... Pero ¿qué pasa con nuestra paupérrima industria del chasco? ¿y los fabricantes de banderas a quemar? Hace falta un día en que se compre todo lo contrario a lo habitualmente afectuoso, cosas desagradables que además permitan un desahogo terapéutico de la san flauta (es más: otro día puede ser el de la San Flauta, pero no me explayaré en él). Porque además, si usted piensa mal en –digamos- dos personas... pero recibe en el día del despecho algo de un tercero, ya es uno más y así vamos haciendo la bola. Y en general, la monogamia permite que los ex sean más que los actuales y puedan por ende mover más al mercado.
.
No me pidan la fecha, pero que sea más o menos cuando la gente ya cobró y aún no llega el fin de mes y su testeo de moneditas restantes. Obviamente sería válido también para vecinos bateristas, fieritas pesados, compañeros envidiosos, suegras insoportables, trolls, etc. y así también el Sindicato de Fabricantes de Rebenques y Fustas evitará su quiebra... ¡Si lo detesta, demuéstrelo comprando! Total, del amor al odio... todo cuesta.

15 comentarios:

Baterflai dijo...

Jajajjajaaaaaaaaaaa!!
Me encantó la idea.
Invasión en los todopordopeso para comprar abominaciones que digan "tomá, me sugerís este conejito rosa con laca brillante y purpurina!.

El día internacional del comentarista existe, es el 15 de junio, se festeja desde el año pasado, y si todo sale bien, nos vamos a Mendoza para festejarlo allá, ya que el año pasado vinieron desde allá para pasarlo acá. :)

Mapim dijo...

Ja!! Excelente... Otro día más de comercio!! Te van a dorar por todas estas propuestas con buenos argumentos que de ser implementadas serían un boom!!

Ah... ya que mencionas al respecto: de pasar una temporada en Colombia.. colapsas. Aqui es festivo cada nada, se celebra algo cada nada.. y hay locuras cada nada, así que...

Me ha gustado siii!! Ah y ya me he enterado de tu premio: felicitaciones!!

besos

Ichiara dijo...

También me apunto al despecho's day, una excelente ocasión para comprar eso que nunca pillarías, y para dar salida a la basurrilla que uno acumula. Y al amor, los reyes, y la gracia divina que les den morcilla, que no hay nada como un chute de despecho con sorpresa.

Propones algún día? el primero del año podría estar bien, comienzas más ligerito...

Un beso

un servidor dijo...

Bater: Buenísimo el conejito rosa... jajajaja.
No sabía lo del día del comentarista (sobre todo si sólo se celebró una vez, y yo recién daba mis primeros pasos en un blog ajeno, que ni propio aún) aunque escribí eso imaginando al "blogger comentado" regalando algo a sus asiduos más simpáticos... Gracias por la aclaración y ya lo borré del post (lo había escrito entre los días a inventar por el Mercado... por lo visto mi perspicacia no andaba muy errada en cuanto a posibilidades ¡un pasaje a Mendoza a mi derecha!) Espero que con esta aclaración se entienda a qué se refiere ud.
:-)
Mapim: Gracias por las felicitaciones... Ya postearé sobre ello en la semana. ¿Tienen un "día del secuestrado" para darle ese día un gusto al susodicho?...
;-)
Isa: Buen plus la ventaja sugerida de quitarnos cositas de encima (souvenirs de bautismos, etc). Tal vez podría ser el 8/7, pues está entre San Fermín (despecho toruno) y nuestro día de la independencia (despecho colonial)... pero no lo tomes como algo personal contra España... jajaja. Es que a esa altura la gente acaba de cobrar su medio aguinaldo y se movería más dinero (explosivos, etc).
XD

Monica dijo...

AYY Selecc como si me leyeras la mente, jajaja... tengo un post referente al " día de..."esto de la globalizción me mata.
festejaremos pues el bendito día del despecho, ( una preguntita..despecho de sentimientos no ??? porque despecho de desnudez ..mmm ya no me cabe )
Y andaremos por el mundo vomitando nuestros despechos, y nadie podrá decirnos nada, porque es una celebración y punto.
Se me hace agua la boca.
Besotes

Chap dijo...

No se si quiero un día del despecho. Más que nada para no tener que gastar tanto.

Lo triste sería recibir más regalos que los que se dan.

Mapim dijo...

Venga Servidor... el 4 de feb de este año se ha marchado por la causa (aunque con el tinte político que aparantemente no había)... creo que ese día será recordado para ellos (los secuestrados).

un servidor dijo...

Moni, sin duda somos muchos (nunca mayoría, claro) los hartos de que nos agenden qué tener en la cabeza cada día...

CHAP, bueno, de gastar se trata siempre... y por eso de recibir más que dar no te preocupes: al año siguiente agregá a los que te dieron sin haber recibido...

Mapim: ¿tendrá arreglo nuestro querido continente?
Vea, yo le propuse a mi amigo Bush un "día del prisionero de Guantánamo" para que en esa fecha sean más cariñosos con sus torturaditos... pero aún no me contesta.

El Gaucho Santillán dijo...

Hola Servidor. Me parece que este asunto de los Yanquees, exportando porquerías para que la tilingada las copie, viene desde la época de Sarmiento. Ya nos trajimos unas maestras....que solo hablaban inglés.

Pero lo que me da más bronca, es la penetración ideológica que hacen medios de comunicación.

Desde Rambo, hasta los programas que da "History Channel", mostrando que ellos siempre tienen razón, siempre ganan, y los otros son feos, malos, y con olor a chivo.

Ya les vamos a mandar a Marley, para emparejar!!

Saludos

Monica dijo...

Me voy una semanita a Mendoza, no me estrañes, jajaja, volveré con fotos.
besos

un servidor dijo...

Gaucho: Tu bronca es mi bronca.

Moni: Feliz viaje, y ojo con resbalar en alguna vereda encerada.
:)

Chango Glamour dijo...

Hola.
Para mi San Valentin nunca funcionará y las razones te las dejo en un post de mi blog.
Respecto al dia del despecho, yo lo cambiaría mas bien por el día del asado y vino con amigos y algún que otro travesti.
Saludos

Cale dijo...

Lo suyo es interesante, le voy adelantando. No sería anticomercio, sino mas bien un reajuste comercial festivo, una especie de redistribución de las riquezas a los comercios relegados. En definitiva, robinhoodismo capitalista.

Si quiere, y lo hacemos un poco mas interesante, le triplico la apuesta. En adición al día del despecho le propongo el día de la retribución de gentilezas, o lo podemos llamar el payback day, aprovechando un mercado habido de nombres foráneos. Sería como un día del despecho pero específico para navidades, reyes y cumpleaños. ¿Quien no recibió medias, ropa interior y colonias pedorras para alguna de esas festividades y deseo la muerte súbita del agasajante? Pues bien, es hora de retribuir favores. Las medias Tom, las colonias Pibes y Coqueterías y los calzones serían las estrellas del evento, como los bombones en San Valentín o los caramelos del Halloween, póngale.
Y no me vengan con planteos religiosos del tipo 'no hagas lo que no te gusta que te hagan a vos' porque agarro y les encajo unas medias con rombos bordó....

un servidor dijo...

Chango, ud sólo debe esperar al 20/6.

Cale, gracias por su aporte (¿y a la que te regaló un calzoncillo con trompita, cómo le retribuye?)...

unServidor dijo...

Upa! Acabo de descubrir, medio tarde, que este fue el post número 100 del blog.
A ver si me avivo a tiempo para el quinientos...