Google

lunes, 22 de diciembre de 2008

Chico Mendes

Hoy, hace exactas dos décadas, era asesinado Chico Mendes, una semana después de cumplir 44 años. Ocurrió en Xapuri -estado de Acre, Brasil- en el Amazonas profundo, donde había nacido cuando la mitad de los trabajadores del caucho que allí habían (como su padre) morían en la miseria de la que habían querido huir lustros antes, cuando los poderosos los empujaron allí a costa de decenas de pueblos nativos. Para sobrevivir en ese lugar, los humildes seringueiros pronto vieron que debían aprender mucho de esos indígenas.
Asemejando la "conquista del Desierto" argentina, el Estado brasilero repartió en los '60, millones de hectáreas de aquella región marginal a grandes terratenientes que pronto sembraron el terror impunemente, matando tanto a lugareños como a sus ganados y bosques, con lo cual algunas tribus perdieron al 70% de su población y la mortalidad infantil superó al 80%. Para ese entonces, Chico alcanzaba la mayoría de edad con dos ventajas que un exiliado político -recluído en su pueblo- le había obsequiado: educación, y voluntad de cambio.
Para los '70, el circuito de la miseria se iba cerrando en la región: los poderosos fazendeiros ya habían sentenciado el Amazonas a la hoguera (el 10% de los gases del efecto invernadero se originan en sus focos, que se llegan a ver desde la Luna). Para colmo, sin raíces que la afirmen ni hojas que la alimenten, la tierra se erosionaba a la primer lluvia, por lo que seguían extendiéndose hacia la selva. Paralelamente, una nueva fiebre del oro genera una explosión de garimpos, que deviene en más incendios allí donde se suponga que puede estar el mineral, y que requiere la utilización de mercurio, letal para flora y fauna (nosotros). Ya habiendo rutas y pistas de aterrizaje, brota el tráfico ilegal, el negocio de la droga y la trata de blancas.
Los antiguos pobladores de la región van siendo apartados a gettos, a medida que desaparecen de a decenas de miles castaños y seringueiras (el árbol del que -en vida y por ende sin matarlo- se extrae el caucho). Colmada la paciencia, se organizan para defender su selva: cada vez que saben que una zona sería destruída, se trasladan allí con sus familias y lo ocupan en resistencia pacífica. Su cabeza principal se llama Chico Mendes, quien es torturado por "subversivo" en 1979.
El conflicto demuestra las fallas del rumbo económico que Brasil tomara con respaldo (e impulso) del Banco Mundial, y la necesidad de un desarrollo sustentable. El ambientalismo internacional se solidariza con los seringueiros a la vez que las imágenes de la depredación cobran notoriedad. Pero así como Mendes recibe reconocimientos más allá de las fronteras, continúa la lucha en los seringales y empieza a crear reservas donde conservar bosques y poblaciones originarias, y de donde extraer la resina así como frutos y medicinas silvestres. Los fazendeiros reaccionan brutalmente a través del crimen organizado. Y entre las centenas de militantes, indígenas, ecologistas y dirigentes sindicales que caen, también muere frente a su casa -como ellos- Chico Mendes, recolector de caucho.
.

"No quiero flores en mi tumba porque sé que irán a arrancarlas a la selva. Sólo quiero que mi muerte contribuya a terminar con la impunidad de los matones, los cuales cuentan con la protección de la policía de Acre, y que ya han matado a más de 50 personas como yo, líderes seringueiros, dispuestos a salvar la selva amazónica y a demostrar que el progreso sin destrucción es posible". (Chico Mendes, días antes de ser asesinado)

12 comentarios:

ElFlaco dijo...

Como dice Maná "dejó una esposa valerosa y una selva en agonia".
En Argentina hacemos lo mismo con nuestras selvas, bosques y recursos se ve que es un virus internacional, parafraseando a Los Piojos "Dios perdona, el hombre a veces , la naturaleza nunca".
Gracias Unser por compartir esto que no debemos olvidar.

El Gaucho Santillán dijo...

En Discovery, a veces dan series como "Pesca Mortal", que habla sobre como viven los que pescan centolla en Alaska, o "Camioneros del hielo", sobre los transportistas en la Tundra.

Pero ahora dan "Leñadores"!!!! que muestra lo vivos que son los tipos que cortan bosques enteros en norteaMERdica.

Donde vamos? serà pagado? no entiendo.

Felicidades a vos y los tuyos

La candorosa dijo...

Triste realidad de la que poco se dice... el silencio es cómplice.

Lamentable.
Y saber que hay muchos desconocidos que luchan día a día por este planeta, para -como en este caso-, dar hasta la vida.

Saludos!!!

Pazcual dijo...

Es la primera vez que leo claramente acerca de él. Me pareció oír de él hace rato, pero no sabía muy bien su papel. Pfff...Leí un articulo acerca de la desintegración del Amazonas y la poca proteccion que los gobiernos latinoamericanos tiene hacia ella y preocupa, preocupa. Dice el artículo que en 40 años, si hay, será fraccionada. Vaya pifia de seres que somos.

Saludos,

Paz

Monica dijo...

Puede el Hombre pensar con tanta soberbia ???pueden creer que todo este dano hecho a la naturaleza no tendra` ninguna consecuencia.
Querido Chico, te lo digo con todo el dolor de mi alma, tu muerte no cambio' absolutamente NADA.
Que bueno el tema Selecc, da para cortar mucha tela, pero podra' algun d'ia la palabra romper los enormes monopolios ???
Besos amigo

Blue Fairy meets Gepetto dijo...

que bueno poder leer con tanto detalle sobre alguien que solo de nombre conocia. Se deberia hacer mas enfasis desde el colegio en temas como estes, enseñan a veces tantas tonterias que nunca usaremos que pienso sería de mas provecho tomar conciencia de algo que nos afectara toda la vida.

Un beso y FELIZ NAVIDAD!!!

unServidor dijo...

Flaco: Y ya que mencionaste a Maná y a Los Piojos, agreguemos a Gieco donde menciona a "la bala a Chico Mendes" en su tema "La Memoria".

Gaucho: Es cierto, a mí también me asombró. No te extrañe que en cualquier momento acá te pasen "La alegría de depredar el monte"...

Candorosa: Y el crimen es triple, por sus muertes, su desconocimiento por parte de la sociedad, y la impunidad de las mafias.

Pazcual: A la selva la siguen matando a diario, por eso hay que recordar, informarse y actuar. Me alegra haber ayudado en lo primero.

Monica: La palabra no basta, efectivamente. Pero como dice el Talmud: "Mejor estar entre los perseguidos que entre los perseguidores", y Chico murió de pie para no vivir de rodillas. Al final, todos "nos vamos", pero los ricos mueren insatisfechos.

Blue Fairy: Los colegios se preocupan más por nombres y fechas de héroes muertos hace mucho, que por ideas y acciones de los héroes actuales.

Hoy se lo recordó en Brasil, tal como publicó la BBC: apreten shift, clickeando acá.
Saludos a todos

Abrujandra dijo...

Qué hermoso homenaje el suyo. Emotivo y movilizante.
Gracias.

unServidor dijo...

Qué hermoso comentario el suyo...
(me es grato conocer una buena repercusión)
:)

Rapote dijo...

Mientras leía el post de unSer escuchaba internamente el tema de Gieco, luego recién di 'play' al video. Desconocía que Maná (no exploro mucho su discografía ciertamente) había dedicado un tema a Chico Mendes.

Muy triste todo. Pero estas cosas -por mas tristes o duras- no hay que olvidarlas nunca.

"-La memoria pincha hasta sangrar,
a los pueblos que la amarran
y no la dejan andar
libre como el viento..."


Saludos,
Rapote

unServidor dijo...

y no sólo canciones, libros y documentales... ¡hasta hay una película!... pero no son cosas con difusión.

Rapote dijo...

La voy a ver unSer.

Claro que estas cosas no tienen difusión.

Es como dice Atahualpa en un pasaje del Payador Perseguido...

Un abrazo,
Rapote