Google

miércoles, 25 de febrero de 2009

Foto de tu pareja al desnudo (para reenviar)

El fin del veraneo -que no del verano- tiene al ciudadano medio un poco mejor descansado y con algo más de color. Desde luego, no pasará del otoño sin haber recuperado su palidez habitual, pero mientras tanto, puede mostrar ufano su nuevo bronceado.
¿Lo muestra? No tanto. En general, apenas vemos lo que asoma de su uniforme de empleado, y parece cromáticamente "bien" porque no nos interesa un análisis minucioso y -a decir verdad- no nos importa un ápice su nueva tonalidad, sea traída de Punta Cana o de Punta Lara.
Y lo cierto es que por debajo de la ropa, hay oculta otra realidad. Lo sé, porque también yo estuve de vacaciones, y he visto esta gente en balnearios, desde al blanco que recién llega, el rosado que se descuidó mal... y hasta el tinto ya pasadito. Es por esto que se me ocurrió graficarles al desnudo la verdadera piel de quienes nos rodean, tal como están ahora mientras su piel termina de caer para dejarlos luego igual que siempre.

Para este trabajo usé de modelo a la pareja que le dibujó la NASA a los extraterrestres lustros atrás, pero desde luego que no ha sido mi espejo el inspirador del post ¡válgame el Cielo! que la pareja ilustrada claramente ha tenido unas vacaciones más cortas que las mías. Allí se explican las marcas que originan la variedad colorimétrica que puede albergar una misma piel, para entender el origen de semejante resultado.

21 comentarios:

Maria "C" dijo...

Ciertamente, me reconozco en el bronceado de la señora. Aunque sería apropiado mostrar también a la doña desde atrás, y entonces podríamos apreciar:
- hombros relativamente en buen estado hasta donde nos alcanza el largor de las manos para pasarnos protector.
- espalda con bronceado temático, en mi caso una especie de réplica de la Cueva de las manos, por los bienintencionados pero ineficaces manotazos de mi hijito pasándome protector.
- piernas de un rojo furioso entre las caderas y la rodilla, motivo de pasarme entre 5 y 6 horas sumergida en el mar a una altura tal que me permite sostener al unigénito para que no se lo traguen las olas. Y por el sistemático olvido de pasarme protector por las patas. Y bueno.

Un post esclarecedor, sin duda. Los extraterrestres que nos leen tomarán debida nota de lo frágil y colorida que puede ser nuestra piel. La de los blancuchos como yo, al menos.

Abrazo!

karito la cordobesa dijo...

Ja ja ja! Increíble.

Yo tengo la facilidad de broncearme parejo y de despelucharme en períodos relativamente cortos, asique mis tonalidades varían entre "recién tostado-a punto de caerse a pedazos-despeluchado furioso-blanco teta esperando a ser bronceado" y vuelta a empezar...

Qué triste es la vida del caucásico (?)

Milenius dijo...

¿Por qué publicaste una foto mía sin permiso?

Ah... no, perdón, no era yo. ¿O sí soy yo?
Bueno, estoy igual a yo.
besos

Tuky dijo...

jajaja genial lo suyo!!

El Profe dijo...

¡Juas! ¡Muy bueno! Me hiciste recordar mis distintos estadios al sol... por suerte quedé parejito...Mayo y ya estoy blanco otra vez...

¡Abrazotes Unser!

Pazcual dijo...

Los placeres de ser trigueña tirando a morena...Ea, no se nota ná de ná ni en el pie!!

Saludos,

Paz

Monsieur Juan Carlos Côtelette dijo...

A la miércoles! Cuantos Watermarks! Creo que le falto uno en el centro, por las dudas

Mona Loca dijo...

También se puede poner un brazo más bronceado que el otro, si lo apoyaba en la ventanilla...

La candorosa dijo...

La marca de la ojota, es bochornosa!!!! ajajajaaa

Saludos!!

unServidor dijo...

María C: ¡Es cierto! La madre apenas metida y de espaldas al sol para proteger a la criatura... ¡qué dolor atrás a la hora de doblar las rodillas!

Karito: Y después nos exigen tanto para darnos la ciudadanía europea...

Milenius: Lo que no sabemos ahora es quién es el muchacho ¿algún varón se atreverá a decirse igualito?

Tuky: ¡Gracias!

Profe: Te preferimos así, el más blanco de los onas y viceversa, antes que mal herido a falta de ozono...

Pazcual: Y yo que pensaba que "los placeres de ser trigueña tirando a morena" eran más bien de los hombres que las miramos...

Monsieur: Jajaja, es cierto ¡ya mismo le atravieso delante unas marcas de agua! (humm, bueno, no)

Mona: ¡Usted no me vio el dibujo! Ambos tienen esa característica, señalada entre ambos a la altura de las manos (el color puede ser tu monitor, pero el texto...)

Candorosa: Y cada vez que cortamos sus uñas volvemos a verla.

Fla-q dijo...

aaaaajajajajajajajaja!!!!Claro,
en esta foto ByNno se notaba el bronceado.
Ahora entiendo por qué nunca nos llamaron!!!!!

mosca brava dijo...

Pa'tostarse no hay como el spiedo, dijo el pollo.

Guty dijo...

Mi brazo quedó igual al del chabón del dibujo, no suelo exponerme al sol, pero al manejar de regreso a La Rioja me quemé toda la extremidad superior izquierda :)

unServidor dijo...

Fla-q: Es que la Pioneer los mandó incoloros, como estamos siempre. El color se lo agregué ahora, que estamos en el siglo XXI (?)

Mosca: Tal cual. Y cuando quitamos la piel... ¡blanco!

Guty: No sabés cuánto te entiendo, hermano...

Abrujandra dijo...

Esos problemas no tengo, tomo sol desnunda.

Blue Fairy meets Gepetto dijo...

yo estoy toda blanca, pero como en realidad no soy tan blanca sino trigueña paso desapercibida.
el viernes se acaban mis vacaciones y ni una vez tome sol, que se yo mucha depre por no haberme podido ir a ningun lado y ni siquiera me dio ganas de salir al parque de mi casa y poner la reposera.
Gracias Cristina!

Mafa dijo...

Ah qué feo... peor quién te quita lo bailado. ¿? (antigüedad expresiva) Tengo de esas marcas pero sólo con distintas mallas. Me quedan dos días para emparejar un poco y luego fui. Así estaré todo el invierno.

Salud!

Guty dijo...

Eso pasa por no turnarse para manejar. Así nos hubiesen quedado los dos brazos iguales.

Pazcual dijo...

Jajajaja por eso por eso...Dime tú de uno a quién se le vaya los ojos por un camarón encerzado? Ni a palo!

Paz

Chap! dijo...

Los blancos de piel sensible como uno siempre tenemos en el verano alguna quemadura dolorosa indeseada. Por más que intentemos cualquier cosa. Más que acostumbrados estamos a usar protector 50 en todas las partes del cuerpo y cansados estamos de encremarnos cada menos de veinte minutos.
Sin embargo, este año, estando en el sur sur del país, mi empeine no fue protegido debidamente y tomó un color (dolor) rojo furioso.
Queselevaser.

unServidor dijo...

Abru: Definitivamente, usted es la Coca Sarli.

Blue Fairy: El gobierno ofrece préstamos para adquirir reposeras económicas, deberías agradecer (?).

Mafa: El diván de los terapeutas deberían aprovechar para que sean de paso cama solar... Al menos en algo quedaríamos parejitos.

Guty: El camionero de alma soy yo; mi copiloto no tiene licencia. Por ahora.

Pazcual: De todos modos, cuando se me vayan los ojos, espero acompañarlos...

Chap: Dicen que el empeine rojo es el equivalente actual del meñique que no se dobla para descubrir invasores extraterrestres...