Google

viernes, 9 de octubre de 2009

Observación de aves, para dummies

Estamos entrando en una estación ideal para la observación de aves, y aunque creamos que no nos hace falta aprender a mirar, tal vez -como en otros órdenes de la vida- no siempre tengamos razón. Podemos creer que no vemos lo que no nos interesa, siendo que no nos interesa porque no lo vemos. Y podemos tener claras nuestras metas, pero desconocer las herramientas que mejor nos ayudarían a lograrlo. En definitiva: no es malo re·aprender a mirar. Sólo hay que recuperar la capacidad de asombro, como aquella que teníamos cuando éramos más felices...
A veces me dicen "Vi un pájaro... ¿qué podrá ser?" En esos casos, suele ocurrir que pido inútilmente más datos, y la respuesta es "No me fijé". Recuerdo a alguien que al ver una Guía de aves, le criticó que no ordenara por color... (de ser así, la hembra de cierto pajarito quedaría junto al avestruz, y su macho entre los tucanes). Un método es bueno... sólo si es bueno. Por eso está la taxonomía. Y el que podamos recordar a través de la escritura, es otra de esas ventajas que cambiaron nuestra historia para siempre.
El amanecer (con menos gente) y el atardecer, suelen ser los horarios de mayor actividad para las aves, y los más convenientes para encontrarlas. También suelen ser horas de mosquitos y otros insectos, y no es casualidad: con insectos alimentan a sus pichones, incluso las aves no-insectívoras. Así que usamos repelente, para no arruinarnos el momento. Y por esto también, un gorro, protector solar, ropa cómoda, una mochila liviana, agua, libreta con bolígrafo, y unos buenos prismáticos (10x50, por ej.). O sea: no vamos a ver palomas al Congreso, sino a observar a nuestras verdaderas especies silvestres, en su ambiente natural.
Si vamos en grupo, lo ideal no son más de 3 personas. Si queremos avisar un avistaje, no gritemos (ni acudamos corriendo). Si el pájaro está en la copa de un árbol, podemos imaginarla como un gran reloj de agujas sin minutero, y decir "Está a las dos" o "está casi a las 11", etc. Y si vamos a acercarnos, es mejor no hacerlo en línea recta sino en zigzag, lentamente. Reconoceremos la especie por la forma y color de sus distintas partes: pico, cola, patas... para lo cual suele ser mejor anotar que confiar en la memoria, pues pronto encontraremos más especies.

Dibujos de Darío Izurieta para la Guía para la identificación de las aves de Argentina y Uruguay, de Tito Narosky

Así como las patas de las aves sugieren su hábitat, los picos además nos hablan de sus hábitos alimenticios: uno ganchudo como el de las rapaces ayuda a desgarrar las presas; uno delgado y largo como el de los colibríes permite colectar el néctar de las flores tubulares; uno largo y grueso como el de las garzas sirve para arponear peces. Para detectar alimento en el fango, los chorlos tienen un pico largo pero fino y con terminaciones sensitivas. En cambio los que son cónicos, cortos y de base ancha, pertenecen a pájaros que comen granos y frutas (cardenales, jilgueros, etc), así como los insectívoros lo tienen ancho si son de cazarlos en vuelos veloces (golondrinas), o puntiagudo si prefieren atraparlos como hace el benteveo.

Con la experiencia y una buena guía iremos aprendiendo cada vez más cosas para reconocer especies, aprender sus hábitos, despejarnos de la preocupaciones mundanas, incluso en reservas tan cercanas al microcentro metropolitano como la de Costanera Sur, donde se ha visto un número de especies similar a las que habitan toda Inglaterra. En ese sentido, Argentina tiene el privilegio de contar con unas mil, superando por lejos a toda Europa. Por eso no es raro encontrar birdwatchers extranjeros, anonadados ante lo que a nosotros nos parece tan natural y a ellos les falta: desde los más pequeños picaflores, capaces de volar incluso hacia atrás, hasta los majestuosos cóndores, pasando por la prodigiosa capacidad del humilde hornero para construir su nido.

Costanera Sur. Foto de Eduardo Haene.

32 comentarios:

La candorosa dijo...

Bajo la ventana de mi dormitorio, en el parque hay varios árboles, que obviamente es el dormitorio de varios pajarillos.

Y le digo, al amanecer -justo que por estos días, cada vez es más temprano- flor de escandalo que hacen!!!
Y al atardecer, parecen viejas locas peleándose por un lugar!!!

Cuando los mire bien -imagino que al atardecer, claro!- le cuento cuales son en particular.

Saludazos y mis candores!!

Nick dijo...

Solo voy a decir una cosa, y no la dije yo:


Soy capaz de diferenciar las huellas de un elefante gris de Nigeria con tres hombres sobre su lomo, de las huellas de un pelícano. Puedo reconocer a cualquier pájaro por su forma de volar, por más rápido que sea su vuelo yo lo sigo con la mirada y, sin vacilar, lo nombro: ¡pájaro!

Pazcual dijo...

La concha! Y yo que pensaba que observar pajaros era más fácil...Prometo aplicar todo la próxima vez que me dedique a observar pájaros.

Saludos,

Paz

Leni dijo...

No es nada fácil reconocer un pájaro! Se necesta mucho entrenamiento... que no tengo. Por eso admiro a los pajarólogos que son capaces de ver en nanosegundos las características que detallaste en el post; cuando yo alcanzo a fijarme en el pico así o asá el bicho voló. Opté por admirarlos aunque para mí sigan siendo ilustres desconocidos.
Y lo de los europeos que vienen en excursión a verlos me recordó a una vasca (en mi familia se han quedado varios chicos europeos de intercambo estudiantil) que estuvo en casa un tiempo: "escuchen: se oyen pájaros!!!" Aclaro que estábamos en el fondo de casa. Antes de volverse pidió que la lleváramos de excursión al campo y fotografió todos los plumíferos que se le cruzaron, lamentando no poder llevarse el sonido. Dijo que en su pueblo no quedan pajaritos, y eso que vive en el campo también.

El Gaucho Santillán dijo...

En el Chaco, hay un pàjaro llamado "Crespìn" que es muy dificil de ver, aùn de cerca, porque se mimetiza muy bien.

Tiene un canto muy fuerte y triste, y uno sabe que està ahì, por el canto, porque al bicho, nunca se lo ve.

Eso que serìa? "Observaciòn de pajaros"? "Escuchamiento de pajaros"?

Y dicen que si lo ves, te morìs!!

licha dijo...

voy a hacer un intento esta tarde q voy al campo... espero enganchar algo... aunque d entrada la paciencia no es lo mío....

MariaCe dijo...

Gaucho, el crespín no es ese que en otros lados llaman el urutaú? Si es ese yo lo escuché. Viva, escuché un pájaro y lo reconocí!

Ahora, propongo que unSer nos lleve a todos a un safari pajarero y nos enseñe in situ. Sí, es una gran idea.

ENSUCORCEL dijo...

A mí me sirvió mucho la pajarología para reconocer loros, cotorras y pajarones en mi juventud. Y huir de ellos.

unServidor dijo...

Candorosa: Fijesé, y si se le graba internamente ese sonido, tal vez sepa qué pájaros son los del próximo árbol donde oiga lo mismo, aún sin verlos.
:)

Nick: En "Mansiones Verdes" (de Hudson, novelista ornitólogo de hace un siglo) el protagonista está internado en la selva con una tribu salvaje, y le pregunta a uno el nombre del ave que estaban viendo... y el indio le contesta: "Pajarito".
XD

Pazcual: Todo parece fácil, pero "fácil" es ver "así nomás". Observar MÁS (lo que fuera) requiere MÁS.
;)

Leni: Así es. Nuestro continente aún está bendecido por la fertilidad y las distancias que los europeos devastaron en el suyo. Estuve en tu ciudad, y entiendo el "maravillamiento" de aquella gringa por lo que nos resulta tan cotidiano.
:)

Gaucho: Sí, el crespín está lleno de canciones y leyendas por eso. "Oír" forma parte de la actividad, porque la primer acepción del verbo "observar" es "examinar atentamente", y eso incluye sonidos, costumbres, etc. En definitiva, más que meros birdwatchers somos "ornitófilos": gente que ama a las aves. Libres.
;)

Licha: Suerte. Para empezar, fijate si podés dar un identikit a un dibujante virtual que no haya estado ahí... sin dejar partes sin describir.
:)

MaríaCe: El crespín (Tapera naevia) es un cucúlido que parasita nidos ajenos. El urutaú (Nyctibius griseus) es de otra familia, nidifica y duerme de día. Es al que también se le suele llamar Kakuy... y también tiene sus leyendas y canciones.
:)

Ensucorcel: Claro. Y de las urracas y buitres también, seguramente.
XD

El Gaucho Santillán dijo...

Bueno, por lo que dice "Ensucorcel", no he sido el ùnico radiador en mis años mozos.

Pero ademàs de varias cacatùas y un muy recordado tucàn, debo decir que yo trascendì esas fronteras.

No tengo empacho en admitir, que me lastrè un par de ballenas, algun porcino, y una foca bigotuda, que era muy gauchita.

Minombresabeahierba dijo...

Hace unos años, subiendo a las montañas en auto por un camino de cornisa desde Rosario de la Frontera, Salta..detras de unos arbustos al lado del camino salieron volando un grupo de 10 conodores al menos...que segun despues me explicaron especialistas ornitólogos sólo se da en condiciones muy especiales por el clima y alimento, ya que el condor suele volar solo....fue algo majestuoso!

abrazo

Gamar dijo...

Hasta los 22 años viví en Buenos aires y a esa edad, lo que menos hacía era mirar para arriba. Recuerdo que una tarde, cruzaba la General Paz debajo del puente de Emilio Castro y el diariero, que había visto miles de veces pero que nunca había cruzado ni un saludo, me dice:
-Pibe, mirá eso, no te lo pierdas -y me señalaba para arriba.
Yo no entendía nada y algo desconfiado miro. Era una bandada de tordos enorme, girando en círculos.
-Y mirá ahora lo que van a hacer -me dice el canillita.
Después de dar algunas vueltas se formó una fila que se abalanzó sobre los árboles del parque.
-Hacen eso todas las tardes -me seguía contando el tipo- y la gente pasa sin prestarle atención.
Y es cierto, nunca había visto ese espectáculo gratis que dan todos los días a la misma hora.
Años después, en la pampa los veo mientras izamos la bandera en el cole, como hacen lo opuesto, arman tremendo bochinche en los árboles hasta que salen todos juntos dejando los árboles vacíos.
Le mando un abrazo don.

LALE dijo...

Che, eí el título,ví las imágenes, observé la foto y pasé directo a preguntar, porque si no después me olvido:

En la foto, el de la izquerda con el súper big tele es usté?

Listo, ahora sí me pongo a leer con detenimiento.

LALE dijo...

Ahora sí.

Tengo la suerte de tener un pedazo de patio en mi casa, donde confluyen gorriones, palomas, alguna que otra curucucha, colibríes y benteveos...

...todos todos interesados en tomar agua de una pileta, "bañarse" en la arenita del costado del damasco, hacer niditos en la Santa Rita o los huecos entre la pared y enredadera y, por supuesto, robarse de a uno los doguis de mi pobre Greta, que ya perdió la batalla y no los corre más.

Especialmente a los guachos de los benteveos.

licha dijo...

se me complicó la conseguición de los binoculares... :(
vi un pajaro azul, pero volaba muy rápido para ver su cola, y estaba muy lejos para ver el pico....

in fin...seguiré participando.

unServidor dijo...

Gaucho: Veo que a tu asador fue "todo bicho que camina"... ¡Omnívoro!

Minombre: Con esas visiones sobrenaturales entendemos que los indios relacionen al cóndor con lo divino...

Gamar: Para vos tengo entonces esto de Serrat, un post de hace dos años con una letra de hace tres décadas...

Lale: ¡EFECTIVAMENTE! Estaba esperando ver quién era la primera persona capaz de OBSERVARme en la foto... jajaja.

Licha: Bueno, pero... azul ¿todo? (o sea ¿de punta a punta?) El dibujo con las partes lo puse para eso: para fijarnos si "el color" no será acaso en algún sector en particular, más bien. Además, "azul"... ¿cómo sería? ¿marino, o tirando a celeste? ¿Y el tamaño... era como un gorrión, un hornero, un ñandú? Jeje... ¡no se rinda!

elcuervodePoe dijo...

En mi casa tengo dos patios. El de adelante todo más o menos prolijo y urbanizado (rosas, canteros, mucho cemento, etc) pero el de atrás es más salvajón. Está en el corazón de la manzana y está rodeado por los árboles de todo el vecindario y los propios. Y enfrente hay una plaza con árboles muy viejos y ahí nomás la iglesia y la Municipalidad y otros edificios históricos (y altos. Bueno, altos pero de una planta sola).
Al atardecer suelo ir a mirar pájaros. Conozco los comunes, como todo el mundo, pero me atrae el comportamiento que tienen. Las peleas y las insistencias sexuales (supongo). También el susto que les agarra cuando aparece uno de esos grandotes que parecen águilas y también el alcahueteo de los teros. Es muy lindo, tendría que darle más bolilla de lo que le doy.
Al rato, cuando las aves parece que se encerraron, aparecen dos o tres murciélagos que no se dejan ver por su velocidad pero que hacen piruetas arriba de mi cabeza. Claro, no son aves pero me gusta que me visiten.

licha dijo...

jajaja!! era chiquito, tipo gorrión pero flaco alargado y se veia negro pero al sol se notaba un brillo azul bien oscuro..
en fin lo q venía a decirle, seguramente tb ya lo sabe pero por las dudas aca le dejo esta invitación: http://medioambiente.sanjuan.gov.ar/index.php?option=com_content&view=article&id=121:2o-festival-mundial-de-las-aves-2009&catid=1:latest-news&Itemid=69

unServidor dijo...

Cuervo: Siempre podemos dar "más bolilla". Descubrir de qué rapaz se trata la que los asusta, distinguir lo que hacen las aves, en qué momento y porqué, etc. Incluso, descubrir en ellas nuestro vecindario...

Licha: Por la descripción que hacés, lo más seguro es que fuera un tordo renegrido (Molothrus bonariensis) macho.
¿Viste cómo, observando mejor, ya podemos saber algo más que si es un simple "pajarito"?

Fernando dijo...

Genial, yo sabía de antemano piernas, dedos y uñas.
¡Soy todo un ornitorrinco!

The Bug dijo...

Ah, si.
El Fernando anterior soy yo.

rs dijo...

Hay ignorancias que son imperdonables. Una vez, en el balcón de mi casa (en tierras lejanas, no en Buenos Aires) había un "nido abandonado", que, según mi humilde entender, era de hornero porque estaba hecho de barro. Un buen día, empezó a mancharse la pared de caca de pájaro, y empezaron a sentirse unos extraños sonidos dentro del nido abandonado. Yo pensé que eran murciélagos (Sabrá Dios de dónde saqué semejante idea) y mandé a destruir el nido. Adentro, en vez de múrcielagos, había dos golondrinas con cinco golondrinitas a las cuales estaban alimentando. Las golondrinas grandes huyeron para siempre, y a las chiquitas las puse en una cajita y les dí de comer pero se murieron igual... Sentí mucha culpa.

LALE dijo...

Así que fui la primera en descubrirlo??

Bien! Qué me gané? me lo mandan por correo o hay que pasar a buscarlo?

unServidor dijo...

Bug: ¡qué cabecita negra de novio, hombre! Ahora la gente sabrá que su nombre de pila no es The.

RS: ¡Glup! Qué tremendo. Lo bueno de la culpa es que, si no la hubieras sentido, ahora serías dirigente política...

Lale: Primera, y no sé si única. Tampoco sé qué premio, pero elíjalo y me lo anota en la libretita de los que fían. O pían (para ir a tono con el post).

rs dijo...

Yo también te había encontrado en la foto, pero pensé que no venía a caso :P

unServidor dijo...

Ah, entonces otro premio ahí. A la discreción...
;P

LALE dijo...

Mire, voy a terminar pidiendo algo para los píospíos y no para mí... una bolsa grandecita de Doguis comunes, así lastran tranquilos y no se roban los de mi perra

(la tengo a dieta comiendo light, esos pájaros no saben cuánto cuesta jajaja)

Fernando Tognis dijo...

Hola, Unser,
Vengo atrasado con tu blog.
Me gusta obervar pájaros pero de ahí a birdwatcher hay un largo trecho.
Ahora te hago una pregunta respecto al canto del zorzal. Aca el zorzal colorado de capital tiene un canto, pero los zorzales de general rodriguez tienen otro. No sé si se trata de la misma especie (a simple vista sí), o como las personas, los pájaros tienen "tonada".

unServidor dijo...

Lale: Cuelgue por ahí un comedero para aves (migas de pan, semillas baratas, etc) y/o enséñele al perro a ser más rápido... (o sírvale menos y a su horario).

Fernando: ¡Efectivamente! Existen tonadas en las aves. Yo crecí junto a una plaza de Urquiza, y ahora que vivo en otro barrio a 5 kmts, el canto es otro. Los chingolos también cantan con "tonito" de acuerdo al lugar del país donde los oigas. Sé de alguien que escuchando una grabación los distingue. Lo mío no llega a tanto.

Fernando Tognis dijo...

Gracias Unser. Por un momento pensé que estaba equivocado sobre el zorzal, uno de los cuatro o cinco pájaros que reconozco. Esta tonada del zorzal rodriguense es muy cómica, parece que dice: re-tí- rense, re-tí-rense. No sé si son ellos los que emprenden retirada o en realidad nos quieren echar a nosotros.
Saludos

licha dijo...

juas!!! no alcanca a verlo tand e cerca al pajarito azul... jijiji
pero una amiga dijo q era un tordo, asiq gana por mayoria de votos...

asiq el d la izquierda es usté! mucho gusto!

unServidor dijo...

Fernando: El misterio se resolverá cuando descubras otros zorzales cantando "Nos-echá-ron, nos-echá-ron"...
XD

Licha: ¿Vio? Ahora puede mirar un pajarito, y reconocer si está ante un tordo macho. Oia... ¿está colorada? ¿qué dije?
;P