Google

miércoles, 24 de febrero de 2010

Pata de vaca

No es ningún pariente de Álvar Núñez -que bien pudo pisar un par durante sus viajes- sino el nombre vulgar de un arbolito correspondiente al género Bauhinia (B. forficata, ó B. candicans). También se lo llama "pezuña de buey", y de otros modos que siempre remiten a la particular forma de su hoja, similar a una huella bovina, así como por su madera se le dice "falsa caoba" o por su flor "árbol orquídea".
Últimamente viene siendo plantado en las calles de Buenos Aires, como forma de recuperar un poco la flora nativa en la ciudad, aunque no falta quien dude de si sus fronteras naturales llegaban hasta estas latitudes antes del hombre blanco. Lo seguro es que su distribución, desde el Perú hasta Uruguay, incluye buena parte de la Argentina subtropical, allí donde dé el sol y no se sufran mayores heladas.


Tal vez alguien pueda reconocerla en estos días si la tiene en su barrio. Cada hoja muestra 9 u 11 nervios y termina en dos puntas redondeadas, como si en realidad se tratara de dos hojas siamesas. De noche, se cierran como un libro. La flor en cambio (5 pétalos blancos, grandes y desprolijos) no se fija en horarios. La pezuña de vaca florece durante todo el verano, tanto de día como de noche.


Su fruto es una chaucha que, llegado el momento, se abre de repente con un chasquido, expulsando las semillas a distancia. Podemos plantarlo a partir de éstas, dado que su crecimiento será relativamente rápido.
Aunque recién estemos descubriendo el valor ornamental de la pata de buey, así como su funcionalidad para veredas angostas o su buena sombra y poca necesidad de riego, los conocedores ya le conocían otras utilidades anteriormente, tanto para hacer cercos naturales como para su uso en carpintería, ó -principalmente- para su aprovechamiento medicinal: a los diabéticos les reduce el exceso de azúcar; a los hipertensos, les ayuda a eliminar líquido; a los heridos, les reduce la posibilidad de infecciones. Además de ser cicatrizante aplicado sobre la piel, es digestivo hecho como té y antitusivo en forma de gárgaras.
Como vemos, los indios podían sobrevivir sin los grandes laboratorios...
.
(Más info: acá y acá).

16 comentarios:

Luciano dijo...

No lo tengo al arbolito, por más que intente hacer memoria.

Mona Loca dijo...

No sé si lo habré visto.

Voy a prestar más atención.

besos

Any dijo...

Yo tampoco recuerdo haberlo visto. Me gustó esa flor toda desprolija, un árbol de esos florecido debe ser todo un espectáculo.
saludos

licha dijo...

antituque???

Opin dijo...

Es difícil de ver este arbolito. Ni Sarmiento ni Thays le dieron mucho lugar en la decoración de Buenos Aires, pero parece ser por lo que dices que se corregirá el error.
Hablando de errores, yo me puse una semillita en una herida y nunca más la volví a ver. Eso si, me está saliendo una hoja de 9 u 11 nervios terminada en dos puntas redondas, por la oreja.
Me tengo que preocupar?
Un abrazo

La candorosa dijo...

Interesante conocer los beneficios de esta planta!!

La medicina natural ¡¡es lo mejorrrr!!! (lo digo por experiencia propia!!)

Saludazos!!

LALE dijo...

Me hace acordar a mi mamá, que le gustan mucho. Les dice "pezuñas de vaca".

Zoquett dijo...

Aún no las he visto florecidos, pero que hojas particularmente bonitas tiene ^^.

unServidor dijo...

Luciano: A su distancia para colmo, poco puedo ayudarlo. Pero bueno ¿vio el trébol? Bueno: nada que ver.

Mona: Si camino a Palermo agarrase Niceto Vega, verá algunos del lado izquierdo, más o menos entre Serrano y Scalabrini Ortiz.

Any: Mire esa hoja, en la primera foto, y cuando un día del 2013 la encuentre por ahí, va a recordarme.

Licha: Jajaja ¡antitusivo! Contra la tos. Ahora se lo mejoro.

Opin: La distracción es un peligro en el hombre fértil.

Candorosa: Y de la medicina natural salen todas las pastillitas de la farmacia.

Lale: Por fin ¡¡Alguien conoce al arbolito!!

Zoquett: De enero a marzo tiene oportunidad. En el Botánico hay una, pero no pasé a ver cómo está.

Fla-q dijo...

Ok, deme dos cajas. No traje receta.

(en serio, es preciosa)

Minombresabeahierba dijo...

Hermosa leguminosa, aquí en el barrio de Belgrano han plantado muchasmuchas en flor y algunas formando sus primeras chauchas.

Pienso que sus espinas la harán sobrevivir a la terrible fauna belgranense.

Pocos ven la belleza de esa flor y la singularidad de sus hojas...todos corren...como se nota la ausencia de Cortázar...

abrazo

Fernando Tognis dijo...

Vamos con las autóctonas!
Un abrazo

licha dijo...

mi mami en su casa tiene un arbol de "cafe" q no da café (?); y tambien tiene unas pelotitas q esplotan y tiran las semillitas lejos...es un árbol con personalidad, y ortiva...juajua no quiere a su flia cerca!!

unServidor dijo...

Fla-q: Si el cantero de su cuadra está vacío... ya sabe.
;)

Minombre: Debe ser la misma gente que me veía como a un bicho raro mientras yo le sacaba estas fotos a la planta... (y siempre sin detenerse, claro).
:P

Fernando: ¡Aguanten, loco, eoooeeeehooeeh!
;D

Licha: "Ma'sí... tanto que quieren emanciparse... ¡mirá cómo los emancipo, yo!"
XD

Mariana dijo...

En el fondo de mi casa tengo un par de esos arbolitos. Uno grande y otro que está creciendo. No me gusta mucho porque tiene espinas, pero ahora que leí de sus posibilidades medicinales, lo miro con mejor cara...

unServidor dijo...

Me alegra haber mejorado las relaciones en su hogar.
;D