Google

viernes, 12 de febrero de 2010

Vacaciones de las vacaciones ¡YA!

El mecánico me había sugerido la jubilación del Duna Weekend '91, y yo respeté la autoridad del hombre, no fuera cosa que -tras haberme llevado de Chile al Iguazú y de Ushuaia a La Quiaca, mi viejo vehículo me dejara ahora a pie. Lo entregué como parte de pago (y me siento un desalmado al confesarlo) para obtener otra rural gasolera que -si bien también pertenece al siglo pasado- al menos no alcanza la mayoría de edad.
El caso es que el remedio preventivo fue peor que la enfermedad temida, y en mitad de las vacaciones, y a 1.100 kilómetros de distancia de mi ciudad, el nuevo rodado dejó de rodar. Como no podía ser de otra manera, esto ocurrió en medio de un desierto sin sombra y a las 3 de la tarde. Y -obviamente- allí fue cuando supe que el seguro automotor cubre el acarreo sólo en los casos en que uno no haya sacado el vehículo fuera de su garage.
El inmediato segundo atentado contra mi buen talante, fue que el Automóvil Club quisiera cobrarme $620 pesos por el servicio de una grúa que entre ida y vuelta no llegó a hacer 40 kilómetros. Y a la hora, el tercero y más cruel fue escuchar en un taller que mi "autoinmóvil" ya no andaría hasta que le haga un arreglo impagable.
En consecuencia, la familia se volvió antes, y yo me quedé esperando el paso de algún camión-mosquito que tenga destino a Buenos Aires y espacio para mi nuevo hijobobo. Pero ahí no terminaría todo: el camión se accidentó en la ruta, y yo -que volvía en micro porque el ACA me reintegraría el valor del pasaje- perdí el boleto al llegar, junto a la factura del hospedaje que también debía presentar para recuperar algunos cientos de pesos.
Pero intento conservar el buen ánimo pese a todo. Pese a que, por ejemplo, para tolerar la espera, haya aprovechado la cercanía de un balneario para ir allí sin el auto, y corten la ruta entre ambos poblados por varios días. Pese a que aún me duela el huesito dulce tras resbalar vergonzosamente en una restinga y caer desparramado en las rocas. Pese a que ahora mismo les escribo con un dedo vendado porque anteayer se me quemó contra una chapa caliente a la cual quedó pegado. Y pese a que una dolorosa puntada me está insinuando que tal vez tenga un cólico renal. No importa. Resistiré. Aunque sea, con la indiferencia. No pienso perder el humor... aunque lo tenga con las llaves de casa, que tampoco encuentro.
No sé qué se trae entre manos el 2010, pero no es así como ganará mi simpatía. Acaso sufrí un ojeo (o "enfaroleo" del viejo Fiat) y preciso un exorcista: si viene uno, acá no se le niega un mate a nadie. Y si el asunto es astral... ¡a ver si me apuran esos solsticios!
En fin. Sólo quería decir que REGRESÉ DE LAS VACACIONES.
Y la pasamos fenómeno.

25 comentarios:

Zoquett dijo...

Feliz regreso! Es bueno tenerlo de vuelta por aqui.
Me alegra que hayas pasado tan dulces vacaciones XDDDDD
Abrazo!

LALE dijo...

Bienvenido.

Ven ven? al fin y al cabo las vacaciones no son taaan buenas como dicen por ahí los que las tienen :)

Fender Gebiet dijo...

Y hay fotos? ;)

El Gaucho Santillán dijo...

Y bueno, 15 años despuès, lo recordàs riendo.

A mì se me prendiò fuego el Taunus, con toda la familia adentro, en Villa Rumipal, Còrdoba.

Pero despuès de 15 años de putear, te empezàs a reir, palabra.

Any dijo...

No pensó en ir a una bruja que le dé alguna pócima desgualichadora? viene bravo el tema eh? jajajaj
Bueno, quédese con el pensamiento de lo bien que lo pasó, de lo otro ya se va a reir dentro de un tiempito como dijo el Gaucho ...
=)

Fla-q dijo...

Pero qué suerte para la desgracia, m'hijo!

Sana, Sana, colita de rana.
Pero volvieron todos sanitos...
Pero no te pasó nada grave....
Pero en el accidente salió ileso...

en fin, no sé como consolarlo.

El automovil club te cubre ACA,
y como dice el filósofo argentino contemporáneo El Luis, el que avisa no es traidor.
Y traedor tampoco, te trae el camión.

Bienvenido, Servi, tómese un par de días para reponerse.
Vístase de rojo, fúmese un paquete de incienso, báñese en grapa con ruda y cómase una costillita de cerdo, que dicen que hace bien para la hombritud.

Mona Loca dijo...

Si me guiara por la psicología, le diría que no puede ser tanta disgracia junta, que inconscientemente usted hizo las cosas mal para lavar las culpas de la venta del dunita.

Desde otro punto de vista, la explciación es clara: Esa rural estaba engualichá, sin dudarlo.
Y le ha quedáu pegado el engualichamiento!!!
Véndala cuanto antes y compresé otro auto, en lo posible, de este siglo.

besos!

Nick dijo...

Yo no soy de hacer esto, pero me parece que lo que propone Any puede ser una buena solución. Eso o quedarse encerrado en casa, si encuentra las llaves, y no tener contacto con ningún otro ser vivo hasta que termine el 2010. Recuperar el duna puede ser una opción

unServidor dijo...

Zoquett: Se agradece. Aunque espero mucha más "dulzura" para lo que queda.

Lale: Es que uno calla desgracias por obvias. Por ejemplo: volver a trabajar.

Fender: Unas 1537, aproximadamente.

Gaucho: No sé porqué, me recordaste aquella frase que decía más o menos "Prefiero morir durmiendo, como mi tío, y no dando aullidos de terror como sus pasajeros"...

Any: Pero yo no debo esperar 15 años, si ya me estoy riendo. Y todo gracias a esto que me están dando en el neuropsiquiátrico.

Fla-q: Es bueno mantener la hombritud al menos. Sobre todo, según cómo sea el sana-sana.

Mona: Dado que yo no puedo provocar que se duerma el conductor del carril contrario al que usaba el camionero a kilómetros de mí, la única verdad científica consecuente sería... el engualichamiento.

Nick: Por lo pronto, me bañaré en agua bendita y saldré a comprar ajo.
¿A cuánto cotizaba?

Opin dijo...

Qué quiere que le diga mi amigo, a un Duna que se la banca no se le paga con tal mala moneda.

¿No escuchó de la maldición SEVEL ? ¿Y del gualicho IAVA ?

Yo que usted voy y le pido disculpas, digo, antes que se enfurezca mas.

Mona Loca dijo...

No entendí...¿chocó?????

Milenius dijo...

me quedé muda...

Pazcual dijo...

Eso fue aventura hecha y derecha :/ Que se mejore de su quemadura, de su hueso dulce (que no sé cuál es pero es hueso) y que no tenga cólicos renales. Y que su autoinmovil se repare...sin dejarlo otra vez en la calle :/

Saludos,

Paz

Elizabeth Auster dijo...

Es muy demasiado. Recurra a lo sobrenatural, que parece ser lo único sensato.

unServidor dijo...

Opin: Lo del duna ya no tiene marcha atrás. No, no: no hablo de la caja de cambios.

Mona: Yo no, el camión al que lo subí.

Milenius: Al menos tiene vista y teclado...

Pazcual: El huesito dulce estaría, digamos, bajando por la columna vertical hasta... que se termina.

Elizabeth: Lo haría, pero quiero algo sobrenatural "científicamente comprobado"...

Briks dijo...

"se lo tiene merecido por haber entregado a su compañero de aventuras POR DINERO"(la venganza del Duna Weekend '91)

me digo mentalmente(con un gesto de superioridad)

sin embargo mi declaracion oficial es:

UH! que bajon!
y si...los del ACA son unos chorros

Gurisa dijo...

Vamos, UnSer. Que el 2009 arrancó mal para mí y terminó mejor de lo que pensaba. Dele chances que todavía le quedan 10 meses y medio al año ;)

Almafuerte dijo...

Si por lo menos hubiera sido al final de las vacaciones, y no en la mitad...

Lo raro del asunto es que el ACA me remolcó dos veces desde Venado Tuerto a Capital sin pagar nada, en una oportunidad viajamos en la cabina con el chofer y en la otra volvimos en micro (eso sí, yo también perdí los pasajes reintegrables). No entiendo como funciona la cosa.

Zippo dijo...

Querido amigo: lamentablemente, tengo que decirte que tus desventuras respecto de rodados te viene siguiendo hace tiempo.(¿remember embrague del Duna, Mendoza?) Debiste prever u olfatear en los vientos cósmicos que, algún día ,la taba se te iba a dar vuelta.
Puede ser que tu nuevo auto no comprendió de tu mística viajera, algo que el Duna sabía de memoria. Me alegra saber que estás de vuelta. Un abrazo.

ani. dijo...

uy dio... un chamán, yo me buscaría un chamán.
además de los kilos de ruda macho, los cientos de metros de cinta roja, los bidones de agua bendita, etc. Iba a sugerir un licuado de armonil pero creo que vas a tener que optar por algo más fuerte.
Eniguey, alguna fotito a algún pajarito le habrás podido tomar, o no? ;)

unServidor dijo...

Briks: Pero usted sabe que los "batman" actuales no siguen usando el mismo modelo que le conocimos en la infancia al batimóvil...

Gurisa: Su caso me deja una esperanza (espero saberla guardar bien).

Almafuerte: Seguramente lo tenés asegurado a través de ellos. No es mi caso, porque lo compré hace tan poquito que ni siquiera terminé de obtener los papeles. Lo curioso es que mi seguro es LA CAJA, o sea, los mismos con quienes trabajan ellos. Y que en la grabación de sus esperas telefónicas dicen que la ventaja de hacerlo con ellos es una baja en la cuota social, y no que te remolquen el auto porque si no no lo hacen...

Zippo: Por eso mismo, previendo una continuidad en la decadencia del Duna, lo cambié por otro menos viejo. Y ya ve.

Ani: Eso quiero. Un chamán. O un abogado, ya que la concesionaria NO se quiere hacer cargo.
(Aún debo revisar las fotos, pero algo rescatable debería haber, espero. Tal vez el viernes).

zippo dijo...

Me parece que le faltó embeber sus pieses en la fuente de la buenaventuranza de los Zippos. Eso faltó, me parece. Y degustar de su fuente parrillera de néctares cárnicos. A lo mejor fue eso.

unServidor dijo...

¿Le parece? ¿Entonces nos faltó la bendición del chamán huarpe? No hay caso ¡siempre que uno sale de vacaciones, hay algo que olvida llevar!
XD

Rapote dijo...

¿Y ahora? ¿Me tengo que quedar con el Duna para siempre?

Bueno, es un auto fiel...

;) Rapote

unServidor dijo...

En todo caso, si va a cambiarlo, antes medítelo un año entero.