Google

lunes, 22 de marzo de 2010

Con H de Caribe

Terminó el verano sureño, y como aves migratorias, nos trasladamos a CentroAmérica y Caribe. Virtualmente, digo. Allí, dos países con letra muda, dan que hablar. Así que escribo.
.
Honduras
Meses atrás -recordarán- la oposición atrincherada en el poder judicial y legislativo derrocó al presidente constitucional hondureño. Luego de muchos ladridos cruzados para ver quién es el macho alfa, la jauría llamó a elecciones con proscripción del expulsado. Quien venció fue (como era de esperarse) Lobo. En esa parte del cuento, parece que nos quedamos dormidos. Sin embargo, la historia continúa.
Tras la llegada de los "salvadores", incluso desde la derecha se ven las pérdidas posibles ocasionadas por la nueva dirigencia: millones de euros por irregularidades en concesiones de obras, o miles de kilómetros por no atender litigios de soberanía. Pero eso no es comparable con otras desapariciones que los medios masivos de Honduras desatienden. El pasado día 24, una militante de los derechos humanos fue asesinada a tiros. Se llamaba Claudia Larissa, y ese día sus hijos de 2 y 8 años iban a celebrarle su cumpleaños.
El 24 próximo en cambio, los argentinos recordaremos el golpe de estado que dio inicio a nuestra etapa más negra del siglo XX. Durante su larga noche, los crímenes a opositores y el silencio de los medios fueron una constante que quisiéramos creer irrepetible. Eso depende de nosotros, que aunque no nos guste, somos el GPS del porvenir. Aún hay asesinatos y desapariciones, en CentroAmérica como en Argentina. Aunque el incendio parezca apagado, donde hubo odio quedan cenizas. Y están prendidas.
Detesto muchas cosas del gobierno actual, pero no dejo de observar casualidades cuando legisladores y jueces lo enfrentan con tanto tesón. O cuando una jueza, hija de un represor de la dictadura, detiene una acción de gobierno, tratando de perpetuar así algunas deudas con el extranjero. O cuando reaparecen ciertos personajes. Me pregunto si fue casual que en 1955, apenas derrocado el presidente constitucional Juan Perón, el país iniciara su endeudamiento con el FMI. Me pregunto si es casual que eso pase ahora en Honduras.
.
Haití
Ya hacía mucho tiempo que Puerto Príncipe vivía como Mendigo. Pero tuvo que hundirlo un terremoto para que asomara, en la agenda de los más ricos, el país más pobre. Como en Chile, los saqueos posteriores no fueron sólo obra de los hambrientos: como sabemos, algunos fueron al rescate de haitianos huérfanos que aún tenían padres. Otros en cambio, desde confortables casas lejanas, entraban en el habitual pánico apocalíptico que provocan internacionalmente los movimientos telúricos (o el enterarse de ellos, más precisamente).
Al parecer, cuando la gente de vida estable se entera de alguna inestabilidad, deja de parecer tan entera. Así surgen teorías disparatadas, milenaristas en tiempos menos científicos o conspiranoicas en los actuales. Entre las candidateadas, llegó a hablarse de un temblor intencional, provocado por intereses vinculados al petróleo (o al préstamo hipotecario, en Chile). Sugeriría manejar mejor información sobre sismos, o al menos, haber escuchado a Juan Luis Guerra, dominicano de la misma isla donde está Haití, cuando cantaba “Si de aquí saliera petróleo”...
¿Cómo no se nos ocurrió hablar entonces del aluvión de Comodoro Rivadavia, nuestra ciudad petrolera por excelencia?
.

Rayos, siempre vuelvo a mi país... Se nota que mi "cambio de hemisferio" no es tan real como el de las aves que ahora -iniciado el otoño- hacia allí vuelan. Siendo humano, precisaría pasaporte y capital. Ellas están más allá de la política.

10 comentarios:

El Gaucho Santillán dijo...

Que Argentina haya sido vìctima del plan Monroe yanquee, no es ninguna novedad, Unserv.

El drama, es que el instrumento que utilizaron los del norte, fue nuestra propia y preclara dirigencia. O parte de ella.

A los alemanes y los japoneses, les tuvieron que hacer la guerra.

Acà, les bastò con los Uriburus, los Lonardis, los Alzogaray, los Onganìas, Los Martìnez de Hoz, los Cavallo, y Menem.

Que paìs podrìamos haber sido.

EEUU ya està en Haitì, y tendrà bases en Colombia.

No es un plan a largo plazo. seguro que no.

Saludos

Opin dijo...

Un excelente post aunque me he perdido un poco con el caso Haiti.
Sólo estoy enojado con el tema de los juicios mediáticos, yo diría que un pedido de interpelación no basta para condenar a Sarmiento.
Hasta Anibal F. indica que solo tiene denuncias y pedidos de interpelación y luego lo juzga como culpable. Para eso está la justicia y todos somos inocentes hasta que se demuestre lo contrario, no importa cuantos señores desconocidos salgan en la TV a decir barbaridades.
Ojo, mañana vienen por nosotros y una denuncia a la Inquisición por parte de cualquier enemigo bastará para quemarnos en la hoguera.
Por lo demás , estoy de acuerdo con usted unSer.
Un abrazo.

La candorosa dijo...

El problema no es solamente que nos chupen la sangre desde políticas del "exterior", sino ver claramente a los que desde "dentro" del país, intentan venderlo al mejor postor.
Y ¡¡oh, casualidad!!, siempre podríamos leer los mismos apellidos a través de los años...

Este 24 de marzo, es un día para entender que la "memoria" acerca de la historia de nuestro país, es lo que nos ayudará a evitar los mismos errores.

Saludos!

unServidor dijo...

Gaucho: Bases en Colombia y en Panamá. Y ambos, con Honduras, colaboran con la DEA. Pero hablando de acá, basta recordar a los "patriotas" que le ofrecían a Inglaterra que seamos una colonia suya... los cipayos de Jauretche estuvieron siempre.

Opin: Estoy de acuerdo con usted en un todo. Creo no haber acusado de nada falso a Luis Sarmiento, en tanto efectivamente actuó en la represión (lo cual no es un delito mientras sea dentro de la ley). Igualmente, ya sabemos que el coronel estuvo en la SIDE y dirigiendo un grupo antisubversivo en aquellos años, y eso -que es cierto- puede levantar sospechas, más allá de si después es cierto que en 1972 torturó hasta la muerte al estudiante Brandazza o participó de unas 40 desapariciones puntuales al menos como cómplice.

Candorosa: "Los mismos apellidos"... Hoy en La Nación aparece Cavallo. Es como si estuvieran tanteando el terreno.

Jorge Mux dijo...

Impecable como siempre.

Pazcual dijo...

Quiero que alguien me enseñe una teoría en la cual no tengamos que caer en las misma manías de contar las desgracias, sin proveer soluciones. Hoy en clase estuvieron hablando del mismo tema y todo era una sarta de acusaciones que si bien no se pueden negar (vamos, buenisimo sería que alguien lo haría, no saldría vivo), tampoco es que proveyeran una solución que no fuera utopica ni tampoco una revolucion a la 59.
Aqui en America Latina nos encanta tirar todo al garete, al más fácil, al que no nos dé tanto lío (pero en realidad nos deja un teatro tan bien montado que cualquiera se hace rico) porque muchos se aguantan eso y punto y se acabó.
Te dan ganas de tirar la nacionalidad al garete y escribir que naciste en Júpiter, a ver qué es lo que es.

Saludos,

Paz

Fla-q dijo...

Coincido con Candorosa, a los países los compran los de afuera porque los venden los de adentro. El carnicero no atiende en la vereda, Servi.

El Mostro dijo...

Poco a poco se van cambiando algunas cosas. Escuchar a los radicales hablar de deuda externa y reservas me causa acidez de estómago, que Cavallo hable de jubilados en La Nación me indigna... Que el traidor cobos tenga una amplia popularidad me atormenta.

Carugo dijo...

Adhiero al concepto de la Candorosa.
A nadie le importa nada si de esa tierra no sale "petróleo” o alguna riqueza...

unServidor dijo...

Jorge: Ah... ¿no se me entendió?
=P

Pazcual: Las soluciones surgen de abrir los ojos, y es lo mínimo que uno puede intentar producir. No se trata sólo de decir "no me gusta esto", sino de encontrar relaciones y nuevos puntos de vista. Entre las desgracias, una grave es ocultar las ídem. Y los grandes medios locales han hecho esto durante la dictadura argentina... y en la Honduras actual (trátese de hallar el caso de Claudia Larissa en medios hondureños).
Entonces estamos aquí los medios chicos, dando soluciones proporcionales a nuestro tamaño. Por ejemplo, boicoteando esa desgracia continental de la desinformación.
;)

Fla-q: Eso está claro (y acabo de releer todo el post para ver si acaso dije lo contrario). Más allá de fronteras políticas, el capital no tiene patria. Ni la necedad, ni la ignorancia. Ni... (¡párenmeee!)
:D

Mostro: Son los radicales que sufrieron un Congreso en contra... y ahora ¡hacen lo mismo, ellos! (y lo sufre el PJ, que lo hizo antes). Y el PJ se sorprende de Cobos siendo que lo llamaron porque antes hizo a la UCR lo que ahora los sorprende. Y además... ¡eh, Mostro! deje esa soga ¡bájese de esa silla!
XD

Carugo: Cuando se nos ofreció la explotación petrolera en nuestro mar, se despreció la oportunidad. Entonces se la ofrecieron a los malvinenses ¡y queremos morder!