Google

miércoles, 31 de marzo de 2010

Educación a Marzo

La semana pasada se conmemoró el golpe de estado de 1976 en la escuela de mis hijas, y de las diversas formas en que esto podía haberse hecho, eligieron la de proyectar a los chicos de 10 años unos videos que recreaban torturas, secuestros y asesinatos. Comprendo que los adultos tengan el estómago demasiado curtido para impresionarse y que en ellos la debilidad es un defecto, pero los niños siguen siendo niños. Peor aún: no siguen... ¡recién lo son!
Consecuencias del menosprecio a la ternura: llantos, angustia, culpa... y ninguna claridad respecto a qué actitudes cotidianas evitar para no ser golpistas -o torturadores- a futuro. Esto que faltó -lo importante- tal vez sea incluso una suerte que estuviera ausente en semejante contexto, pues muchos niños al volver a casa y escuchar a sus padres frente al televisor, los verían como a los mismísimos criminales del video. Y sería otra tortura más.
La recurrencia en la tortura psicológica hacia criaturas inocentes (tan bien intencionada como la alfombra que va al infierno), conlleva incluso el riesgo de acabar inmunizándolas. Otro peligro, pues desde la insensibilidad no habrá valientes, y sin ternura no hay estrella, como bien sabía el propio Che. Ahora que estamos en Semana Santa, no es raro que también se recuerde la sesión que mató a otro joven, siglos atrás, en el Gólgota. Aunque al final de la película, la víctima se escapa, tres días después. Refregar a los niños nuestras heridas, en cambio, no promete mayor redención. Es curioso que caigamos en este sadismo, cuando a varios cuentos infantiles los acusamos de crueles, y a las religiones oficiales de sembrar culpas. Acaso esta miseria sea una tara humana, al fin de cuentas.
.
Por otro lado, a los alumnos este mes les dieron una novelita que sería lectura del año. Como la solapa del libro decía "a partir de 14 años" y los chicos apenas si pasarán los dos tercios de esa edad, una madre (adivinen...) en un hogar donde se lee por costumbre, la leyó. Lindo relato, bien escrito... para la secundaria o más. Así que fue a consultar a la directora cómo pensaban tratar las partes de masturbación, de sexo entre un persona adulta y otra menor, etc.
Como plan no había, esa tarde decidieron cambiar de lectura. Al día siguiente, los corrillos hablaban de "una loca" que fue a pedir "sacar el libro". Y así, a la única madre que lo había leído, otra de las "cuerdas" le decía que esto era represión. Sin distinguir un paredón de una baranda, hay quien no ve porqué caen pichones a la acera. Tenían alas, sí, pero hay un tiempo para que las desarrollen en el nido, y allí los padres desatentos se llaman irresponsables, por más que ellos se crean paladines de una libertad que -por cierto- se llama abandono.
.
Por suerte, me gustan las locas. Y este mes, la menor de las que crío lo termina cumpliendo años. Invita a las amigas, más allá de cómo sean sus padres, para jugar. Sé que la van a pasar bien. Y la hija de quienes no le prohíben nada, volverá a asombrarse de la cantidad de libros que aquí se pueden leer.

30 comentarios:

.:. chirusa .:. dijo...

sin palabras UnSer
Pareciera que ahora a los pibes hay que contarles TODO, aún antes de que pregunten.

Pareciera que a un pibe de 10, hay que tratarlo como a un adulto.
Te cuento algo, chirusito tiene 7 recién cumplidos, y su psicóloga nos aconsejó que lo mandáramos solo al almacén (cuestión de crecimiento le llama ella) Yo me preguntaba (porque lo había aconsejado una profesional) si no lo estaría protegiendo demasiado (???) o si era "normal" que los pibes de 7 tengan que andar solos por la vida por una cuestión de "crecimiento".

Tratar a los chicos como adultos es tan dañino como meterles información que no son capaces de procesar (¿con qué objeto? ¿qué les aporta?)

¡¡¡Dejen que los niños sigan siendo niños, carajo!!!

Saludos a la loca y mis respetos (dígale que la comprendo, he pasado por situaciones similares...)

.:. chirusa .:. dijo...

(por supuesto que chirusito sigue sin ir solo al almacén, brásevisto!)

Opin dijo...

Otra vez de acuerdo unSer: Todo en su medida y a su debido tiempo. Si un chico no te pregunta que es un torturador vos no lo sentás para explicarle que es una picana. Si un chico no te pregunta que es un pito, no lo sentás a explicarle la reproducción de los mamíferos. Todos debemos transitar por un desarrollo madurativo, imponer etapas en contra de un ciclo natural, es un claro caso de violencia psicológica, que genera miedos, rechazos y traumas.
Tal vez el problema radique en que poner límites esté visto como una violación a los derechos de las personas. Pero calificar un libro o una película, filtrar la información que corresponde a cada edad, es proteger la integridad mental de los niños y un acto de amor.
Un abrazo

Almafuerte dijo...

Estas cosas me sacan de quicio. No tiene que ver con ideologías, es lo mismo que pasó con los afiches contra el aborto.
Hay como un patrón de conducta repetido: el de asumir una pose (simpática, progresista, preocupada, militante o lo que sea) y ya está. Con esa pose se puede abandonar toda responsabilidad real en la crianza de los chicos.

La loca tiene toda la razón.

El Gaucho Santillán dijo...

Ni muy muy, ni tan tan.

Sensatez. Con eso basta.

Te dejo un cuento que me gustò:



Un cura, vio a una niña de 8 años, que llevaba una vaca con una soga, por la calle.

Extrañado, le preguntò donde llevaba la vaca.

"A que la monte un toro, padre"-contestò la niña.

Ofuscado, el cura le preguntò, entonces-"Pero, no puede hacer eso tu padre?"-

-"No señor cura"- respondiò la niña.

-"Tiene que ser el toro"-.

Saludos

Any dijo...

Nunca había pensado en como "contarle" a un niño sobre esa época, tiene razón che, es un tema delicado. No creo que esas cabecitas estén preparadas para ver ese tipo de videos. Pasa que buscar un enfoque adecuado para ellos implica pensar y tomarse el trabajo de armar algo coherente y adaptado a esa edad. Y son pocos los que están dispuestos a hacerlo. Le tiran lo primero que encuentran y listo.
Que bueno que hay "locas" y "locos" dispuestos a interiorizarse de los contenidos de la educación que están recibiendo sus hijos.
un saludo

Pazcual dijo...

Cuando yo tenias unos 16 años, encontré un libro que hablaba de las masacres cometidas por las Autodefensas hacia un par de años. Lo llevé al colegio, leí cuatro cpaitulos en voz alta y es la hora y mi profesora de aquella epoca todavía protesta porque me suspendieron 4 horas por "conseguir, repartir y comunicar textos de alto contenido violento". El texto fue escrito por una ONG y contaba solamente, cuantos días duraba la masacre y el porqué de ella. Yo todavía sigo riendome, claro.

Saludos, y feliz cumpleaños a tu hija,

Paz

unServidor dijo...

Chirusa: Y esa psicóloga ¿aplica la misma regla sin miramientos para ir al almacén de enfrente en Purmamarca que para ir al de 5 cuadras en Ciudad Juárez? ¿o su librito trae una tabla para ver qué conviene según cada caso geográfico?

Opin: Enseñar al monito a partir de cuándo la rama es demasiado frágil para sostenerlo, es un acto de amor que evita que caiga derecho a la boca del tigre. Y ni siquiera es "poner" límites: es mostrarlos, pues éstos EXISTEN.

Almafuerte: Es una pose, efectivamente, y su motor no es tanto el respeto a la libertad del hijo (la excusa) sino la propia vanidad, temerosa de lo que diga de sí mismos su propia moral. Un acto egoísta, fácilememte disfrazado de amor (dado que el cariño por su prole no está en duda).

Gaucho: Porque "ni muy muy ni tan tan" es que advierto la diferencia entre el muro y la baranda (o entre ésta y la nada).
El chiste está bueno, y mucho.
Pero veamos algo: el personaje es un cura para remitir a lo moral y deducir que lo inconveniente es que la niña presencie la cópula (y para quien sepa de qué se trata: tenga que tomar el miembro del toro para ayudarlo a que no se le quiebre por falta de puntería, ayudándolo a embocar). Esto siempre fue natural, y de hecho lo es más que cenar viendo el baile del caño, por ejemplo. En mi caso en cambio, observaría el peligro de que sea una criatura físicamente débil quien deba estar manipulando a tamaña bestia en tal estado visceral, sin un adulto que actúe ante un accidente que arriesgue alguna costilla humana.
Una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa.

Any: Hay formas más sutiles y efectivas que enseñar -por ejemplo- sexo con un video XXX. Se supone que para algo los docentes estudian en el magisterio. Pero los materiales se los pasan los funcionarios del ministerio, y ahí parece que se llega sin más carrera que la política.

Pazcual: Y usted tenía el doble de edad que los chicos a los que pusieron frente a una pantalla que no sólo contaba, sino que mostraba con lujo de detalles. De esto se trata que haya momentos y formas, como debe saber cualquier estratega si busca la victoria de su causa.

El Mostro dijo...

Felicitaciones a la loca.
Se debería sacar registro para ser padre, así como se saca para manejar autos.

Opin dijo...

unSer, hace unos días le comenté que el caso había ocurrido con niños de cinco años.
La madre que lo contaba estaba "orgullosa" de que hubiera ocurrido, mientras se quejaba que su hijo desde ese día no podía dormir y tenía pesadillas.
Hablo de una conocida y rubia periodista de canal 7.
En su momento debí intervenir contra el contenido que pretendían, desde la escuela pública, introducir en la mente adolescente de mi hijo. (He sido docente varios años) Lo hablé con él, pues el área educativa actualmente está dominada por fanáticos radicalizados.
Ya está. Me lo saqué de encima y ahora me llamo a silencio.
Un abrazo.

Briks dijo...

no tengo hijos.
disfruté de la entrada y los comentarios

sí tengo sobrinos y me alarma como los bombardean desde todos lados haciéndoles creer que deben quemar etapas para ser "alguien"

licha dijo...

que lindo una casa llena de libros!

cuando yo fui a la escuela jamás se habló la dictadura, ni siquiera en la secundaria, ahora les enchufan un video... las cosa sigue igual, nadie se toma la molestia d adaptar los hechos a las edades d los receptores...

unServidor dijo...

Mostro: No es mala idea. Si se renovasen una vez al año, siempre tendrían que hacer la prueba de si están para educar pibes de esa edad exacta.

Opin: La periodista orgullosa, si es periodista, debería saber que hay incontables formas de decir una misma cosa. Las pesadillas que le molestan tiene que ver con ese método que ella aplaude. Pero no puedo esperar que esté donde está por haber profundizado en pedagogía. Ni en periodismo, siquiera.

Briks: Justamente ese es el más común de los abusos contra la infancia actual: tirarles las etapas a la hoguera. Y la niñez es posiblemente la mejor de todas, y sin dudas, aquella de la que dependerá el buen desarrollo de las siguientes.

Licha: Es que me llama la atención que alguna madre quiera (como reacción) que ahora su hija lea ese libro YA, para no ser "prohibitiva", siendo que hay millones de libros que podría leer y NO se los da. Ese modo de pensar no lo entiendo ¿Ahora que mi TV está apagada estoy practicándome la censura de su contenido? Y si la prendo ¿cada vez que pongo un canal, estoy prohibiendo a los restantes llegar a mí?

Zoquett dijo...

Salvando las distancias...cuando yo estaba en primer o segundo año de secundaria, y estamos hablando de hace más de 10 años, cuando todavía los adolescentes no eran los pervertidos rápidos que son hoy, nos dieron en literatura para leer "Plata Quemada". No tuve el "placer" de ver la película, pero el libro es asqueroso y muy muy detallado en los actos sexuales, con lenguaje obsceno incluido.
Me parece que no tienen mucha idea a la hora de elegir un libro apropiado para la educación de los chicos. A mi en ese entonces me pareció totalmente desubicado, ni que hablar de esto que vos decís en chicos todavía más pequeños.
Lo de hacerles ver videos de tortura...sin palabras. No es forma de inculcarle a un niño cosas del pasado de su país, la verdad.

Milenius dijo...

Hola. Terrible. Me contó una amiga que la nena salió llorando de la escuela, angustiadísima, preguntando si podía volver a pasar, no quería quedarse sola, un horror.
Las políticas educativas se hacen a las carreras, mal, a último momento (conté la vez pasada en mi blog cómo tuvimos que "pergeñar" un libro a las apuradas, porque agregaron contenidos de una de las materias dos semanas antes de empezar las clases) y sin pensar demasiado en lo que la cabeza de los pibes puede absorber, con un sentimiento progre de la boca para afuera, y poca reflexión.
Las locas son pocas, pero por suerte están. ¡Salud!
Y besos a su hija.

Jorge Mux dijo...

Los felicito por la manera en que encaran la educación de sus hijas. Mi hija tiene un año y cuatro meses, y todavía no me tengo que enfrentar a ese bravo mundo, y no sé si podré estar a la altura. A la altura de ustedes dos, Unser y la Loca.

unServidor dijo...

Zoquett: Sos testigo pues del desatino que es nuestra educación. Si ellos quieren darle a sus hijos algo, aprovechan el poder para encajárselos al resto. Son como esos tipos que a los 14 llevan el pibe a lo de su "amiga" para que lo haga "hombre" de prepo. Pero con el status de educadores, eso sí.

Milenius: Usted lo ha dicho y vivido: "Las políticas educativas se hacen a las carreras, mal, a último momento". No quiero pensar cómo van a dar Educación Sexual. Todos debatían el "qué", y acá el problema es el "cómo". (Y ni hablar del "quién").

Jorge: Para Isa no habrá mejor altura que la de ustedes, no lo dudes. Y encima, tendrá razón.

Lucy in the Sky dijo...

Es tan linda y tan corta la inocencia de la niñez. ¿Para qué hacerla más corta todavía? De todos modos creo que la educación que le damos los adultos a los niños también debe incluir las armas necesarias para que ellos mismos aprendan a discernir cuándo filtrar lo que otros adultos puedan llegar a "enseñarles".

Saludos.

La candorosa dijo...

Hay demasiadas actitudes dañinas por parte de los adultos hacia los niños, en particular esa de no respetar las etapas de la niñez... Los obligan a leer y ver material que aún no pueden "digerir", tanto como dejarlos hacer cosas que conllevan riesgo psíquico como físico.

Excelente post!

Saludos!

Carugo dijo...

Sabe por qué esgrimen la falsa libertad a sus hijos?
Es más fácil no comprometerse con la crianza y dejar todo en mano de las instituciones.
Mi mujer (otra loca) siempre lo dice:
"Un padre es un padre; no un amigo ni un compañerito de grado."
Aunque a veces los hijos nos miren con mala cara, hay que hacer lo que hay que hacer.
Puede uno equivocarse pero no justamente por no hacer o dejar en manos de otros la educación de los chicos.
Bastante tenemos con los mensajes incoherentes con los que la televisión bombardea a la juventud...
Excelente!

unServidor dijo...

Lucy: Sin dudas. Intento enseñarles la diferencia entre halcón y gorrión, y están aprendiendo. Y paralelamente, no dejo de espantar halcones de la nidada...
;)

Candorosa: Eso sí ¡al perro no le des pan, porque no tiene desarrollada la tripa no-sé-cuánto para procesar el no-se-qué de la harina! Pero al pibe "que se curta"...
=/

Carugo: Y es una "libertad" bastante peculiar, encima. Porque a la vez los presionan para que se fanaticen de un equipo, o las influyen para que quieran ser Dotto'models, o les contagian el terror a un bicho (y una fobia es un grillete) cuando no las adicciones... y creen que darle libertad a Internet para hacer lo que quiera con sus hijos, es igual que dársela a éstos para dominar Internet...
o_O

licha dijo...

me parece q ese tipo de madre es del tipo quejosa full time, si su nena leía el libro y después se enteraba de lo q decía, seguro ponía el mismo grito en el cielo...

En fin gente como esa tratar d evitar y cuidar d nuestro entorno, acosta de parecer "locos"

unServidor dijo...

Usted es una Sabia.
Sabía?

Podeti dijo...

Seré curioso, ¿qué libro era, Unser?

Chirusa, no me parece tan descabellado que un chico vaya al almacén a los 7 años... Tal vez no recién cumplidos, pero sí en algunos meses... Es cierto que a uno le da miedo, pero también es bueno y hasta más seguro para ellos que aprendan a manejarse en la calle... Esto no es una tara "de ahora", toda la vida los chicos han ido a hacer mandados.

Lo mejor creo yo es probar de empezar a mandarlos y seguirlos a una prudencial distancia.

unServidor dijo...

El libro no quiero nombrarlo acá porque el problema no es él, y no quiero desviar el punto. De hecho es bueno, lindo y premiado, sólo que... para 14 años en adelante (como él mismo dice).
Ahora bien, respecto a los 7 años, a esa edad yo iba siempre solo al almacén. Pero creo que era porque vivía solo también...

Podeti dijo...

¡Ah, ya sè!!! ¿Es "Trópico de Cáncer"???

Podeti dijo...

No sé si es desviar el punto... Sirve para que uno como lector también pueda juzgar por uno mismo qué tan desorientados (o no) están los programas de lectura, no?

unServidor dijo...

Creo que era de un tal Nabokov...
No, mentira.
Sólo te digo que la desorientación es tal que cuando la madre lectora fue a preguntar cómo se enfocaría, la misma dirección que dio una obra para adolescentes a los chicos de diez, ni siquiera la había leído... y luego su decisión no fue encontrarle un modo de encarar "ese" contenido sino directamente quitar el libro (y ¡nadie pidió eso!).
Si el libro dice para más de 14, habrán menores de esa edad que puedan leerlo o padres que no les importe, pero no se puede obligar a leerla a los 90 alumnos del grado. Sobre todo si el colegio paralelamente manda notas para que las alumnas no vayan de short porque los de 7º andan con las hormonas revoloteadas... Medio contradictorio sería después hacerles leer que una mujer toma la mano de un niño, se la lleva bajo la falda, y...
Stefano, se llama.

Podeti dijo...

Ah! Lindo nombre.

unServidor dijo...

Y sí, Lolita no era.

A propósito: ¿Podré compartir con Anaí el honor de su seguimiento? A cambio le doy, no sé... ¿una bordeadora cuánto cotiza?