Google

viernes, 19 de marzo de 2010

Mi primer Clavo

Entraron de a poco y, viendo el camino libre de obstáculos, se lanzaron de lleno a enseñar a los menores las herramientas fundamentales para subsistir. En otras palabras: su mercadería. Lejos quedaron los tiempos de canales infantiles sin publicidad, como fue "Cablín" en los albores de la televisión por cable (la propia compañía pionera que lo transmitía, VCC, también se extinguió). Tampoco es suficiente continuar la tradicional venta de juguetes y golosinas en las tandas, con refuerzo de esponsoreos durante programas cuyas canciones luego irán al disco. El mercado del siglo XXI ofrece más que cosas digeribles o agotables. El Partido Tamagochista exige constante solvencia económica, y entra por el flanco más débil de cada hogar.

El primero te lo regalan, el segundo te lo venden. O ni eso: el primero te lo venden, y después tenés que mantenerlo. Y si querés el segundo, también lo venden. El consumismo es opio y religión en la sociedad capitalista, y pobre de quien quede afuera. Carecer de celular sólo implica terribles inconvenientes según la publicidad. Pagar uno, sólo ventajas. El niño llama a los padres y los deja tranquilos, por ejemplo. Aunque resulte que ahora (y eso no lo dicen) el niño quede tan expuesto como un adulto a ser asaltado, por tener celular. Las mochilas ya no traen sólo cuadernos o sacapuntas.

Otra ventaja que muestra la telefonía pediátrica en sus avisos, es la de que los varoncitos podrán fotografiar chicas distraídas. O sea: sigamos adelantando la adolescencia, hasta la nurserie si es posible. Pero más allá de analizar elementos de esta propaganda (oh, perdón, ellos dirían publicidad), el nudo pasa por convencer a los niños de que convenzan a sus padres. Co-vencerlos, podríamos decir. Y que luego quede claro (CLARO) quién tiene más autoridad. El Mercado.

Paso siguiente: Marcar cuatro números, para quedar suscriptos a "servicios" parásitos, de difícil erradicación posterior. Pero me detengo acá, porque creo que ya tenemos una buena vista del campamento enemigo. Veamos qué armas tenemos nosotros, que no parecemos tantos. Al menos, una tenemos. El poder enseñar a nuestros hijos cómo leer los mensajes con los que nos bombardean, y quiénes lo hacen, y para qué.

La entrada terminó. Pero acá les dejo un juego que posiblemente conozcan: el Snake. Solía venir en los viejos celulares... y ahora que está posteado en Seleccione, no precisarán comprar un teléfono para jugar con la serpiente.

23 comentarios:

Mona Loca dijo...

Ah, el otro día estaba comentando con el Mono esa propaganda, justamente.

Acá los chicos cada tanto piden ( los más chicos...obvio que la adolescente, tiene) y ante mi pregunta "¿Y para qué lo necesitas?"
se produce la mudez.

Qué loco que quieran convencer a los chicos de que les interesa fotografiarle las piernachas a una chica, cuando en la realidad apenas las registran.

besotes

Viejex dijo...

No puedo estar más de acuerdo con usted en este tema.

El consumismo es opio y religión en la sociedad capitalista

Perturbadoramente brillante, UnSer.

Any dijo...

Telefonía pediátrica ja! que bueno.
Los chicos son candidatos ideales para que esta gente les cree necesidades. Hay que enseñarles claro, y que vayan aprendiendo a ver un poquito mas alla desde temprano.
Me voy a ver de que se trata el Snake.
saludos

El Gaucho Santillán dijo...

Tratan de enseñar que quien màs tiene, ES màs.

Signos de los tiempos, unserv.

(El dueño de casi todos esos nùmeros raros, es Garbellano. Lo tenès?)

Saludos

ElFlaco dijo...

Mi hijo tiene 7 y hace mas de un año que no pasa un dia sin que me pregunte "cuando me vas a comprar un celu con pantalla tuchcrin".

Y como ud bien dice es la sociedad del consumismo y yo los hago seguir consumismo pantalon, consumismo par de zapatillas, consumismo .....

P.D: Chiste viejo pero amerita en los tiempos que corren

licha dijo...

y el celu no es nada, intente festejarle el cumple a un niño sin pelotero, lo q no gasto en el pelotero lo va a tener q gastar en psicoanalistas, por trauma, vió...


muy bueno flaco, me morí de risa!!!

La ex Rubia dijo...

Yo si tuviera un hijo/a y me pidiera un celular, le regalaría un cobayo.

Fla-q dijo...

uando mi papá nació, mi abuelo lo hizo socio de Defensa y Justicia de Florencio Varela.
Cuando yo nací, mi papá escondió (salí nena, que va a hacer) la minicaposetita de Racing. Lo cambiaron por un babero.
Hoy, cuando nace el bebé, le instalan el manoslibres al cochecito y un gps.

Los tiempos cambian, Servi, es inexorable.
Y si no le quiere comprar el celular a su hija, no me parece legítimo que esté intentando reunir voluntades en esta platea de padres que sólo queremos cumplirle todos sus deseos a nuestros pichones.


(Cuando quiero hablar por celular, se lo tengo que pedir prestado a mis hijos. Y si me ven opinando a favor... no me lo van a habilitar).


Abrazo!

El Mostro dijo...

La señora Mostra se horrorizó con dicha publicidad, está pensando en escribir algo para joderlos. Veremos.

Hace unos días una madre me dijo orgullosa que le había comprado a su nene (un pleotudo de 17 años y 1,75 de alto) un aparato de esos para jugar juegos, como premio por haber aprobado las materias. ¿Premio por cumplir con su responsabilidad?

unServidor dijo...

Mona: Ninguna "mudez"... Ahí fue cuando los monitos llamaron a la compañía para que les tire argumentos en una propaganda.
XD

Viejex: Salga salamero, a cuántos bloggers le dirá lo mismo...
:P

Any: El snake es el juego donde un gusanito debe ir comiendo las cositas esas que aparecen, y a medida que lo hace va creciendo, y pierde si toca los bordes o se toca a sí mismo (que es cada vez más largo). Olvidé describirlo porque... ¿quién no tiene celular?
:P

Gaucho: No, ni idea. Tendré que investigar, supongo.
:|

Flaco: No le diga viejo al chiste, dígale "milenario", que da más categoría y podemos predicarlo sin culpa.
XD

Licha: Del pelotero al pijama-party, sin escalas...
=/

ExRubia: ¡Esa es la actitud! La vida sigue siendo analógica.
XD

Fla-q: Ah, entonces lo digo yo y usted diga que nada que ver: Hay que ver qué deseos de los pichones son de los pichones mismos.
;)

Mostro: Lo vi en la escuela de mis hijas... y el niño que tenía el aparato (con todo lo último de la tecnología) además de tener fotos porno (escuela primaria) es uno de los que ¡tiene beca para el comedor!
:0

Fernando Tognis dijo...

Quizás no sea tan malo que haya niños consumistas. Seguramente a los 18 ya se van a dar cuenta de que esos bienes materiales son superfluos. A nuestra generación, le está constando un poquito más darse cuenta que nos venden cosas que no neecesitamos, por ejemplo el plasma, el home theater, el celular que saca fotos, el celular que saca fotos con más megapíxeles, la cámara digital que te saca la foto cuando te reís, la netbook, la notebook, el auto, cambiar el auto, cambiar el auto por la 4 x4, el depto, la quinta, vender el depto y la quinta y ir al barrio privado, y así y todo no nunca paramos de pensar en qué nos hace falta, ¿nadie me vende un poquito de felicidad real?

Almafuerte dijo...

Consumación o consumo!

Frase ochentosa, pero es extraordinaria. El consumo como única vía es frustración y sobredosis, el único consuelo sería que como dice el sr. Tognis acá arriba los niños ya estén de vuelta cuando crezcan, como algunos que de chiquitos andaban con gomera y rifle y hoy son conservacionistas. U ornitólogos. Hay casos así.

Lo importante: hay que matar a todos los creativos publicitarios. O dejarles un ojo negro, como mínimo. Bueno, está bien, me conformo con hacerles saber que para cualquier persona decente son unos lúmpenes analfabetos, rústicos e ignorantes que se creen aristócratas.

Almafuerte dijo...

Off topic: veo por ahí que ud. anda queriendo remodelar el patio. ¿Sabía que en la Reserva de Vicente López están regalando plantines de varias especies nativas?

Por ahí en maceta grande, o levantando una parte del solado para hacer un cantero pueden andar bien (es planta baja?)

Briks dijo...

el tetris no lo tiene ?

Mona Loca dijo...

Che, adhiero a la campaña de Almafuerte.

¿dónde hay que firmar?

Jorge Mux dijo...

Excelente, Unser.
"Convencer" y "co - vencer" etimológicamente son idénticos.
Hoy el capitalismo entra a través de quienes no tienen salario ni capacidad plena de derechos, para que convenzan (co venzan) a quienes sí los tienen.
Muy bueno lo que decís acerca del robo de celulares.

Zippo dijo...

Hago un pequeño mea culpa. Curiosamente, en casa la que persigue la zanahoria de las novedades de celulares es la bruja; y como cambia de aparato cada dos años, los que va desechando van a parar a manos de los zippitos.O sea, mis niños son indiferentes a las novedades de los celulares, pero sufren un resabio de este maldito sistema capitalista. ¿Estoy muy mal, doctor?

unServidor dijo...

Fernando: El consumismo es una adicción, y no debería vendérsele a los menores. Además, cada año nace una nueva generación para esperar sus 18 años (y hace más de 18 que sus padres no se liberan), por lo que hay que proponer un fin. Mayor consumo implica mayor producción, que implica mayor explotación de un mundo limitado.

Almafuerte: Es un pequeño patio en planta baja, húmedo y con poco sol. Planeo un cantero con un minimicroestanquecito. Pero mientras espero que la fortuna me favorezca, cuido mis macetas de nativas, algunas de las cuales adquirí en el vivero de Ribera Norte.

Briks: Soñaba hacer uno yo mismo, pero si sigo posponiéndolo pondré otro más convencional un mes de éstos...

Mona: "Lo importante: matar a todos los creativos publicitarios". Esa frase me recordó al Clarín Porteño, y me destornilló de risa.

Jorge: Espero que su última frase no signifique que le di una idea de cómo hacerse de dinero...

Zippo: No sé si está mal... Desde Adán que los hombres señalan a la bruja diciendo "Fue ella".

Jorge Mux dijo...

Unser: si usted se enteró de la bolsa negra llena de celulares que tengo en mi casa, le cuento que no es cierto el rumor de que se trata de teléfonos de mis alumnos. Nada que ver.
A todo esto, si quiere un touchscrín, tengo varios modelos a buen precio. Y si no le gustan, a partir del lunes puedo conseguirle otros modelos.

Nick dijo...

Parafraseando al refrán de la ingeniería informática "Es una carrera entre los padres no comprando y los publicistas encontrando maneras de vender" esperemos que la ganen los padres.

No vi esta publicidad en particular pero en general todas las de celulares me dan asquito.

Rapote dijo...

En octubre del año pasado fuí a ver al "Pampa" Larralde y -a raíz de un ringtone que se filtró en la platea y luego de mirada furibunda sobre el dueño del aparato, que por poco se lo traga- comenzó a disertar sobre el tema.

Y concluyó que siendo 40 millones de habitantes y habiendo 40 millones de celulares en funcionamiento, sin contar a los viejos, lo niños, los excluídos sociales que no tienen ni para comer y los que "-...como yo, no usan...", muchos deben de tener más de 5 ¿o no? Un ejemplo de los más claros del triunfo del consumismo sobre las mentes débiles del capitalismo instalado...

¡Salud!
;) Rapote

La candorosa dijo...

Aún ronda por mi memoria aquel mito urbano de los años noventa -tiempos de los celulares grandotes- en el que se decía que un energúmeno iba por la calle hablando por celular cuando se descompuso y que aquellos que lo socorrieron, intentaron usar dicho aparato para llamar una ambulancia, notando que el celular... era de juguete.

El celular viene siendo -hace poco más de 10 años- un objeto que demostraría algo... lo cual aún, no termino de entender.

Su post habla justamente de algo que hace un par de días fue tema de conversación en casa, pues esa publicidad cree que puede emular al "lloren chicos, lloren" del barquillero de la playa de hace treinta años!!!

Por lo pronto, Candorito no tiene celular; tampoco conoce un "McDonald"; no festejamos sus cumpleaños en "Salones de fiesta con pelotero" y tampoco toma gaseosa...
¿Doctor, esto es grave?

Como padres tenemos que saber marcar las prioridades...

Saludazos!!!

unServidor dijo...

Mux: Ya decía yo que debían ser rumores... ¡me ha co-vencido!

Nick: Todo pinta que los padres tenemos menos armas que esta gente...

Rapote: Como decía el viejo chiste... ¡alguien tiene el mío!

Candorosa: Dice el doctor que lo suyo no es grave. Y agrega que -por el contrario- es usted muy aguda...