Google

lunes, 27 de septiembre de 2010

Procrastinación para dummies

Voy a revelar los pormenores de mis más groseros casos de procrastinación. Por supuesto, antes tendría que explicar el significado de esta palabra para quienes no la conocen. La Real Academia Española nos dice que el verbo procrastinar significa diferir, aplazar. Dado que tengo en casa dos diccionarios Latín-Español que me permiten ahondar en las raíces del término, puedo confirmar que la prōcrastĭnātio se define como aplazamiento, dilación (dĭlātio), y que prōcrastĭno es pues el ir posponiendo de un día para el otro. Para certificarlo decidí fotografiar uno de los diccionarios, cuya imagen complementa las definiciones del otro que acabo de citar.
.

Pro tiene varias acepciones, principalmente: "delante de", y "en favor de", entre otras. Para los porteños es el partido de Macri, y para muchos es el comienzo de problemas, proceso, etc. Me refiero a la sílaba inicial de estas palabras, no hablo de política. O sí. Bueno, ya. Volvamos al punto. Crastĭnus significa "del día de mañana". Crastĭnum es el día de mañana. Dejar algo "in crastinum", por ejemplo, es dejarlo "para mañana". In crastinum (diem) differre es "Dejar para mañana, dilatar de un día para el otro". Bien, aquí pasa algo curioso: quiero fotografiar estas definiciones y descubro en la letra C de mi diccionario más viejo (1875) unos pétalos que nunca había visto. Observen ustedes mismos.
.

Estaban entre las mismas páginas donde figuran palabras como contortio (complicación), contractus (pacto), contrarietas (contrariedad), contrecto (tocar, palpar), contremisco (estremecerse) y contristo (entristecer). Algo del viejo color de los pétalos perdura aún entre ambas hojas. ¿Habrá sido una rosa, un clavel? ¿Habrá sido un simple intento olvidado de secarle, tal como se hace para los herbarios, o más probablemente los rastros de un viejo amor? ¿Y habrá sido ese amor correspondido? ¿Hasta qué punto? ¿Será un amor -y me da por sospechar que sí- del siglo XIX? ¿Cómo terminaría?
Pero no nos vayamos por las ramas de esta flor y de estas hojas, y retomemos el hilo ahora, que pasaron dos semanas desde que escribí lo anterior. Procrastinar consiste en definitiva en postergar tareas sustituyéndolas por otras, porque percibimos a la primera como estresante dado que puede implicar algún cambio. Navegando en Internet descubro que la Wikipedia dice al respecto de esta forma de evadir deberes, que "puede generar dependencia de diversos elementos externos tales como navegar en Internet" (y otras adicciones). El trastorno se ve en las colas de los bancos el día del vencimiento de cuentas que podían pagarse antes, y lo tienen los estudiantes que recién preparan el examen en el último día. El procrastinador deja las cosas para "cuando tenga tiempo", siendo que no sabe organizar su tiempo.
Bien, habiendo quedado claro el concepto, y reconociendo que puedo llegar a padecer este síndrome que algún día curaré, lo cierto es que el post se haría muy largo si contara lo que propuse al principio, así que mejor lo dejo para otra ocasión.
De todos modos, los procrastinadores sólo iban a marcarse este post para leerlo otro día.
.
POSDATA: Tengo en venta un hogar rinconero para quien lo quiera. Sé que debí publicarlo en otoño y no en primavera, pero diversos asuntos me impidieron hacerlo antes. Si a alguien le interesa, me avisa.
POSDATA 2014: No tuve tiempo de avisar antes, pero el hogar ya lo vendí tras publicar el post, hace 4 años.

8 comentarios:

El Gaucho Santillán dijo...

Tendrè en cuenta lo que aquì se ha dicho y lo pondrè en pràctica.

Desde mañana mismo.

(ya sè. Ya sè. chiste fàcil. Pero efectivo)

Saludos

Pazcual dijo...

En mi familia, la procrastinación es una ley que se cumple al pie de la letra, hasta que llegan las mamás y las cantaletas entonces ya no hay más.

Saludos,

Paz

OPin dijo...

Este verbo siempre me gustó. Es más, soy de darle asiduo uso. Es como esas cadenas que no hay que cortar y una procrastinación me lleva a la otra. Pero a decir verdad, hasta me cuesta conjugarlo en voz alta sin que mis allegados se maten de risa. Así que voy a dejarlo para una ocasión mejor.
Mañana será otro día.

Nick dijo...

Basta de restregarme en la cara el hecho de que tengo dos parciales en un mes (menos de un mes ya) y que todavía no estudié nada de nada, bueno en realidad para uno hice un poco pero para el otro ni una letra. Es que durante el período de clases doblar la ropa, cambiar las sábanas, etc. son tareas fascinantes.

Elizabeth Auster dijo...

Haré de cuenta que no están criticando la manera en la que administro mi tiempo y me concentraré en los pétalos. Ay, ay, los pétalos, sí, quién sabe qué historia no ha sido escrita y se confió a la flor como un secreto.

El hogar rinconero está bellísimo, pero tiene razón en que debió publicarlo antes. Por ejemplo, cuando yo estuve de paso por Buenos Aires y no ahora, que nos aproximamos a una crisis de escasez de ventiladores.

Zippo dijo...

O sea que Ud dice que mi blog es una eterna fuente de procrastinación?

OPin dijo...

El que no haya hecho copy/paste de la mencionada palabreja porque no la podía escribir de memoria, que tire la próxima piedra...

unServidor dijo...

Disculpen que les conteste recién ahora... Pero podrán imaginar el motivo.