Google

lunes, 9 de noviembre de 2009

Abre la muralla

(A la memoria de Félix Luna)
.
A las fronteras cerradas de la guerra mundial, siguió el reparto entre los vencedores de lo que aquellas contenían, y Rusia -la liberadora de Berlín- se quedó con el lado Este. Pero ya impuesta la guerra fría, ahora las fronteras se cerraban en nuevos frentes. Habían pasado sólo tres lustros desde que Hitler se suicidara, por última y fisiológica vez, cuando Alemania Oriental decidió erigir su Antifaschistischer Schutzwall (muro de protección antifascista). Hoy son cuatro los lustros desde que el pueblo lo derribara.
Walter Ulbricht -jefe de gobierno- inició su construcción a sólo dos meses de negar enfáticamente semejante proyecto. Y los Aliados occidentales presentaron su protesta formal a recién tres días de la obra... Es que, antes de la muralla, ellos también se sentían amenazados por el vecino: de hecho, J. F. Kennedy la declaró "mil veces preferible a la guerra", y el gobierno británico negó que fuera ilegal. Aunque también mostraran sorpresa, lo cierto es que los líderes de Occidente, a partir de entonces, dejarán de recibir el molesto reclamo soviético de retirar sus tropas de Berlín Oeste.
Los cientoypico de kilómetros de muro, presenciaron al menos cientoypico de muertes. También, miles de fugas exitosas en sus 28 años de existencia. El "muro de protección" (contra infiltrados, espías, saboteadores y contrabandistas), acabó siendo un "muro de contención" para los supuestos protegidos. Levantar un muro es bajarse una barrera, ensombrecer la tierra y achatarla. Pero el telón de acero era también un símbolo de una situación mundial que trascendía a Alemania. Más aún: era una consecuencia.
Hoy el muro no existe, pese a que aún se comercia con sus escombros. La situación mundial es otra, aunque no la realidad. Y Occidente tiene nuevos enemigos que justifiquen su carrera armamentista y sus soldados lejos de casa. Los berlineses derribaron un muro, pero quedan muchos más. Y no todos son de concreto. Algunos parecen tumbarse, y simplemente se desplazan. Algunos parecen caídos, y tan sólo pasaron a ser aprovechados desde el lado opuesto. Y todos sirven para paredón de fusilamiento.
Podría concluirse que, como protección antifascista, no deben levantarse muros sino derribarlos. Acaso eso intentó a su manera -hace hoy un siglo- el incorrecto asesino de Ramón Falcón. Paradojas de la Historia, que en un mismo día reúne más de un aniversario. Y cuyo final, en la pared que nos levanta el olvido, está siempre abierto.
.


Joaquín Sabina - El muro de Berlín (1990)

12 comentarios:

El Mostro dijo...

Los alemanes orientales hubieran hecho las delicias de Marx. Eran más 'puros' que los soviéticos.

Pazcual dijo...

Unas se derrumban, otras se consruyen. Yo siento que aquí en Colombia nos encanta construir y detestamos derribar. Cosas que pasan, creo.

Saludos,

Paz

SUSANA dijo...

Buen artículo Amigo!
Hoy los american boys levantan oficialmente su barrera contra los "amenazadores" mojados mexicanos. Evidentemente el "muralismo" está lejos de desaparecer, o toma formas distintas, como las "barreras" europeas para evitar los inmigrantes hambrientos.

Podemos verlas o no, están. Y son símbolo de la hipocresía y estulticia de los gobernantes.

Saludazo UnServidor!

unServidor dijo...

Mostro: No sé... ¿se refiere a si eran arios puros? XD

Pazcual: Es lo interesante de las sociedades. En Argentina nos encanta romper... pero la montaña de escombros por algún motivo se vuelve una muralla aún más alta.

Susana: Mil marroquíes muertos en un año por querer cruzar hacia España... son varios más que los del "muro de la vergüenza" en toda su historia. Es como si sólo tumbamos una medianera y celebramos la caída del edificio entero.
Besos

Lucy in the Sky dijo...

El hombre y sus ocurrencias. Los muros se han levantado en otros tiempos como protección contra el enemigo y generalmente los desprotegidos rogaban que no los dejaran afuera. El siglo XX, además de las guerras mundiales, trajo un nuevo uso para los muros. Los gobiernos encarcelando a sus propios ciudadanos. La veta totalitaria. La política cada vez más complicada y, al final, cada siglo con su flagelo...

Guty dijo...

Ojalá aprendamos alguna vez a derribar los muros invisibles, esos que no todos estamos conscientes de qué lado nos encontramos.

unServidor dijo...

Lucy: Es como decís. Y llegamos incluso a que la propia gente desee pagar lo que cueste autoencarcelarse en barrios cerrados. No es raro que así, sólo tenga derecho al "cielo abierto" la minería contaminante.

Guty: Será que no somos tan distintos a "los tres chiflados" en la mansión del terror... cuando uno se escondía tras una puerta, pero el monstruo quedaba de su mismo lado.

El Mostro dijo...

No se ría, así son los alemanes "¿Tenemos que ser nazis?" Más nazis que ninguno.
"¿Tenemos que ser marxistas?" Más marxistas que ninguno.

Fascinante analogía la de los 3 chiflados.

Almafuerte dijo...

Eh, lo de los 3 chiflados sí que estuvo bueno. Tendría que desarrollarlo alguna vez.

Pero vayamos a los hechos, ya le conseguí como 10 o 12 votos. Mérito sin duda de su excelente post, pero ud. vaya preparando la parrilla. Y si llueve que sean sanguches de miga, como dijo Fabiana.

Carugo dijo...

ya sabe como es esto: La igualdad entre los seres humanos y los pueblos esta construida solo de palabras. La segregación con ladrillos....

ENSUCORCEL dijo...

Gracias por hacerme conocer a Iván.
Haría falta una buena cantidad de Ivanes tirabombas en estos tiempos.

unServidor dijo...

Mostro: Eso seguro. "¿Tenemos que ser alemanes?"... ¡y lo son más que ningún otro!
;P

Almafuerte: No le temo al sámbuche, de miga ni de amigas. Pero algo me dice que hay quienes tendrán más votos. No importa: a ustedes les debo que mi derrota sea con dignidad.
:)

Carugo: Tal cual. De hecho, fijate que lo único que cambió tras la caída del muro es que, los europeos rubios del oeste, ahora pueden recibir a los europeos rubios del este...
=/

Ensucorcel: De nada. Pero Iván se llamaba Simón.
XD