Google

viernes, 27 de noviembre de 2009

Astronomía en lo profundo de la noche

Nos concentramos -inútilmente- en comprender nuestro entorno más cercano: a ciertas cosas inertes que nos rodean, y a algunos individuos particulares de una multitudinaria especie entre tantas que habitan nuestro barrio. Con eso sacamos conclusiones tajantes, como esta misma. En fin: millones de verdades, para una sola realidad. Crecemos cuando creemos aprender a ampliar nuestra mirada hasta dimensiones vertiginosas del mundo -material y/o espiritual- y aún así, no escapamos de este minúsculo planeta: otro guijarro del montón, y en ese montón... otro de los que están al margen.
A medida que la ciencia fue abriendo puertas, las viejas explicaciones mágicas han ido perdiendo terreno en el mundo material bajo nuestros pies. Sin embargo, finalizando el Año Internacional de la Astronomía, en el espacio exterior todavía se agazapan los mitos para mucha gente. Los cartógrafos de la Tierra plana, que dibujaban monstruos en sus confines, hoy disfrutarían del cine con extraterrestres. El planeta resultó redondo, pero deparaba mejores maravillas. Y a quienes despidieron al que no regresaría, él los sorprendió después por la espalda.
También el día nos parece menos tenebroso que la noche, como en las películas de terror, en las que la presencia de la Naturaleza (en forma de noche, luna, bosque...) sólo puede dar miedo a una civilización que escarba su escondite en el confort. La astronomía parece ser una ciencia de actividad nocturna, como los vampiros. Cuando Carl Sagan nos explicaba fenómenos conocidos pero incomprensibles -y por ende, temibles- nos parecía ameno... pero sin embargo, cuando la astronomía se nos acerca como un doctor serio, a transmitirnos novedades de último momento, el panorama se torna de indefensión.

O sea que no basta con que nosotros destruyamos la Tierra: ella ya pende de un hilo más allá de nosotros, los fabricantes de tijeras (lo del "hilo" es una forma de decir: no me tomen literalmente, o acá nace otra mitología)... Claro que sí podemos hacernos cargo de lo que nos toca y evitar convertir el planeta en un engrudo ácido como Venus... pero el caso es que hasta la meteorología se vuelve macabra cuando resulta que no predice ciclones a más de cinco días, y el mundo parece dispuesto a atravesar una racha sísmica. Todo acompañadito del fin del mundo que predicen los vendedores de calendarios mayas (cuando uno preferiría a las vendedoras en malla de los calendarios) y los hadrones colisionan para recrear el big-bang...

¿Vieron cómo podemos hacer de la astronomía una ciencia terrorífica? En esa oscuridad, es mucho lo que se puede esconder. Antes veíamos tres estrellas y decíamos "las tres Marías" o "el cinturón de Orión". Tecnología mediante, ahora podemos ver las más lejanas nebulosas y ver otras cosas. O ser vistos. Una de las ciencias más antiguas, resulta ser una de las que más tiene aún por descubrir.

15 comentarios:

Tiburina dijo...

La última imagen, la de ser vistos, es excelente, me encantó.

Fernando Tognis dijo...

Muy interesante Unser. Es una pena que el ego de la raza humana no nos permita pensar cada mañana lo pequeños que somos para la Naturaleza, para la Tierra y mucho más, para el Universo. El día que lo comprendamos, nos esforzaremos por potenciar nuestras cualidades más destacables y armónicas.
Te dejo un pequeño chivo: este 21 de diciembre comenzaremos a subir a la red fotografías (solarigrafías)de las eclípticas del Sol. Las tomas se realizan con cámara oscura y duran 3 meses (comenzaron el 21 de septiembre). Participan más de 20 fotografos y estudiantes de astronomía.
www.nuestraseclipticas.com.ar

Abrazo

La candorosa dijo...

Listo ¡¡ya me despertó la paranoia!!
Y yo que desde hace un tiempo ¡¡la tenía olvidada!!

Saludazos!

El Mostro dijo...

Loco, no te hagas problemas ni con la galaxia caníbal ni con los meteoritos. Preocupate más por la cana federal, por ejemplo.
Yo soy de la idea de que no hay vida en ningún otro lado. Y no me vengan con cálculos matemáticos pedorros ni la ecuación de Drake ni esas güevonadas.

Aprovechemos la vida que tenemos aquí y ahora.

Buen fin de semana.

El Gaucho Santillán dijo...

Estuviste mirando Discovery??

Con respecto a lo de la tierra plana, te recuerdo que existe la "Flat Erth Society", que siguen sosteniendo que la tierra es plana! Hoy!

Estoy viendo, a la derecha, en tu blogroll, que una tal "Susana", escribiò sobre la Papisa. Voy a ver.

Saludos

unServidor dijo...

Tiburina: Es de la NASA y sirve de fondo de pantalla. Se trata de la nebulosa NGC7293 (o Helix), más conocida como "el ojo de Dios".
=D

Fernando: Adelante. Esa clase de chivos engalanan este espacio. O sea, este espacio virtual, tampoco crea que tooooodo el cosmos.
;)

Candorosa: Su temor me conmueve... ¿la invito al cine? Podemos ir a ver Armageddon, o la del 2012...
XD

Mostro: Siempre hay peligro de vida "en otro lado", más allá de acá. Es la mejor forma de justificar los presupuestos de Defensa cuando los enemigos cercanos se nos fatigan.
;P

Gaucho: No sólo existen... También tienen su sitio web, con un logo donde no hay lugar para la Antártida...
:0

Capitana del Espacio dijo...

Muchas gracias por tu saludooo! :)
Es una sorpresa todo esto, aún no caigo y un honor haber compartido competencia...

Te mando un beso enorme!!

Fla-q dijo...

Bien, Servi, qué análisis!
Me recordaste a otro procer

http://www.youtube.com/watch?v=oGKm6_-BmRE

licha dijo...

fea la actitút, que tienen q ver los sismos???
ah?
ah?
ah?

y yo q me estaba por ir a dormir... ¬¬

Nick dijo...

Mirá si la vas a andar teniendo miedo a una galaxia caníbal, sabe cuanto falta para que una galaxia se coma a otra, para ese entonces ni tierra va a quedar, y las probabilidades de que un meteorito le pegue a la tierra y haga desastres desastrozos son tan bajas que no me quitan el sueño.

Y eso de la tierra redonda, no sé de donde lo habrá sacado, parece que no está muy bien informado, imaginesé, la tierra redonda, jajaja, nos caeríamos todos, jajaj, no me haga reír.

Ahora dicen que Colón era un espía portugués y que había estado antes de 1492 en América.

Fender Gebiet dijo...

Más que una mitología, una tautología lo suyo.

Vivir es así, incluso para los planetas, las estrellas y las galaxias. A nosotros nos cambia la vida en un minuto, imaginate a ellos.

"¿Vio doña Andrómeda? Hoy estamos, dentro de mil millones de años, no."

unServidor dijo...

Capitana: Felicitaciones, gracias y besos.
;)

Fla-q: Ese prócer ameritaba un subtitulado sin faltas de ortografía, pero bueno... ¡yo tampoco merezco la comparación, y la disfruto.
:D

Licha: Es que estaba ilustrando nuestra vulnerabilidad. (Además, por algo a las tormentas solares las estudian más astrónomos que meteorólogos...)
XD

Nick: Ud no entiende... ¡el que reencarnemos, hace que para el Apocalipsis tengamos que estar presentes!
;P

Fender: Me refería a crear involuntariamente una nueva teoría mítica, según la cual, la Tierra no sería un plato sostenido por tortugas, sino que los astros serían pelotas colgando de hilos, en el techo de la gran discoteca celestial (?).
;D

Pazcual dijo...

¿Viste? ¿viste? ¡Por eso es que deje de leer horosocopos y todo eso! Oye, que ¡ya habia suficiente con periodicos! No te digo, que ya no lo dejan uno ni negar la realidad.

Saludos,

Paz

Nick dijo...

Fuck, no había considerado ese detalle, maldito karma.

unServidor dijo...

Pazcual: Vamos, vamos que usted no sabe negar la realidad ni aunque se lo proponga.
;)

Nick: Se rumorea que la versión completa de las últimas palabras del sargento Cabral fueron "Muero contento: hemos batido al enemigo, me salvé del Apocalipsis, y no creo en la reencarnación".
XD