Google

lunes, 23 de noviembre de 2009

El escarabajo no es un bicho

Era un VW 1300L brasilero, del año '81, que compré en 1996 y que me acompañó hasta la crisis del 2001, tras la cual debí venderlo. Con él saqué mi primer registro de conductor; por él dejé de viajar a dedo; en él regresé a Santa Fe y a recorrer Entre Ríos, las sierras cordobesas hasta Capilla del Monte, y la costa atlántica desde Mar Azul en Buenos Aires hasta La Pedrera en Uruguay. Durante esos años, sus pasajeros fueron aumentando a cuatro. Lo llamábamos Santiaguito.

Soportó todo. Dormía en la calle. Vadeó arroyos que los autos modernos no atravesaban. Y una vez incluso se dejó usar de tendedero para secar la ropa... aunque escondiéndose de las miradas de otras coupés tras una parrilla.

Claro que también nos divertíamos. Incluso participamos en competencias. Hacíamos un equipo alegre y equilibrado. Pero el equilibrio no lo aportaba su conductor.

Veamos la pizarra: arriba la izquierda, entre el coche y la carpa (que está detrás del padre que se matea la baba) las más recientes pasajeras caminan calzando los "neumáticos" de sus mayores. Pensar que antes, una de ellas, podía ir parada sobre el asiento trasero sin tocar el techo. Sí: esa misma que en la foto de al lado, apenas era el primer bebé... y a quien fuimos a parir en este auto.

El tiempo es tirano. Aunque ya tenía menos tareas (habíamos conseguido soga con broches), se nos iba poniendo viejo don Santiago. La cría improvisaba subibajas a su lado, por ejemplo, y aunque él parezca sonreír, su vista ya no era la misma.

Así que no lo sacrificamos, pero debíamos jubilarlo y abrir camino a nuevas generaciones. Hoy, donde esté, posiblemente ni nos extrañe. Las chicas están tan distintas que no las reconocería. Sin embargo, nosotros, cada tanto recordamos aquellos tiempos en que todo recién empezaba y nada sabíamos del futuro.

Seguimos sin saber el futuro.

25 comentarios:

ElFlaco dijo...

De los autos que tuvimos no me apegué demasiado a ninguno, salvo de un R12 mod. 83 que la verdad hizo honor a su fama de auto de batalla, por que nos llevo a todas partes y jamas nos dejo a pie, pero lo que si recuerdo siempre era mi Vespa Mod.58 con esa nos fuimos de luna de miel con mi mujer, creo que fue el unico fierro que me dolio vender, no te digo que llore pero me dio pena verla partir y todavia la busco entre las pocas que quedan.
En fin el valor emotivo que estas cosas sin vida nos proveen es cosa de no creer no ?

MariaCe dijo...

¡Estás igual!

Juanro dijo...

¿Cómo va la frase?
Ignorance is bliss (o por ahí)

SUSANA dijo...

Seeeeeeee, Santiaguito merecía el post!
Qué bonitas fotos, bonita familia y bonito bichoooo!

¿Qué le digo Amigo? Usted debe ser el único que no sabe el cariñazo que tengo por los Escarabajo, pero el suyo era muy nuevo!!!

Me matan los cuarentosos y negros y naaaaa, no me venga con el Bentley que me ofendo!

Muchotas Gracias por compartir toda esta belleza (auto y family)

Un abrazo!

Chap! dijo...

Qué buena historia. Y qué buenas imágenes.

unServidor dijo...

Flaco: Antes queríamos a los caballos, pero eso es mucho más entendible, pues son seres vivos, con sentimientos. El fusca es un auto simpático, pero lo que me lleva a recordarlo con cariño es la cantidad de buenos recuerdos en los que él participaba. Con tu Vespa te casaste ¿cómo no va a costar después venderla?

MaríaCe: Que trece años no es nada... (salvo para los críos).

Juanro: Con lo poco que sabemos del pasado y el presente (teniéndolos al alcance)... ¿para qué querer saber el futuro, no?

Susana: Mis niñas cambiaron tanto del 2002 a esta parte, que voy perdiendo el temor a mostrar sus fotos... más antiguas. Besos.

Chap: Gracias. La cámara era una Canon AE1 a la que ya le entraba luz. Ella tampoco sobrevivió a la crisis (ni la bici, ni...)

ElFlaco dijo...

Los buenos recuerdos son lo que tiñe de sentimientos a estas cosas inanimadas, mi tema pendiente es conseguir una 58 y ponerla original, para salir como cuando eramos novios con la Clau, marcando ruta en el mapa y parando donde nos de la noche.
Me hiciste piantar un lagrimon.
Lo parió Mendieta!

El Mostro dijo...

Hermosos recuerdos!

Fla-q dijo...

Ahí, donde Santiaguito se disfrazó de tender es en el camping de Colón, no?
Qué linda historia, Servi! Cómo no los va a recordar? Mirá lo que era ese bebote!!! (no, vos no!)

Yo tengo esos recuerdos preciosos pero del 4L de mi papá.
Mi primer auto fue del laburo, y nos odiábamos mutuamente.

La candorosa dijo...

Familia y auto ideal, señor!!

Además ese auto es lo más!!! los amo!!

Saludazos!

Bárbara dijo...

Hey, unServidor, es el uso que le daría a un auto si supiera manejar. Si tiene cuatro puertas, freno, acelerador y no le entra (mucha) agua cuando llueve, es mi ideal de coche.
Qué lindas fotos, y buenísimo tu relato.
saludos!

unServidor dijo...

Flaco: Lo importante es que la falta de Vespa NO sirva de excusa al final, para no repetir experiencias semejantes.
Porque lo importante es, en definitiva, VI-VIR esta puta vida corta.
;D

Mostro: Y olvidé un dato que ya mismo agrego... ¡en ese auto fuimos a parir!
:)

Fla-q: ¡Síiiiiii! Es el camping de Colón, efectivamente, a orillas del río (que se había mandado una de sus crecidas). También mi viejo nos llevaba a Córdoba en un "correcaminos" como el del tuyo.
=D

Candorosa: ¿Le parece? Mire que nos faltó el varoncito...
XD

Bárbara: Este tenía 2 puertas, pero era una tranquilidad, dado lo chiquitas de las nenas. Ahora tenemos un gasolero rural... y ya lo llevamos de La Quiaca a Ushuaia y de las cataratas a Chile.
:P

Carugo dijo...

Mire, no era necesario que dijera nada. Si me hubioeran preguntado a mí, no hubiera dudado en decir que ese es su auto ideal....

Almafuerte dijo...

Es difícil no encariñarse con ese auto en particular, es simpático.
Ah, los recuerdos de los comienzos, es lindo tener comienzos para recordar, porque quiere decir que andamos por los medios. Y seguro que las nenas no se van a olvidar nunca de esos viajes...!

La primer foto del collage es el camping de La Paloma? Y abajo la playa de la bahía? Yo anduve muchas veces por ahí allá en el noventa y tantos ...mire si nos cruzamos ahi también.

El Gaucho Santillán dijo...

Que lindo auto!! Yo todavìa tengo una foto de mi querido Renault Dauphine, con caja de tercera!!!

Que màquina

Gamar dijo...

Como es el dicho?
No hay auto que no se parezca a su dueño.

El escarabajo es de lo más fiel que hay.
Un aplauso por el sentido homenaje.
Un abrazo

Pazcual dijo...

Mi papá quiere vender su actual carro, y yo crecí con él. Ha viajado con nosotras hasta los rincones más lodosos del país. Ojalá que nunca lo venda.

Saludos,

Paz

ojos de suri dijo...

Qué lindas las fotos y qué ternura el
auto, pura personalidad!
Muy lindo homenaje a ese fiel compañero y qué bonita familia!!!
Saludos.

unServidor dijo...

Carugo: Para mejor... Hitler nunca se lo hubiera imaginado.
XD

Almafuerte: No se extrañe que nos hayamos cruzado. Esas fotos son de Uruguay, sí. Si no era el camping de La Paloma (que en realidad está en La Aguada) era el de Atlántida, que también era muy bueno. Similar duda con la playa... si no era La Pedrera. En ésta última, la menor abrazó a Santiaguito y se quemó con el caño de escape, que aún estaba caliente. Así y todo, no queda marca y lloró cuando lo vendimos.
:)

Gaucho: Este llegaba a cuarta, así que era réquetesúper...
XD

Gamar: ¿El dicho no era para con el perro? Bueno, no importa: perro o escarabajo, son mascotas...
:P

Pazcual: Para entonces, tal vez se lo compre la hija...
;)

Ojos de Suri: ¡Cómo le va, tanto tiempo! Gracias uds, por dejarme tanta buena onda ("onda" sin H, porque Honda es competencia de Volkswagen...)
;D

Rapote dijo...

Muy lindo post unSer. Y excelentes las fotos.

A la fusca la adoptaron ya con el nombre puesto por lo que se ve en la patente, jejeje...

Un abrazo,
;) Rapote

Guty dijo...

Mirá vos todo lo que puede dar un auto.
A Inés y a mí nos costó desprendernos de nuestro querido Renault 9 1995 hace tres años, nos dio mucha pena verlo que se iba manejado por otra persona.
Hoy lo veo de vez en cuando y me pasa como con esas viejas novias: está mas lindo que cuando yo lo tenía. Igual no me quejo, mi auto actual es el primero que compramos con Inés todo a pulmón y se porta re bien, ya me llevó hasta Rosario sin quejarse y se conoce las sierras cordobesas de memoria :)

unServidor dijo...

Rapote: Así es. Fue verle la patente "SGO"... y enseguida le quedó el nombre "Santiago".
:)

Guty: ¿Del '95? ¡Aún no tuve un auto tan nuevo!
XD

Milenius dijo...

Buaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaá...

Nunca voy a vender mi Renault 12...

unServidor dijo...

No me llore, que se me desarma la carrocería.

Zippo dijo...

Increíble como un montón de fierros entrelazados puede tomar vida y tener y guardar características de las personas que lo poseen, y hasta salir en las fotos como si fueran parte de la familia.

No, si los productores originales de Herbie sabían exactamente lo que hacían.