Google

lunes, 2 de noviembre de 2009

Una de vampiros

Pasado el terror programado que nos agendaran los comerciantes, siguen habiendo vampiros más allá de Halloween. Sí, entre nosotros, en nuestro mismo país, se los puede ver sin necesidad de un tour a Europa. Y son bastante más feos que Di Caprio, Banderas, Pattinson... o aún Lugosi.
Sus potenciales víctimas podemos ser detectadas por ellos incluso en la noche más cerrada y a pesar de su pobre vista, pues compensan este sentido con un oído asombroso, captando con un sistema de radar el retorno de su propia señal sonora de alta frecuencia. En esto son iguales a todos los demás quirópteros, esos seres vertebrados que pueden volar pese a no ser aves, dormir cabeza abajo... y que reúnen a una cuarta parte de los mamíferos del mundo. Pero a diferencia de sus parientes, los vampiros son hematófagos, es decir que se alimentan de sangre. Y aunque poseen nuestros mismos cuatro tipos de dientes, tienen más desarrollados los caninos incisivos...
Hay que aclarar, sin embargo, que sólo existen 3 especies de murciélagos hematófagos, y ni siquiera los del género Vampyrum están entre ellos. Más aún: nunca los hubieron en Transilvania, ni los tiene el Viejo Mundo, pues son exclusivos ¡de América Latina!
.
Diphylla ecaudata (Vampiro de patas peludas): Aún no sabemos lo suficiente de este mamífero, el chupasangre más pequeño. En su boca no sólo se ven las muelas "del juicio", sino también un tercer par de colmillos (arriba) y más largos los de la mandíbula inferior. Prefiere alimentarse de gallinas y otras aves, y descansar en huecos entre los árboles.
Diaemus youngii (Vampiro de alas blancas): Semejante a aquél en cuanto a sus costumbres y a lo poco conocido, es aparte el de menor población. Sabe segregar una particular sustancia repelente, que escupe como defensa, y no es enemigo sólo de avicultores: también se alimenta de ovejas, cerdos, perros, cabras...
Desmodus rotundus (Vampiro común): Al contrario de otros murciélagos más vulnerables, los vampiros no sufren peligro de extinción, y esto es debido al hombre y su actividad ganadera. La especie más abundante es la que llega al centro de Argentina, y escoge a sus víctimas entre mamíferos de mayor tamaño, incluyendo vacas y caballos, a quienes saca unos 30 gramos de sangre, antes de volver a dormir con los suyos, que pueden ser unos 5.000, todos juntos en la sórdida oscuridad de una gruta siniestra... la cual es reconocible por la sangre que, ya digerida, fue vertida en forma de fecas semilíquidas. De terror.
.
¿No son simpáticos?
Aunque todo es cierto, las cosas en realidad no son como las pintan las películas. Los colmillos no chupan como jeringas, sino que sólo hacen la mínima incisión necesaria para que sangre, y así lamer -durante media hora- escasos 25 mililtros, que mientras tanto no dejan de fluir porque la saliva del vampiro es anticoagulante. Si el vampiro pecase de gula se le dificultaría el vuelo, y por la mañana el paisano lo encontrará junto a su animal herido, rematando al parásito fácilmente. El mayor riesgo para su víctima, será un posible contagio de enfermedades.
De las víctimas humanas, ninguna se convirtió en Nosferatu. Uno de ellos fue Fernández de Oviedo, a dos o tres décadas del descubrimiento de América (y si existe el karma es lo menos que merecía...) A Félix de Ázara también lo mordieron "cuatro veces en la yema de los dedos del pie durmiendo a cielo descubierto"... pero si su obra perdura no es mérito de eternidad draculiana.
La verdad es que si un hombre fuera vampiro, precisaría secarse a una docena de adultos por día (para eso, más le valdría una ballena azul, que tiene tanta sangre como la de 3.000 personas). Los auténticos vampiros no matan para vivir (al menos, concientemente). En cambio, ellos mueren si en dos noches no se alimentaron. Y más: sus hembras son tan solidarias, que si una no pudo comer, otra le ofrece la sangre que consiguió, regurgitándosela.
¿No es tierno?

21 comentarios:

SUSANA dijo...

Ahhhhhhhhh, qué feítos son! Sí, ya sé UnServidor, es un comentario poco adecuado, pero no puedo evitarlo!!!

Dígame, Usted que domina el tema ¿Son mamíferos estos vampiritos? Ahhhh, no sé si quiero su respuesta!

Y no, no es tiernoooo!!!!

Mona Loca dijo...

Son un ajquito en todos los sentidos.

Pero sí son más solidarios que otras especies, al parecer.


Igual son un asco.

ElFlaco dijo...

Pobre bichos pensar que causan asco sin embargo convivimos con todos esos chupasangre que no tienen desarrollados los colmillos pero si la innata costumbre de desangrar el bolsillo de la gente.
En fin, aguanten los vampiros

Naiflai al poder!!!!

La candorosa dijo...

Pobres bichos, cuántos idiotas le han hecho mala fama!!
¿Sabe que me caen bien?


Abrazotes!!

ENSUCORCEL dijo...

A todos los bichos les hacen mala fama los de las película/libros de terror.

Yo tenía murciélagos en los taparrollos. Al atardecer y amanecer era todo un estremecimiento. Alguna vez se metían en el departamento, casi siempre enfermos y con rabia.
Armaba safaris batmaníferos. Al menos en invierno hibernan y morfan mosquitos y batracios de otra laya.

El Mostro dijo...

Recuerdo a mi pobre madre maravillarse por la cantidad de pájaros nocturnos en Córdoba y como rajó cuando le explicamos...

Pazcual dijo...

si, si esto me sirve para exterminar los que viven en mi techo, me lo aprendo, porque los condenados no se van sino que se reproducen. es que son vivos los condenados.

saludos,

Paz

unServidor dijo...

Susana: Los vampiros son murciélagos, al igual que uno de cada cuatro mamíferos... Muejejeje.

Mona: Son unos solidarios de porquería... jajaja.

Flaco: ¿Vio? Y según la ciencia, estos 3 vampiros son los únicos mamíferos chupasangre... ¡porr favorr!

Candorosa: Ni mal ni bien, a mí... ¡que no me caigan!

Ensucorcel: Más aún, las películas de terror le hacen mala fama a la naturaleza en sí: los lugares de miedo están alejados, tienen bosques, pantanos y luna.

Mostro: Juaaaaas. Explíquele que esos murciélagos comen unos mil bichos por hora. Tal vez entienda que -sin ellos- el mundo sería aún más asqueroso.

Pazcual: ¿Segura de que son vampiros, y no simples murciélagos insectívoros? De todos modos, es mejor sacarlos del techo por una cuestión de salud (y no van a extinguirse por eso).

Carugo dijo...

La verdad, cuanto esas ratas aladas estén más lejos mejor...
Viví en un edificio tan alto que los bicharracos se metían en los taparrollos para dormir y las ventanas tenían mosquiteros pero no justamente pera los mosquitos...
Un asco, de verdad.
saludos!

Fernando Tognis dijo...

¡La mejor campaña que se les puede hacer es que son una forma gratuita y ecológica de combatir el dengue!
Muerto el dengue se acabó la rabía.
Y sí, son tan feos que me hacen acordar a muchos perritos falderos de señoras.

El Gaucho Santillán dijo...

En la fàbrica, hay un compañero que le dicen "El vampi"!!

(no pone el lomo ni para dormir)

Mirà todo lo que le puedo decir, ahora.

Daniel Os dijo...

Por sobre estos mamiferitos me siguen atrayendo las leyendas de hombres vampiros, pero más aún las contradicciones que se desprenden de esta leyenda tan enclenque. Por ejemplo, me sorprende mucho que un vampiro no se refleje en los espejos, ¿cómo hacen para verse siempre tan bien afeitaditos y sin cortaduras?

Fernando Tognis dijo...

Che, volví para comentarles que Ginobili mató un muerciélago en pleno partido de la NBA. ¿Le estará pegando la barbarie americana?
Por suerte se arrepintió
http://www.youtube.com/watch?v=g1DpjBEwekE

unServidor dijo...

Carugo: Pensale el lado solidario a la cosa... Los de arriba usaban mosquitero como los de abajo, porque albergaban a quienes comían los mosquitos de ellos.
:P

Fernando I: "Muerto el dengue se acabó la rabia"... El problema con los vampiros es que no comen mosquitos y sí transmiten rabia. Con lo de los perros falderos me mataste.
XD

Gaucho: Y bueno... Debe caerle simpático al jefe chupasangre.
:D

Daniel: Interesante pregunta. Claro que podrían ser lampiños. Después de todo, nunca vi a un vampiro afeitarse.
;P

Fernando II: Para el muciélago, seguramente le estaba "pegando" la barbarie... Ahora, hay que reconocer que los argentinos saben resolver algunas (algunas) cosas que los yankies no (desde que empezó el partido, que intentaban inútilmente sacarlo de la cancha con toallazos, redes, etc). Lo cómico fue que el murciélago les apareció en pleno Halloween...
XD

rs dijo...

No hay un bicho más feo. Bueno, capaz que sí. No quiero pensar, no quiero pensar!

Zippo dijo...

Tienen un revoloteo inquietante, es verdad. Cuando entran a un ambiente cerrado, se ponen como loquitos y eso asusta bastante.Tengo entendido que son muy útiles en el equilibrio natural campestre.

Abrujandra dijo...

Regurgitame que me gusta.

Guty dijo...

Que bichitos simpáticos los murciéGALOS (como dice mi niño). El otro día se metió uno a la cancha de padel, andaba como abombado, para mi que era por el eco de los pelotazos bajo el tinglado del techo de la cancha. Estuvo revoloteando un rato hasta que tuvo un encuentro cercano del peor tipo con una paleta (no la mía, por suerte) :(

unServidor dijo...

RS: Mi lado maligno casi le linkea refutaciones gráficas... Pero dejemos el Mal a los vampiros.

Zippo: Pero usted habla de otros murciélagos, y la entrada sólo de vampiros ¡Así nunca ayudaremos a Van Helsing!

Abrujandra: Juaaaaaaaaaaaaaaaaaaaas

Guty: Entonces Ginóbili tal vez antes jugaba pelota vasca... (¿sabe que al vampiro en La Rioja le dicen "virucho"?)

Lady Ithil dijo...

No pueden ser tan malos esos vampiros, si era de lindo irse a dormir escuchándolos "cantar"!

Ah, una cosita: el primer vampiro de la foto, ¿está endrogado?
Saludos, UnSer.

unServidor dijo...

No creo. Pero por ahí le chupó la sangre a un borracho irredento...
XD