Google

lunes, 26 de julio de 2010

Tabú

La palabra "tabú" viene de la Polinesia y significa lo "prohibido". Es también el nombre de un programa del canal NatGeo cuyos afiches se ven por Buenos Aires con la cara de algún hombre, tatuado o travestido. Dos prácticas reducibles a una: la de vivir concentrados en trabajar nuestra imagen visual. Y en definitiva, algo que ya hace años ha perdido en la metrópoli su carácter de "prohibido" para ser a veces incluso "promovido". No nos engañemos: si algo está prohibido, entonces está entre aquello que NO vemos. Si lo superficial es la norma, rebelde sería -por ejemplo- filosofar.
El "sistema" comunica desde sus obras, más precisamente desde su obra de comunicar, aquello que le resulta relevante. Lo que no quiera que se trate, no lo tratará, y lo que no trate será porque no quiera tratarlo. Allí debería apuntar nuestro ojo suicida de gato curioso para indagar temas prohibidos. Que muchas veces no son "temas" sino enfoques: otros modos de ver lo mismo, desde ángulos donde no pondrán ninguna cámara. Sólo la pondrían allí por fuerza mayor, e intencionadamente mal. Pero mientras tanto, lo importante será que el público atienda al circo montado y no genere esa "fuerza mayor". El modo de canalizar nuestra morbosa curiosidad cuando se agote de las novedades de siempre, es hacerle saber (creer) a ella que lo que está afuera de nuestras anteojeras virtuales es determinada cosa preestablecida por el mismo sistema. Algo así como aquél libro prohibido que leían a escondidas los rebeldes de la sociedad en la novela "1984", y que había sido escrito por la Inteligencia del propio gobierno...
Y es que si el camino del rebaño es el que siga el rebaño, no habrá más desvíos que los individuales. Si el caballo gritará ¡censura! cuando le pongan anteojeras, se las sacaremos... para ir llevándolo con la fuerza de seducción de un sabroso terrón de azúcar, hacia el mismo sitio al que lo pensábamos llevar antes. Eso sí: él creerá que su sendero lo toma libremente, por decisión propia. Es iluso creer que se extingan los pastores, dirigentes y machos alfa. Sólo cambian sus formas y renuevan sus estrategias.
Lo que la sociedad considera prohibido unánimemente, es pues, un espejismo, una distracción, un "plan B", la organización del Jardín con un árbol cuyo fruto no debe comerse para que -soñando su sabor- no comamos lo que ni siquiera imaginamos comestible. Salga usted a preguntar un tema tabú y posiblemente lo primero que le respondan sea "el sexo". Prenda después la TV de su casa, y con o sin zapping dígame cuánto tardará éste en aparecer. ¿Cómo podría ser "lo escondido" aquello que más se expone?
Recuerdo cuando llegó la moda de la transgresión a la TV: llegado un punto, todo lo era, lo cual es bastante contradictorio. La mayoría de las radios de hoy pronuncian "malas palabras", y si una no lo hiciera, sería justamente esa la distinta al resto. Estos son nuestros tiempos. El opio es la religión de los pueblos, y lo menos común es la normalidad.
Paren pues las antenas. Todo "informe especial" es incompleto. Todo conflicto aparente entre dos posturas, tiene varias más. Toda sorpresa política, tuvo un largo período de gestación durante el cual miramos hacia otro lado. Nuestras libres elecciones entre canales de un mismo grupo económico, no lo son tanto. No se crece igual en un hogar que veía "La Aventura del Hombre" o "La Argentina secreta" que en otro al cual la TV abierta sólo le ofrece Ricardo Fort. No todos los integrantes de la casa tienen control sobre el control. Y mientras se pelean por tenerlo, otro cuenta la plata por habérselos vendido.

13 comentarios:

El Gaucho Santillán dijo...

No existen solo dos posturas. Es cierto.

Pero hay muchos que pretenden que sì, y que ellos representan los deseos y pensamientos de la gran "mayorìa silenciosa".

El programa "Tabù", lo mirè una vez, pero no me gustò. No es màs que una colecciòn de pobres "freaks", que despiertan el morbo de algunos televidentes.

Exactamente igual, que algunos blogs "Anti sexismo", "anti patriarcado", "Anti algo".

Todos estàn locos.

(Salvo yo, y "Pingocho", el duende verde que me habla al oìdo)

Ginger dijo...

La televisión argentina está logrando que aquellos que no tienen cable, padezcan este hecho.
Y es la televisión la dependiente de los freaks y no al revés. El caso de la chocoloca es el más ejemplificador. El tabú en este caso sería mostrar al tipo millonario y ostentoso, (en otro momento usaron al travesti Lobato y así). Personalmente, miro cada vez menos televisión abierta. Y evito los de NatGeo (lo ví una vez y me pareció competencia directa de Tinelli, o del de Azcar). El problema está, no en mostrarlo, sinó en creer que es lo que elige la gente.

Blue Fairy meets Gepetto dijo...

no hay nada secreto ya.
a las 3 de la tarde podes ver cualquier cosa en la tele.
y creo cuanto mas preocupada esta la gente por temas serios, mas atencion le presta a las idioteces que muestran en la tele.
para desenchufarse vio?

licha dijo...

televisión? casi ni me acuerdo lo q es! salvo el noticiero a la hora d comer.. y algún día q puedo agarrar a bob esponja no veo nada mas...
aguanten los blogs, las series por internet y las pelis!

El Gaucho Santillán dijo...

Yo me bajè "Toy Story 3" de lo internès.

Pero en ruso, canejo!

Estoy desolado. Desolado.

OPin dijo...

Realmente un post para guardar y concursar. Me identifico plenamente con las ideas detrás de sus palabras unSer.
Un abrazo

Fla-q dijo...

Queda poco de lo secreto.
La magia está en hacerlo interesante.

No se desanime, Unservi.

Nick dijo...

Oia, el unSer se nos levantó filosófico :)

Hace montones de tiempo que no veo tele, al igual que licha las pelis y series internéticas llenan ese tiempo, los libros también. No sé si logro mantenerme aislado por completo de Fort y compañía, porque siempre hay alguno que lo vio y me contamina, pero minimizo los riesgos.

De las dos posiciones antagónicas y únicas estoy cansado, el otro día leí que los de la federación agraria piden una ley para que les paguen no sé que, ley que ellos mismos rechazaron en la voragine opositora de la 125, si es del gobierno es malo, si es mio es bueno.

Pablo dijo...

Estoy seguro de estar equivocado, pero quiero esbozar algo: es el problema de la incontrastabilidad de la información. Sobre cualquier tema, elija uno al azar, podemos tejer cualquier teoría conspirativa.

Pongamos, por citar un ejemplo, los chemtrails. ¿Cómo podemos saber si los que ven allí una intención de manipulación, son o no un rejunte de piruchos? El "sistema" no lo comunica, pero sí se encarga de que pensemos eso, lo que es prácticamente lo mismo.

Hace unos días veía en Discovery a los bigotudos estos de Mythbusters (que debería ser renombrado a "explotadores de cosas") derrotando en nombre de la ciencia (?) a los que dicen que la llegada del hombre a la Luna fue una fantochada. ¿Y cómo sé yo que estos tipos no forman parte de la misma fantochada?

De acá entonces que las otras posturas que encontremos, aparte de las dos que nos muestran, quizá también sean posturas que nos quieren mostrar, puestas obviamente en forma sutil, entre líneas, pero a la vista.

Disculpe la larguitud. Daba casi para un post en mi rancho (?).

SUSANA dijo...

Nos conocen. Estamos rebanados en issues, segmentos, target etc. Recuerdo que un profesor de la facu, hace muchos años, decía que el marketing terminaría perdiendo efectividad. Y su artículo lo confirma.
Saludazo Amigo!

Sandras. dijo...

Internet... te amo, siempre te he amado, lo mío con la tele fué solo una aventura, además fué antes de conocerte, te amo con virus, con fibra óptica o sin ella, desde mi pc, desde un café internet, desde mi blackberry, en las webns y en las mails, adoro acariciar suavemente tus blogs y ver como respondes, me encanta besar tu google, I love to listen your tube, amo mirar tu "face", me tranquiliza saber que puedo contar con tu wikipedia para solucionar mis curiosidades... contigo voy a donde quiero ...(suspiro).

(Gracias UnSer, me has abierto los ojos a la virtualidad).

unServidor dijo...

Gaucho: Es eso, un programa que apunta a obtener ganancia en base al morbo de la chusma. Nada nuevo, nada prohibido, algo aceptable para el Mercado.

Ginger: "Lo ponemos porque es lo que ve la gente"... sin contar cuánta gente ve ¡lo que le pongan!

Blue: Tal vez nuestras mayores falencias perduren por la desatención que le dedican nuestros "desenchufes".

Licha: Eso ¡Aguantemos nosotros!

Gaucho: Se dice мрачный

Opin: Siempre es un placer coincidir, señor.

unServidor dijo...

Fla-q: No revele mi desánimo ¿no ve que es un secreto?

Nick: El campo... Otro tema donde intentar una objetividad honesta acarreará la pérdida de lectores oficialistas y opositores, atentos cada cual a la necedad del otro y defendiendo rabiosamente la propia. En vez de aprovechar el histórico enfrentamiento terratenientes-pequeños productores, el Ejecutivo sólo logró trasladar el "blanco-negro" a un campo-gobierno que le jugó en contra. Y mientras tanto, por arriba de ese ring, nadie mira el tema del Ambiente pisoteado en cada round, ni el de las corporaciones que les fabricaron las cuerdas.

Pablo: La contrastabilidad podría pasar por el método científico (ver post): el experimento debería darle el mismo resultado a todo aquél que lo aplique, como las semillas de Mendel. No deberíamos ser sólo espectadores optando entre creer o no, y no se trata sólo de ver si un tercer árbol tiene mejores frutas de las que nos muestran, sino también, de aprender a sobrevolar el bosque. En cualquier caso, usted duda, y de eso se trata justamente lo que intenta difundir este post: aprender a dudar, sin perder la curiosidad.
Y acá no limitamos los caracteres de los comentarios, así que, todo bien. No lo dude...

Susana: Toda obra que te conmovió lo hizo con vos, persona, y no con vos "audiencia".
(tema aparte: ¿te gustó el post de Azurduy?)

Sandras: jajajajaja! Un placer.