Google

miércoles, 7 de julio de 2010

Ucronías: Qué hubiera pasado si...

En estos días escuché en la radio, en la calle y en el trabajo, varias voces alzadas asegurando que lo que debió hacer Maradona fue tal o cual cosa, y que tal jugador es así y que tal equipo es asá. Se suma a otras opiniones sentencias habituales que solemos proferir en las ciudades argentinas sobre lo que debe hacerse con cada problema político, del área que fuera y sepamos o no del tema. Habiendo jugado todos alguna vez a la pelota sin mérito para entrar a las inferiores de la Sociedad de Fomento barrial, nos ponemos en Directores Técnicos como esos críticos de arte que nunca pudieron hacer arte pero sí afectar a artistas. Para colmo, el más convincente opinador del rubro político puede llegar un día a ser legislador, y la historia se repetirá: quienes le dimos ese lugar lo criticaremos desde afuera, y él legislará sobre temas que no domina, aunque asesorado... por sobrinos, secretarias bonitas o gente a la que debía favores. ¿No ven? Ya estoy criticando.
Curiosamente, en el fútbol el fenómeno es más notable, tanto, que nunca se nos ocurre empezar a tomar nota y exponerlo cada semana: gente que abre la boca para decir cómo es cada equipo, quién va a romperl... ganar al otro, cómo juega cada cual, qué deberían hacer. Unos días después ninguno de los polemistas ganó el Prode, pero no importa: se minimiza el error más grosero de los pasados vaticinios propios, se refriega al adversario sus desaciertos, y ambos explican que lo que pasó es que no entró Fulano o sobraba Mengano. Acto seguido, está claro que todos sabemos como nadie de fútbol y con total inmunidad volvemos a aventurar pronósticos. Ahora bien ¿si entraba Fulano y no estaba Mengano, iba a pasar entonces sí lo que decíamos?
Llegado ese punto, el no poder ser rebatidos por sucesos no sucedidos sólo parece demostrar la irrefutabilidad de nuestras verdades. Es una trampa. Si no hubieran cobrado los goles en off-side del Mundial, si se hubiera cobrado aquél que entró y no fue visto... claro: sería otra la historia. Pero sólo tenemos ésta. Así como la Utopía de Tomás Moro describía un lugar inexistente, las ucronías tratan sucesos que están afuera del tiempo real, de éste, el que tenemos y no nos suelta. Ya el cine jugó alguna vez a imaginar un mundo donde Hitler había ganado la guerra; la revista Barcelona también escribió otras ucronías locales, y la TV muestra cómo sería el mundo actual con dinosaurios. Yo mismo a veces quise soñar qué hubiera pasado con nuestro país si...
  1. Tupac Amarú II no era vencido y asesinado.
  2. Liniers no era fusilado.
  3. Artigas "vencía" a los porteños.
  4. Urquiza no regalaba la batalla de Pavón a Mitre.
  5. Se cuidaba lo nuestro desde el vamos (cultura, medio ambiente, etc).
Las ucronías significan un buen ejercicio de ficción que podemos permitirnos para vitalizar nuestra imaginación y -secundariamente- nuestro criterio. Pero a veces son bastardeadas por un toqueteo al paso que sólo busca justificar nuestra inconformidad por hechos ante los cuales no hacemos nada, pues la solución nos queda más cómoda en el pasado. En esos casos, siempre es mejor pensar qué pasaría si...
Si sigo por este camino. O si lo cambio. Y por cuál.

18 comentarios:

El Gaucho Santillán dijo...

Fijate vos esto de la "Ucronìa".

Que hubiera pasado si no derrocaban a Peròn, los malditos capitales imperialitas, la "British Petroleum", los "Sabios de Siòn, el "Area 51" y el yeti??

Hubieramos sido un gran paìs, y Menem estarìa en cana.

Pero no fue asì.

El turco es senador.

Estoy desolado. Desolado.

Opin dijo...

El análisis futbolero es un sainete argentino que tiene todo el libreto pre-elaborado. El grito, el análisis, la desesperación, la crítica, el "debió haber hecho" y el festejo son parte de una liturgia que el varón argento a diseñado para no hablar de las cosas importantes. Para no analizar ni pensar. Eso se le deja a los aburridos que pierden el tiempo usando el cerebro cuando podrían ser de una hinchada ganadora. Juera nerd, juera..
Un abrazo

El Mostro dijo...

Artigas venció a los porteños. Después lo hicieron percha los portugueses y algún caudillejo local.

Para ver una ucronía pulenta, acá.

Saludos mostros.

Viejex dijo...

Ay UnSer, usted si que no entiende nada de nada...

unServidor dijo...

Gaucho: Tus desolaciones siempre me hacen morir de risa ¡Voy a terminar sintiéndome un HdP!
XD

Opin: Ah sí, el "juera nerd" también lo he vivido. Pero todavía recuerdo el mundial de Francia en mi laburo, cuando "el nerd" fue el único que acertó quién saldría campeón, y los sabios apostaban por países que ni llegaron a la final.
:)

Mostro: Me refería a una victoria que, en vez de en divorcio, consista en ganar la voluntad de la otra parte. Si la Asamblea de 1813 hubiera acordado el modelo federal que él proponía, las dos orillas del río serían un sólo país, las tropas gastadas en enfrentarlo hubieran estado en el NOA como querían Belgrano, Güemes y San Martín, y Bolivia no se hubiera desfragmentado por cansancio de abusos y desatenciones porteñas. Incluso nos hubiéramos evitado guerras civiles, mazorcas y destrucción del Paraguay.
Desde luego, esto es una ucronía que -como la tuya o la del que quería que entre Palermo contra Alemania- la guía un deseo, orientador de sus desenlaces.
:)

Viejex: Soy argentino. Porque no entiendo, opino.
XD

Viejex dijo...

Estoy casi seguro que sí, pero por las dudas aclaro: espero se haya entendido mi comentario como una humorada, que no fue más que eso. Saludos, UnSer.

Lucy in the Sky dijo...

La ucronía puede ser un buen ejercicio pero si y solo si sacamos provecho de ella y aprendemos. Yo creo que nuestro gran problema es la falta de identidad como nación. Fijate que sólo nos sale la pasión argentina cuando se juega la Copa del Mundo y siempre y cuando nuestro equipo vaya ganando. Después de eso, cada uno cuida su quintita y ya nadie canta el himno en los actos escolares.

Muy buen post. Un beso.

La candorosa dijo...

Y qué quiere de un país habitado por 44 millones de directores técnicos?

Tire un tema, y saltan los "entendidos en la materia" hasta de los baches de la calle!!

Ucronía tremenda ¿quien hubiera sido yo, si mis padres no se hubieran conocido?

Deje, ya me voy...



Saludazosssss!!!

Zippo dijo...

Yo no sé un pito de nada. Toco de oído y falazmente, como buen argie.
Pero sí sé una cosa: hay que prohibir en todo el territorio nacioná el uso del término "habría" y "tendrían". Se acaba toda la fantochada.
Estoy desolado como el Gaucho, pero es porque está nublado acá.

Pazcual dijo...

Aplico el ejercicio, pero no sé si al pulpo Paul le haga gracia.

Saludos,

Paz

Nick dijo...

La letra de una canción, no recuerdo cual, que canta Baglietto dice "fácil es juzgar la noche al otro día".

¿Qué hubiera pasado si a Videla y cia. (las letras de cia pueden ser mayúsculas o minúsculas, con o sin puntos, para el caso es lo mismo) los comía un cocodrilo?

Hay un capítulo buenísimo de futurama sobre eso, el profesor inventa la máquina "que tal si...".

Pablo (yo) dijo...

Una de las ucronías argentinas más imaginadas creo que es "¿qué hubiera pasado si en 1807 hubiéramos recibido a los ingleses con tortas fritas en lugar de tirarles el aceite hirviendo en la cabeza?

Curiosamente, siempre surge la conclusión de que seríamos un país "exitoso" como Australia, nunca nos comparamos con otras colonias inglesas menos afortunadas como Sudáfrica, la India o Irak....

El Mostro dijo...

O como Uganda o Birmania...
¡Bien por Pablo! Además, pensemos en nuestros apellidos, la enorme mayoría no es Hathworne o similiares, sino más bien, Rodríguez o Picciafuoco...

unServidor dijo...

Viejex: Yo lo comprendo.

Lucy: En los actos escolares sólo se hace la mímica del canto. Mucho menos se haría el "oOoOoh" de las hinchadas en la Intro.

Candorosa: Existís porque ese día a ninguno le dolió la cabeza. Mirá que buena propaganda para Geniol...

Zippo: Ya me veo a La Real Academia legislando sobre los "verbos potenciales argentinianos": aquellos donde la posibilidad siempre era a favor nuestro.

Pazcual: jajaja. El pulpo puede leernos las manos objetivamente, porque sólo tiene tentáculos.

Nick: Es el tema Parado de Rubén Blades. Y agrega:
"Me pregunto cómo puede creerse vivo
el que existe pa' culpar a los demás...
Que se calle y que se salga del camino,
y que deje al resto del mundo caminar."

Pablo: Ante todo, nosotros no seríamos nosotros, habrían otros. Lo mismo pasa cuando se sueña una Cuba sin socialismo: siempre se parece más a Suiza que a Haití.
Lo que sí te digo, es que nuestra Campaña al Desierto sería un poroto al lado de la que hubiera habido de imitarse el modelo del norte. Acá al menos quedamos mestizos, allá apenas si dejaron un indio para que haga de extra en una peli de vaqueros.

Mostro: Mucho Smith, seguramente. Y McTabárez tomaría té.

ENSU dijo...

¿Desde dónde podríamos juzgar la vida de los otros o tirar la primera piedra?


Chu chu chu chu chu
el silencio es salú...

ENSU dijo...

Y hay muchos que existen a pesar de dolores varios, con todo el dolor del alma.

Muchos malcomidos, valga el parónimo.

Nick dijo...

Cierto es, es un tema genial.

Chuso dijo...

Respecto a las ucronías (he estado dándole vueltas a algunas tras volver a ver el mapa de México que realizó el vodka Absolut en su campaña "in an absolut world") tienen una en la que Hitler y los japoneses ganan la Guerra Mundial y se hacen con casi todo el mundo en el libro de Philip K. Dick "el hombre en el castillo" y otra en la que la Armada Invencible triunfa sobre los ingleses "Pavana" de Keith Roberts