Google

viernes, 22 de octubre de 2010

El Desafío Cola

Históricamente la imagen de Coca-Cola ha estado ligada a la del imperialismo yankie. Es curioso que a Pepsi no le ocurra en la misma escala, siendo que (también históricamente) se liga a ésta con el Partido Republicano de Reagan o Bush y a aquella con el Demócrata de Clinton u Obama. Desde luego, a nuestra distancia poca diferencia vemos entre unos y otros, y el efectivo poder de la coca (cola) se ve en cómo ha impuesto en todo el mundo la imagen roja y blanca de Santa Clauss (Papá Noel en estas tierras, el viejo Pascuero en Chile) desde que en 1931 popularizase la imagen que de San Nicolás pintara Habdon Sundblom para sus anuncios.
El gobierno boliviano del cocalero (literalmente) Evo Morales, lanzó este año la Coca-Colla como un modo de competir a nivel regional, pese a que él mismo criticó luego el consumo de esta clase de bebidas aquella famosa vez en que señaló que las características actuales de la alimentación burguesa provocan homosexualidad (con la consecuente confusión mental del progresista que quiera apoyar a los gays tanto como a Evo, y que aún no ha visto la incoherencia de ir a marchas en defensa de los travestis con la efigie del homofóbico Che Guevara).
Lo cierto es que hay más de una crítica contundente a estas bebidas, y quien no las crea tiene a la Revista Internacional de Práctica Clínica informando desde la ciencia que la Coca-Cola debilita. Por supuesto, poco importa a la hora de tomar un Fernet con cola, esa curiosa combinación entre una bebida alcohólica criolla y la gaseosa del Imperio, donde está claro que es mejor la coca que la pepsi. Más peligroso que mezclarla con alcohol parece ser el hacerlo con pastillas de Mentos, tal como mostraron hace años los de Eepybird y luego montones de videos en YouTube.
Pero Pepsi no se queda atrás: en estos días está culminando el PepsiMusic en Buenos Aires y no tuvieron mejor idea que hacerlo junto a la Reserva Ecológica Costanera Sur, justo cuando las aves están llegando de lejanas migraciones e iniciando su época reproductiva. Esta semana ya se vieron anfibios fatalmente afectados por el evento, para alegría de los mosquitos de nuestra ciudad. La ONG Aves Argentinas intentó evitar el suceso, pero el gobierno de la Ciudad está más atento al pogo de Núñez, donde los electores son más fáciles de cuantificar.
Como nota de color, vaya una vieja anécdota: cuando Pepsi organizó un concurso de preguntas y lo publicó en todos los diarios menos en Crónica, su dueño Héctor García puso en su periódico todas las respuestas.
.
Actualización: Encontré esta nota de García Márquez (1981) sobre Cuba y la Coca-Cola. Podría ilustrarla esta foto del Che.

5 comentarios:

El Gaucho Santillán dijo...

Bueno, lo de las reserva ecològica lo sabìa y es un escàndalo.

no sabìa lo de "Crònica"!! que bien!!

"Combatiendo al capital..."

Grande, Garcìa.

Saludos

Pazcual dijo...

No sabía lo de la reserva ecologica y me parece una falta de respeto.
¿Le conté que en mi ciudad se creía que si las mujeres tomaban coca cola no quedaban embarazadas?

Saludos,

Paz

Zippo dijo...

Yo dejé de tomar Coca Cola, el día que pude destrabar un grifo de agua tapado con sarro, sumergiéndolo unos segundos en un vaso de esa gaseosa.Imaginate lo que le hace a tus intestinos semejante poder removedor.

Fender Gebiet dijo...

Me iba a imaginar a los pájaros con las remeras amarillas del PRO, haciendo un estudio "voluntario" de perturbaciones apareativas, pero mejor no.

unServidor dijo...

Gaucho: La ecología siempre es lo último para los funcionarios. Ahora la que se van a mandar es destruir Vuelta de Obligado para homenajear... la Vuelta de Obligado.

Pazcual: ¡Ojalá hubiera una gaseosa anticonceptiva! Sería un verdadero golazo.

Zippo: Es buena para la osteoporosis también. Para extenderla.

Fender: jajajaja
Diga que esas aves no votan, que si no...