Google

miércoles, 1 de agosto de 2007

Seleccione de Oliverio Girondo

De "20 POEMAS PARA SER LEÍDOS EN EL TRANVÍA":

  • Un libro (y sobre todo un libro de poemas) debe justificarse por sí mismo, sin prólogos que lo defiendan ó lo expliquen.
  • A veces los nervios se destemplan... Se pierde el coraje de continuar sin hacer nada... ¡Cansancio de nunca estar cansado!
  • ¿Un éxito eventual sería capaz de convencernos de nuestra mediocridad? ¿No tendremos una dosis suficiente de estupidez, como para ser admirados?
  • ...tiene la imparcialidad de un cuarto de hotel..., y que difícil es apegarse a un cuarto de hotel.
  • Lo cotidiano, ¿no es una manifestación admirable y modesta de lo absurdo?
  • ¡El mar! ..., ritmo de divagaciones. ¡El mar! Con su baba y su epilepsia.
  • Caravanas de montañas acampan en los alrededores.
  • ...van a pasearse por la plaza, para que los hombres les eyaculen palabras al oído.
  • ¡Collares de perlas que hunden un tarascón en las gargantas!
  • En el fondo de la calle, un edificio público aspira el mal olor de la ciudad.
  • Los perros fracasados han perdido a su dueño por levantar la pata como una mandolina, el pellejo les ha quedado demasiado grande, tienen una voz afónica, de alcoholista, y son capaces de estirarse en un umbral para que los barran junto con la basura.
  • De repente: el vigilante de la esquina detiene de un golpe de batuta todos los estremecimientos de la ciudad, para que se oiga en un solo surruro, el susurro de todos los senos al rozarse.
  • Y mientras, frente al altar mayor, a las mujeres se le licua el sexo contemplando un crucifijo que sangra por sus sesenta y seis costillas, el cura mastica una plegaria como un pedazo de “chewing gum”.
  • ¡Se celebra el adulterio de María con la Paloma Sacra!
  • Paraguas que sudan.


De "ESPANTAPÁJAROS":

  • La desesperación de mi generación tiene su explicación en la dirección de nuestra educación, cuya idealización de la acción, era una mistificación, en contradicción con nuestra propensión a la meditación, a la contemplación y a la masturbación.
  • Creo que creo en lo que creo que no creo. Y creo que no creo en lo que creo que creo.
  • No me importa un pito que las mujeres tengan los senos como magnolias ó como pasas de higo; un cutis de durazno ó de papel de lija. Le doy una importancia igual a cero, al hecho de que amanezcan con un aliento insecticida. Soy perfectamente capaz de soportarles una nariz que sacaría el primer premio en una Exposición de zanahorias; ¡pero eso sí! –y en esto soy irreductible- no les perdono, bajo ningún pretexto, que no sepan volar.
  • ¡Pensar que antes de subliminarlo todo, sentía ímpetus de suicidarme ante cualquier espejo y que me ha bastado encarar las cosa en sublime, para reconocerme dueño de millares de señoras etéreas, que revolotean y se posan sobre cualquier cornisa, con el propósito de darme docenas y docenas de hijos de catorce metros de estatura; grandes bebés machos y rubicundos, con una cantidad de costillas mucho mayor que la reglamentaria...
  • Bípedo implume, capaz de soldar vínculos autógenos de una sola mirada.
  • Las mujeres cuestan demasiado trabajo ó no valen la pena. ¡Puebla tu sueño con las que te gusten y serán tuyas mientras descansas!
  • La vida es un largo embrutecimiento.
  • Toda sabiduría ha de humillarse ante el mecanismo de un mosquito.
  • El solo hecho de poseer un hígado y dos riñones ¿no justificaría que nos pasáramos los días aplaudiendo a la vida y a nosotros mismos? ¿Y no basta con abrir los ojos y mirar, para convencerse que la realidad es, en realidad, el más auténtico de los milagros?

4 comentarios:

Andrea dijo...

Te puse en mi pagina de inicio!

Buenisimo Oliverio Girondo

Seleccionator dijo...

Nobleza obliga, esta selección la hizo mi hermano (bueno, el mérito no deja de ser de Oli...)

Aníbal dijo...

Un genio tu hermano!!

Seleccionator dijo...

Eso dicen, así que espero más aportes suyos...