Google

domingo, 12 de agosto de 2007

No se puede

.
Hablando con el boyero,
decía un tero-tero:
"Hacer un nido de hornero,
no sé... No se puede".

Sacándose los zapatos,
decía un maragato:
"Ya aguanté mucho rato,
no sé... No se puede".

Tenía sólo una cebolla
para 'parar la olla'
y dijo mi mama: "Yo ya
no sé... No se puede".

La plata no vale nada,
hay que pedirla prestada...
Si tenerla guardada
no sé... No se puede.

Se llevaba preso al Tito
un milico petisito,
y le decía "Ese delito
no sé... No se puede".

Poniéndose colorada
y bajando la mirada,
ella le dijo enojada:
"No sé... No se puede".

...y otra le dijo: “Gauchito
–hablándole despacito–
esperame otro ratito"...
-No sé... No se puede.

Porque el cura le pegaba,
un sacristán se tomaba
el vino mientras pensaba:
"No sé... No se puede".

"Me siento un negro distinto
tomando vino tinto"
dice un negro retinto,
y no sé... No se puede.

La otra tarde con mi yerno,
hablándome del gobierno,
me dijo: "Es un infierno..."
No sé... ¡No se puede!

ALFREDO ZITARROSA - 1969

1 comentario:

Lely dijo...

Les cuento que entré al blog y estuve casi 1 hora viéndolo, relajé de trabajar y me vino bárbaro.