Google

lunes, 3 de agosto de 2009

In gold we trust

"Los ídolos de las naciones son plata, oro, productos artificiales. Tienen lengua y no logran hablar, tienen ojos y no logran ver, tienen oídos y no logran oír. Su boca no tiene aliento. Y así terminarán sus creadores, y quienes se confiaron a ellos." (Salmo 135; 15-18)
.
.
Los hijos de B. Madoff se niegan a visitar a su padre. Otros inversionistas que confiaron en él, ni siquiera podrían hacerlo: un corte en las venas los aleja de la mayor estafa financiera. El gran templo de Wall Street exige sacrificios humanos, ese ritual pagano que la Conquista creyó erradicar del continente. Toda crisis en la bolsa de valores (¿"valores"?), repercute en sus feligreses, que dan la vida por ella una y otra vez...
Sin embargo, el éxito económico insiste en considerarse superior a otros "menores" triunfos (como salud, inteligencia, amor y demás menudencias), con quienes se hace el cancherito superado, del cual dependerían ellos... hasta que se vuelve a desestabilizar y esconder. Y en ese instante... ¡cuánto valor que tienen aquellos otros! Y el billete -que no sabe de valor- tiene menos precio, aún con más costo. Y nuestros depósitos en el "a·precio", en cambio, concretan la única inversión que nos da banca.
Moon, famoso reverendo... fundó su secta sobre la concepción de que Jesús se había equivocado al estar con los pobres en vez de con los ricos. Sospecho que su ídolo, y el de tantos supuestos cristianos, es muy similar al de Madoff. Sospecho también que muchos ateos -con su vida- riegan en cambio el mismo jardín que quiso cuidar aquél rabino que propuso dar, no pedir. Y que hubiera podido devaluar a la misma moneda fuerte del Imperio, si su pueblo hubiese entendido el alcance de menospreciar al dinero romano, y que el César se lo guarde donde sepa.
Otros son los gurúes del siglo XXI. No proponen monedazos contra el Sistema ni salvaciones conjuntas. Venden fórmulas individuales para trepar sobre los demás. Las venden, efectivamente. En efectivo. Dictan conferencias por el mundo, pues nunca tienen suficiente. Reniegan de su "padre pobre" por no haber llegado a rico. Y porque quiso que el hijo estudie, cuando lo importante no es saber sino dirigir. Prefieren al "padre rico" del amigo, que supo llenarse de dinero sin molestarse en aprendizajes. Y sacan a flote filosofías de vida, sobre tablas económicas. "Hay que comprar plata y oro" dice R. Kiyosaki. Y los feligreses que ayer adoraron a Madoff, le hacen caso.

19 comentarios:

LALE dijo...

...

Buen comienzo de semana!!

:D

Zippo dijo...

Ya me parecía que una grieta debía tener la perorata esa del "self-made man". Usted la acaba de señalar con ese dedo implacable.

Almafuerte dijo...

Que notable como algunas ideologías políticas y escuelas económicas se venden desde la racionalidad y la modernidad, y después van convirtiéndose en religiones paganas con dogmas, misterios, feligreses y todos los chiches.

Y en otro orden de cosas: mucho padre rico, padre pobre, pero ¿y la madre??? Al menos en la traducción italiana tiene que aparecer la madre.

El Mostro dijo...

Yo invertí todo mi capital en asado de tira y papas. Y borgoña.

unServidor dijo...

Lale: Igualmente para ud. Aunque no sé si para la bolsa de Tokio.

Zippo: Vendió 30 millones de ejemplares. Suponiendo a 10 dólares el libro (cuesta más) serían u$s 300.000.000... Si no era rico antes, ahora lo es. Y todo gracias a los 30 millones de pobres ilusionados que se lo compraron.

Almafuerte: Es que "madre hay una sola"... ¡y el tipo no sabe de qué clase social es!
(otra posibilidad sería pensar en lo instalado que tienen los conservadores el patriarcado, pero nooo... ¡qué va!)

Mostro: Usted invierte en el Presente. Y hace bien. Es lo único que tenemos.

checly dijo...

Tremendo post!!! Lo de Kiyosaki es la tipica: "cómo hacerse rico vendiendo libros de cómo hacerse rico". Podria sacar tambien "cómo dejar de comprar libros de autoayuda"

checly dijo...

Y esto me da mucha bronca: te roban, te roban y te roban desde hace mil años, y cuando se les cae el sistema, te piden dinero para arreglarlo y volver a robarte! Y pareciera que estuviera bien! Esto me recuerda a "Ceguera", donde un ciego con pistola controla la comida, y los demas ciegos temen acercarsele aunque se mueran de hambre.

checly dijo...

Me cago en Zeus!! (bueno, ya me descargué).

Minombresabeahierba dijo...

cuanto se ve: Prefieren al "padre rico" del amigo, que supo llenarse de dinero sin molestarse en aprendizajes.

Pensar que hace no muchos años..quizas 20 ó 40 , los padres que respetabamos de nuestros amigos era por el aprendizaje, incluido el propio.

Dad al César lo que es del César, ya Dios lo que es de Dios,... y al alma lo que es del alma...

abrazo

Pazcual dijo...

El caso Maddof es mil veces mejor que las pirámides de aquí. Y lo mejor del asunto es que un cercano a él, Andrés Priedahíta se compró un yatecito de diez millones de dolares para "enfrentar el estrés de la pérdida de su negocio". Así cualquiera!!!!!!

Saludos,

Paz

Nick dijo...

Para estos casos mejor escuchar "El sendero de Warren Sanchez": "Yo era un infeliz!".

Más vale reir que llorar :D

unServidor dijo...

Checly: La culpa no es del zeus sino de quien le da por comérselo (?) Y ahora que te veo... ¡estás a un mes de ameritar el premio QEbD!
:P

Minombre: ¡Tenés razón! Y con tu permiso, acotaría que tal vez no es un problema de 'generación', sino de edad... Los chicos todavía conservan la espontaneidad de la no-contaminación absoluta. Y ya sabemos que quienes son como ellos alcanzan metas más relajadas que los ricos, cuyas 4x4 no pasan el ojo de la aguja, aunque la compren.
;)

Pazcual: Jajaja No conocía ese caso. Igual te digo, dejame en un yate solo en medio de una tormenta marina... y al stress lo conozco realmente recién ahí.
XD

Nick: ¡Síiii! Únete a Warren, y tarde o temprano, te arrepentirás! XD

Mona Loca dijo...

Yo con lo que no dejo de maravillarme es cómo le han encontrado la veta los vendedores de libros de autoayuda, como ése que nombra. Como dijo Checly me parece la descripción exacta: "cómo hacerse rico vendiendo libros de cómo hacerse rico"

Y la gente los compra, a pesar de saber -en una parte de si mismo estoy segura de que lo sabe- que no servirá de NADA.
Porque no pasa por leer y reconocerse ( "Uy, yo hago esto, es tal cual, qué capo éste tipo")

Los valores que se reciben de la familia ( no, los monetarios no, los otros) te hace entender eso muy rápidamente. Si se tienen oídos para escuchar, claro.
Y boca para decir.


besotes

El Gaucho Santillán dijo...

El màs rico, es aquel que menos necesita.

No entiendo a la gente que compra un libro, y cree que eso le va a cambiar la vida. Deben estar desesperados, supongo.

La candorosa dijo...

Justamente anoche vi un programa sobre "Los 7 pecados capitales: la envidia", y allí se decía que mucha de esta cuestión esta dada justamente, por el pecado capital del que menos se habla : La envidia, y que es justamente, generador de muchas "aspiraciones desmedidas"...

"Si él lo tiene, yo lo quiero!!"

Saludos!

El Profe dijo...

¡Igual no me da envidia!.... Bah si.... pero poquito poco

☀Pau☀ dijo...

"Los hijos de B. Madoff se niegan a visitar a su padre". Tal vez de todo el post sea la única oración de origen dudoso. En unos años, cuando hayan muerto seguramente, nos enteraremos si se negaban a visitar a su padre o si el arreglo en el que estaban involucrados incluía fingir escrúpulos y vergüenza por el legado patriarcal.

The Bug dijo...

¡Qué filosos arrancamos agosto, eh?
Bienvenido sea.

unServidor dijo...

Mona: Es como cuando sabemos que debemos caminar más, y en vez de salir a hacerlo, nos autoconvencemos de comprar una cinta, estirando por meses la tarea porque "estoy juntando la plata", y después cuando la tenemos es un lío, ocupa espacio, y no sirve ni para colgar la ropa. Y es que la puerta de casa para salir está a unos metros del aparato del "llame ya", y también podíamos usarla... Pero vivimos en el autoengaño.

Guacho: Esa es la realidad de la milanesa. Si Kiyosaki necesitaba tantos millones de dólares para ser feliz... estamos siguiendo a un enfermo.

Candorosa: Callate y dame esas zapatillas... jajaja

Profe: Obvio. Yo no pido mil millones. Con 50.000 me conformo. Al lado de lo que el tipo tiene, es un vuelto...

Pau: Lo cierto es que 'se niegan', y del motivo ni hablo, justamente por lo mismo. También puede ser que les decepcionó perder los lujos que tuvieron que devolver. Pero si fuera estratégico, más idiota es el padre que se pierde de los hijos, sólo para tener más millones... en una cárcel.

Bug: El filo es para entrar de punta. Después nos ensanchamos, como los arpones.